9/19/2008

YO FUI UN NEGRO

Hoy quería hablar de un problema que tuve con una editorial a raíz de una conversación con una amiga. Hace unos tres años una editorial me encargó un libro de humor sobre una serie de televisión, ya que yo había trabajado para la productora de la comedia y le habían dado mis referencias. Ese verano me quedé sin vacaciones y escribí el libro en un mes durante unas catorce horas diarias dándole a la tecla. Me dijeron que el libro no iría firmado. De hecho, la historia estaba escrita en primera persona por uno de los personajes de ficción de la serie, el de más éxito del momento. Registré el manuscrito en el registro de la Propiedad Intelectual, lo entregué y me pagaron unos 300.000 pesetas (de las desaparecidas, no de las antiguas) y esperé sentado. Cuando se publicó el libro nadie me avisó, así que me fui al Corte Inglés y me lo compré. Cuál fue mi sorpresa cuando abrí el libro por la primera página y estaba firmado por otra persona que no conocía de nada. Cuando llamé a la editorial me dijeron que mi trabajo concluyó en el momento que me habían pagado y que la historia era suya. Le habían entregado el manuscrito a otra persona amiga del director de la serie para que introdujera algunos cambios. Esta persona cambió lo que quiso y el resto lo dejó exactamente igual, con puntos y comas. La ley dice que los derechos de autor son irrenunciables, aunque haya cobrado por hacer un trabajo de encargo, con lo que al menos debería haber figurado como co-autor. Cuando le expuse este punto a la editora me colgó de malos modos. Llamé al sindicato y les mandamos un burofax que les anunciaba una denuncia inminente si no incluían mi nombre, pero los cutres (que no habían registrado el trabajo) adujeron al ISBN del libro, así que lo tenía ganado. Pero la cosa se torció cuando me llamaron del registro y me dijeron que no podía registrar un libro cuyos personajes no me pertenecen, ya que son de la productora, y que necesitaba su permiso por escrito, pero, ¿cómo iba a pedir permiso al director de la productora cuando su amiga había sido la que firmó mi manuscrito? Del género tonto. Así que tuve que paralizar la historia y comerme el libro con patatas. Cada vez que veo mi libro firmado por esa persona me llevan los demonios (vendió bastante). Así que… se puede decir que una vez fui un negro.

PD: Por cierto, la editorial es una filial de la editorial más importante del país, o al menos la que más vende, lo cuál dice mucho de cómo está el mercado para los autores.

19 comentarios:

Odiseo de Saturnalia dijo...

Y luego dicen que pasan accidentes...

Es para matarlos.

Cuanto vago de postín y literato, hay suelto.

Intentan que leamos lo que ellos quieren, nos venden lo que quieren vender y si en los mientras se aprovechan del pequeño, no pasa nada.

En fin... lástima de...

ella dijo...

Manu, me pillas en un día hipersensible para tocar según que temas, así que mejor me callo y te dejo toda mi solidaridad envuelta en un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Por el amor de Diossss!!!
¡Puñetero mundo de las letras! Estoy segura que más de un libro de "Fulanito o Cetanito", están escritos de igual forma y luego los laureles para ellos!
Ayer mismo me pasó una cosa parecida pero con una receta de mi propiedad y es que la gente tienen un morro, desde entonces estoy indignada, me la pedian para colgarla en un blog de otra persona, así por la cara y como ya estoy más quemá que la pipa de un indio, dije por supuesto que no, que ya estaba bien de hacer el tonto, porque por confiada y mojigata, me han tomado bastante el pelo con temas psor el estilo! Desde ayer, estoy segura de pasar al mundo de los estupidos, ¡encima!
Puñetero mundoooooooooo!!!!
Manu, no aprenderemos nunca!!!!
Besicos guapo y mi solidaridad, uffff.

Evan dijo...

Que impotencia luchar contra gente así, sabiendo que nunca te van a dar la razón.

Manu, que pena, porque en cierto modo, te han plagiado :(

Un besito!

Mita dijo...

Qué barbaridad...De todas formas, ese que firma, será incapaz de escribir nada nuevo y bueno...
La gente anda fatal.
Besos

Belén dijo...

