2/01/2010

EL SORBO


A Javier Tomeo, a quien no tengo el gusto de conocer, pero sí tengo la suerte de haber leído sus "Historias Mínimas"

El señor del bañador azul a rayas se levanta, se sacude la arena con la toalla y se mete en el mar hasta la cintura con un vaso vacío y la pajita del daiquiri que acaba de apurar. Se agacha hasta rozar el agua con la pajita y sorbe todo el océano hasta dejarlo sin una sola gota. El señor del bañador azul a rayas escupe toda el agua que lleva dentro en su vaso de daiquiri. A través del cristal se aprecia claramente una pareja de ballenas jorobadas que nadan alrededor de la rodaja de limón, varios bancos de atunes chocan contra unos delfines desorientados y tres familias de elefantes marinos salen a la superficie del vaso. Un bañista que lleva puesto un flotador con forma de tortuga intenta aferrarse a un trozo de hielo y un anciano nudista con la piel muy arrugada flota sobre una gotita de ron. El señor del bañador azul a rayas trata de pescar con dos dedos un tiburón blanco que devora una pepita de limón, pero una succión enorme lo introduce en un tubo, pasa a través de unos dientes y aparece sobre una lengua con sabor a tequila y sal.

12 comentarios:

Raúl dijo...

No sé si conoces el maravilloso libro de imágenes "Zoom", de Istvan Banyai. Acabas de recordármelo.
Fantástico.

manuespada dijo...

Pues no lo conozco Raúl, pero gracias por la recomendación, todo buena nota.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Genial niño,tu imaginación no tiene límites.
Besicos muchos.

Araceli Esteves dijo...

Plas, plas, plas... tu ingente imaginación ha conseguido otra perla.Enhorabuena.

Herman dijo...

Precioso. Las "Historias mínimas" de Tomeo siempre disparan la imaginación.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Es genial leerte y que nos sorprendas.
saludos y salud

Anónimo dijo...

Genial,de verdad. No sé que más decir... ;)

Un saludo

R.A.


Y aparte del surrealismo encima tiene mucha miga el relato con ese final, muy filosófico.

Elèna Casero dijo...

¡qué portento de imaginación que tienes!

Me descubro ante ti.

Besos

Nieves dijo...

Cada vez me sorprende Vd. más. Saludos

leon no es feroz dijo...

Es buenísimo!! Leí hace tiempo a Tomeo y me gustó.Y alguna cosa suelta de Quim Monzó.
Saludos

Belén dijo...

Qué cosas querido amigo... porque yo voy a empezar un libro de mi paisano Tomeo...

(Ya te contaré)

Besicos

Sinuosa dijo...

Qué imaginación, por dios... Y yo aquí seca. ¿Seca? Claro...
¿No serás tú el del bañador azul, eh?
¡Fantástico!