2/04/2010

ATRAPADO


Damián quedó atrapado en una cinta de súper ocho el día de su primera comunión. Su padre le grababa mientras cortaba la tarta, y ahí permaneció para siempre, con ese gesto bobalicón de por vida, encerrado en una película a perpetuidad. Cuando lo echaban de menos, ponían el proyector y veían su imagen en el gotelé de la pared con esa mueca infinita de satisfacción cortando el pastel en porciones y repartiéndolo entre sus primos. Al cabo de varios años se impuso el VHS y la película quedó olvidada en un desván, junto al proyector. Damián se aburría en los fotogramas de la cinta. Era la única persona real en la película. El resto tan sólo eran imágenes de sí mismos. Al cabo de varios años, en un ataque de nostalgia, sus padres subieron al desván, cogieron la película y la proyectaron de nuevo. El niño volvió a repetir el eterno gesto de cortar la tarta varias veces. Le costaba moverse. Estaba entumecido. Tantos años inmóvil. Se miró las manos. Arrugadas. Viejas. Se había convertido en un anciano. Frente a él, tras el proyector, dos niños de ocho años lo miraban con ternura.

15 comentarios:

Belén dijo...

Yo me quedo encerrada en una foto mía de la comunión y me auto hago la combustión expontánea!

jajajajajaj

Besicos

Raúl dijo...

Dios qué condena. Ser consciente de tu propio encierro, debe de ser la leche de amargo.

SUSANA dijo...

Excelente "captura" Manu!

(Y terrible prisión)

:))))

Besote Amigo!

mi nombre es alma dijo...

Siempre pensé que los videos de las comuniones eran peligrosos y había que huir de los mismos a toda leche pero el motivo era otro que el que tu apuntas en tu estupendo relato. ¡Estoy harta de los videos de las comuniones de los hijos de mis compañeros de trabajo que ni me van ni me vienen!

Un abrazo

Sinuosa dijo...

El mundo al revés: él dentro, atrapado en su vejez, y sus padres niños, mirándole desde fuera con amor.
Una idea originalísima.

Araceli Esteves dijo...

Yo también estoy atrapada en una cinta de super ocho, que se pasó a VHS, después a DVD y lo que te rondaré morena.

Pablo de la Rúa dijo...

Jeje. Muy bueno Manuel. Me ha gustado la idea de ser atrapados. Un saludo.

Mita dijo...

Es muy creativo, Manu.
Con tu permiso, lo he colgado en el tablón de anuncios.
Besotes

manuespada dijo...

Encantado, Mita ;)

MANUEL IGLESIAS dijo...

Algo en tu relato me ha recordado Arrebato del reciente desaparecido Ivan Zulueta. Se filmaba los sueños, había un fotograma en rojo. Algo ocurría, en el paso a paso de imágenes . Siempre ocurre algo con las imagenes proyectadas en super 8. Era un formato mágico.

Miguel Baquero dijo...

Tío, tu imaginación no tiene límites. Es fastuosa. Enhorabuena-

(Oye, me he dado cuenta de un fallo en el texto del margen derecho. pone Grupohubo en lugar de Grupobuho...
En breve recibirás una visita de los amables chicos de la SGAE para acabar de rematar el cobro por este servicio)

Nieves dijo...

Qué bueno!!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es precioso y muy ingeniso, pero eso no es nuevo. No me canso de pensar en tu extraordinaria imaginación,¡lo haces tan real!!!
besicos muchos guaapo.

Palabrasalbapor dijo...

Como siempre, sorprendiendo agradablemente con tus relatos. A mi me gusta mucho ver las comuniones de mis hijos, también las miro con ternura, pero no se la hago ver a nadie, que conste.

Un beso

Esteban Dublín dijo...

Un cuento extraordinario.