2/18/2010

LOBO


Lobo agita la cola nervioso. La luna llena comienza a perfilarse entre los árboles del bosque. No puede repetirse lo de la última vez. Debe protegerse del nefasto influjo que esa luz ejerce sobre él. Comienza a correr rápidamente hacia la lobera, donde le esperan su pareja y los cinco cachorros. Pero no lo consigue. A mitad de camino su espesa capa de pelo blanco se convierte en un fino vello rubio, el hocico y las garras se encogen y su morro se transforma en unos labios carnosos. Adopta la posición vertical y comienza a caminar erguido sobre dos piernas. A lo lejos brilla el fulgor de la ciudad. Se dirige desnudo hacia el resplandor de la urbe. Cuando llega a un barrio de las afuera se topa con una selva de tenderetes y roba unos vaqueros de su talla, una camiseta ajustada y unos zapatos sin cordones. Una vez en el centro, entra en el local de moda y comienza la caza. Una joven hermosa baila en la pista contoneando su ombligo al aire. Carne fresca. Le quedan unas horas, debe darse prisa. En apenas treinta minutos la ha convencido para que lo acompañe a un recóndito parque. Fornican como animales sobre el césped hasta acabar extenuados.
Al amanecer, --------------------------------Al amanecer,
como de costumbre, ------------------------como de costumbre,
despierta con una -----------------------------despierta con una
colosal resaca. ---------------------------------colosal resaca.
No recuerda nada. -----------------------------No recuerda nada.
¿Dónde se encuentra? ------------------------¿Dónde se encuentra?
La luz se cuela a través ------------------------La luz se cuela a través
de unas rejas. ---------------------------------de unas rejas.
Lo han encerrado. -----------------------------Lo han encerrado.
Los habitantes de------------------------------A la noche siguiente, la
la ciudad aseguran-----------------------------luna aún mancha
que durante las--------------------------------la negrura del cielo,
noches de luna llena---------------------------como un agujero blanco.
se escuchan los--------------------------------Una mujer con cinco niños
gritos desesperados----------------------------se presenta allí, paga
de un hombre en-------------------------------al guarda, y saca a
la perrera municipal.---------------------------Lobo de la
----------------------------------------------------perrera municipal.

18 comentarios:

Mita dijo...

¿No lo consigue?!! Para los hombres cualquier excusa es buena.Alejamiento de la responsabilidad.
Carne fresca! Creí que se la iba a "comer"!
Es buena la inversión.
Bss

Isabel González dijo...

Buena recreación a la inversa del mito del lobo-hombre

Margaret dijo...

Chapeau! me ha gustado muchísimo, sobre todo el final con la narración paralela.

Raquel dijo...

Hace poquito que te sigo y la verdad, me gusta muchísimo cómo escribes y la constante sorpresa en todos los relatos.
Un abrazo

SUSANA dijo...

ManuEspada, estás aventurero con las estructuras de relato! Un final a piacere, en paralelo...muuuuuuuuuy bueno!!!!

Besazo Indiana Jones Literario!

Eva- La Zarzamora dijo...

Es lo que tiene ser animal, que te puede salir rana el final.

Buen micro.

Besos, Manu.

Elèna Casero dijo...

Una buena manera de interpretar la fantasía.
Me gusta. El final paralelo me parece muy original.
Besos

Nieves dijo...

Me encantó, y esa mujer/loba con sus cinco niños/lobeznos recogiéndolo de la perrera.. genial.

Citopensis dijo...

Muy bueno.

Te dejo este link para que "compares"

http://citopiensoluegoexisto.blogspot.com/2009/09/eclipse.html

Miguel Baquero dijo...

Me ha recordado al famoso cuento de Boris Vian, el de El lobo hombre en París. Si no lo has leído, te lo recomiendo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Tantos hombres lobo,haya o no luna llena!!!

Besicos muchos.

Belén dijo...

jajajajaja, el hombre puede ser máslobo sún verdad?

Besicos

manuespada dijo...

Este relato se me ocurrió en el coche precisamente escuchando la canción de la Unión "Lobo Hombre" en París.

mi nombre es alma dijo...

¿Cual es la diferencia entre hombre y lobo?. Para bien y para mal, no mucha.

Un abrazo, un relato sorprendente

MANUEL IGLESIAS dijo...

Manu Muy bueno, las variaciones siempre son buenas, un abrazo

Sinuosa dijo...

Bueno, pues ya te lo han dicho todo. No sé que añadir más. Originalidad tienes a raudales.
Entrar en tu blog es un sorpresa continua.
Muy bueno.

Mr Blueberry dijo...

A mi me ponen los tochos de esa manera, y le dejo en la perrera por un tiempecito, para que se le calmen los impulsos luneros...jejejje

Muy bueno tío

Abrazotes

Raúl dijo...

Por fin se pone la lupa en el animal, y no en el humano. Muy bien trabajado, Manu. De lo más entretenido.