No perdona, no fuiste negro, te robaron la obra,que no es lo mismo...

Patético, sin duda...

Besicos

Miguel dijo...

¿y cuántas cosas más como estas habrá que no conocemos? Es una verdadera vergüenza. No hay nada más duro para uno que ver como otro se aprovecha de tu trabajo.

Lástima de gente

Nos vemos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Creo que deberías hacerlo público y poner una denuncia aunque te diga el abogado que vas a perder. Hay muchos "negros" en España´. Cela tenía un despacho con seis o siete. Es cosa sabida entre las gentes que nos informamos sobre libros y editoriales, pero no entre los lectores menos cultos, que se resisten a creerlo. Habría que denunciarlo. Aunque sé que los medios de comunicación harían piña en torno a la editorial en cuestión (me figuro cuál es) pues todos tienen intereses en el sector y a nadie le conviene ponerse a mal con la competencia.

Oscar Alonso dijo...

Pues enhorabuena. Que no todos los días se puede decir que uno es negro, aunque sí que se está negro, lo ve negro, etc...

Tormenta. dijo...

Dicen que con el tiempo, todo llega a su lugar.. no es justo la verdad, eso está claro, pero como te digo, tiempo al tiempo, y no está mal luchar contra una injusticia así, en fin niño, aquí nos tienes! un besazo!.

Lula dijo...

No me extraña que te lleven los demonios, me llevan a mí y no es mi historia...

Un abrazo Manu.

Aprendiza de risas dijo...

¡¡Putada!!

Ya sabes para otra... de los errores se aprende y ya no más ser "negro".

Besos de cura-sana,

LUISA M. dijo...

¡Menuda faena te han hecho!
Y ¿dices que ya no puedes hacer nada? ¿seguro?
Debe ser horrible ver tu obra con el nombre de otro autor (o autora, da igual) que la han cogido ya terminada, y, sin ningún esfuerzo creativo, se llevan los laureles (ventas, reconocimiento...) A mí no me ha pasado nada parecido, pero me hago idea... Entiendo que te sintieras fatal.
¡Ya sabes! no vuelvas a confiar en ellos (por cierto, ¿de qué editorial se trata?) y cuando registres una obra escrita hazlo con tu nombre.
Suerte en tus futuras creaciones. Saludos

manuespada dijo...

Luisa, registré el libro con mi nombre, por supuesto, ¿con cuál iba a hacerlo si no? Lo que pasa es que en el proceso de registro tardaron meses y finalmente me dijeron que no podía registrar una obra en la que salían personajes que no eran míos sin el permiso de la productora (aunque sí tengo la factura del trabajo no tenía un permiso explícito y firmado). Y el nombre de la editorial, pues creo que está bastante claro, ya tuve bastante en su día con este asunto. Sólo te diré que era un libro escrito en primera persona por un personaje flacucho que vivía en un edificio lleno de gente singular, y el título del libro era su frase más famosa.

manuespada dijo...

Cecilia, en ese momento no podía gastarme en abogados una pasta que no tenía para luego perder el juicio y además pagar las costas, las cosas no son tan fáciles.

El gaucho dijo...

GUAU manu... que historia encima justo cuando estoy con el tema de los derechos de autor y las patentes, ojala un dia me puedas contar la historia con lujo de detalles ya que creo que me serivia mucho, el tema de la propiedad intelectual nos engloba a todos los que producimos "arte" de alguna manera, asi que creo que tu post es excelente... nos vemos!! te prometo una ilsutracion del desguace pronto

manuespada dijo...

Pues ya sabes Gaucho, a registrar cada trabajo que hagas, y muchas veces ni siquiera es garantía de nada.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Joder como funciona el tema, auqneu no sé de que me sorprendo en este mundo. Si Miguel Angel ya tenía a negros dibujando para él.. imaginaté.
Lo mejor, al final, es autopublicarse, con todas las consecuencias que ello lleva.
Saludos y salud

ALMA dijo...

He leido con curiosidad esta entrada porque yo en tiempos fuí "el negro de macguffin" que era el título de mi antiguo blog.

Siempre te queda el consuelo (paupérrimo lo se) de que el libro gustó.

Un saludo