2/22/2010

MARCHA ATRÁS


Laura no está en la cama. Marino saca el brazo y pone la alarma del despertador a las siete de la mañana del día anterior. Se levanta y comienza a caminar de espaldas. Se viste y baja al garaje. Arranca el coche y conduce marcha atrás. A través del retrovisor, contempla cómo el sol sale por oeste y vuelve a iluminar la carretera. Cuando llega al trabajo, el último compañero que queda se despide de él. La oficina comienza a llenarse de gente. El bullicio es ensordecedor. Marino deshace varias gestiones. Horas más tarde vomita la comida (intacta) al plato y vuelve al despacho, donde borra letra por letra varios mails. Cuando a amanece regresa sobre sus pasos y se va a casa. Discute con Laura, que amenaza con irse. Cuando se acuestan, él le asegura que pueden volver atrás, que estarían juntos otros diez años, hasta el momento en el que se conocieron, pero ella no le cree. Suena el despertador. Marino abre los ojos para comprobar si Laura se ha ido de su lado. —oñirac, saíd soneuB —dice ella.

18 comentarios:

No Comments dijo...

Me gustan estas vueltas atrás, estos cambios en el sentido de las manecillas del reloj.


oidni odulas nU

Raquel dijo...

A mí también me gustan esas vueltas atrás y esa realidad tan cierta que haces sentir.

Mita dijo...

Estaba viendo todo como en el cine con la peli hacia atrás!
Estupendo.
Besos

Víctor dijo...

Me gustó, Manu. Muy bueno y original, y no lo digo sólo por el —oñirac, saíd soneuB; sin eso también funcionaría. Eso de que el tiempo vaya hacia atrás me recordó una "albada" antigua mía:

http://realidadesparalelos.blogspot.com/2009/06/albada-v.html

Aunque reconozco que me gustó más tu idea, por ser el protagonista el que decide que el tiempo corra al revés. Te felicito.

Un saludo.

leo dijo...

Tantas veces que deseamos que pueda hacerse y menos mal que no es posible.
Me ha gustado mucho, Manu.

BB dijo...

Buenos días cariño...
Volver atrás, cuántas veces lo hemos deseado...
Qué bien logrado, Manu.
Un beso
BB

Belén dijo...

Si lo tuviera que hacer con mi día a día, no daría abasto!

:P

Besicos

Sinuosa dijo...

El sueño de mi vida, volver atras para arreglar algunas cosas. Sólo algunas, eh.
;)

Araceli Esteves dijo...

Muy bueno, Manu.
Si supiéramos andar sobre el tiempo, hacia adelante o hacia atrás, no sé qué sería de nuestras vidas...

Isabel González dijo...

Interesante experimento con el lenguaje. Muy antónimo. Me gusta.

Pablo de la Rúa dijo...

Muy bueno Manu, te quedó muy bien la marcha atrás. Un saludo.

Anónimo dijo...

Me parece que está muy bien construida esa marcha hacia atrás en el tiempo, le da verosimilitud y no deja de ser un universo paralelo, qué habría pasado sin uno hace o deja de hacer ciertas cosas. Eres una maquinita de hacer micros ;)

Saludín
R.A.

SUSANA dijo...

Sos un bravo Manu y en el microrelato estás como pez en el agua!

Magnífico review!

Besitos Querido Amigo!

Tortuguita dijo...

Qué suerte poder hacer eso...

sue dijo...

A veces dar una vueltica a las agujas del reloj no viene nada mal... y qué bonita es una mañanada!

Mr Blueberry dijo...

No deja de ser parte de la vida, saber que no hay vuelta atrás en muchos casos...O que la vuelta atrás supone mucho más esfuerzo...¿Es a este aprendizaje a lo que llaman madurar? Yo con 28 añitos ando en ello...

Abrazotes crack

mi nombre es alma dijo...

El problema de la marcha atrás es que no hay freno y se vuelve al principio que es como un final.

Un abrazo

Eva- La Zarzamora dijo...

Esto es como la peli "el día de la marmota" o "Atrapado en el tiempo"...
pero con el guión al "verrés" y con el NIF
Besos, Manu.