9/26/2008

ECUACIÓN


La mujer X gana 1.800 euros al mes.
La mujer Y gana 600 euros al mes.
Tanto la mujer X como la mujer Y, que son vecinas, quieren meter a sus hijos en el mismo colegio público.
¿Quién debe tener prevalencia para ingresar a su hijo en ese colegio si sólo queda una plaza en el centro?

La lógica (y la ley) dice que la mujer Y es la que tiene derecho a esa plaza. Hasta aquí todo el mundo está de acuerdo, hasta que esas personas que ven con buenos ojos esta selección se enteran de que la mujer Y es inmigrante. En ese momento X piensa en voz alta: “¿Por qué un inmigrante le quita el puesto a mi hijo, que es español?" En lugar de preguntarse, "¿por qué una persona que gana menos de la mitad que yo tiene prevalencia sobre mí?"

Desde hace algunos años llevo escuchando argumentos similares, en los que tan sólo se pone sobre la mesa el factor inmigrante. ¿Qué ocurriría si a ese inmigrante se le denegara la plaza? Que seguramente ni siquiera sería escolarizado por falta de medios, aunque ir al cole sea obligatorio. Y ahí es donde comienzan los problemas, las bolsas de analfabetismo los guetos y la falta de integración.

Pero seguiré escuchando cosas como: “¡Los inmigrantes tienen más derechos!”. Y no, sólo son más pobres. Algo parecido ocurre con la sanidad pública. A a quien le jode verlos en urgencias. Quizá deberían ir a un santero. Comenzamos a tener mentalidad europea, quién nos ha visto y quién nos ve.

8 comentarios:

Mita dijo...

Eso no es mentalidad europea, eso es típicamente español.Siempre se ha rechazado lo que viene de fuera.

fonsilleda dijo...

Buena entrada y mejor reivindicación todavía. Las cosas están así y lo más triste es que, cada vez, SON más así. No entiendo mucho a la gente y quizá con esta crisis todo se está poniendo feo y tendremos que regresar a los trabajos que abandonamos para "los otros", pero es indudable que los que ya están aquí, tiene los mismos derechos que yo o que los de los vecinos de enfrente.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, y quizá la mujer X tampoco se pregunte, que tiene ese sueldo gracias a que estudió porque su padfre estuvo en Alemania o en Suiza. Y pudieron poner un baño con azulejos y una cocina con horno, que luego sevia de despensa...
Ufff, que mala memoria tenemos
Besicos guapo

frikosal dijo...

Si, es correcto. Pero quienes tienen que hacer frente al problema de la integración son los que encuentran colapsada la sanidad pública, la escuela pública, más competencia por acceder a un lugar de trabajo poco cualificado, etc.

Estos a veces no son tenidos en cuenta por la izquierda oficial, cuyos políticos normalmente predican valores de solidaridad, que yo comparto,... pero ellos no viven en los barrios problemáticos ni llevan a los hijos a la pública, ni van al médico del seguro, ni ven como otro coloca los ladrillos por la mitad de dinero.

Esto terminará por provocar una fractura y alguien va a explotar ese discurso demagógico que tu describes acertadamente. Esto ya ha pasado en otros lugares y va a pasar aquí.

Juan 43 dijo...

Si.
Hace tiempo que se nos ha olvidado que aquí era un Hits la canción del Emigrante de Antonio Molina.
Ahora vivimos tiempos en que nuestra cultura nos empuja a estudiar EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA en Inglés. Muy educados si señor.

Saludos.

¡ Salud !

Cecilia Alameda Sol dijo...

¿No se da cuenta la gente de que esos niños, hijos de inmigrantes, son ciudadanos españoles que, cuánto más sepan y más estudien, más contribuirán a que la sociedad española progrese y se enriquezca (en el sentido cultural, económico, político, etc)?

ALMA dijo...

Lamentablemente, cuando en una ecuación aparece como variable la palabra inmigrante, las matemáticas dejan de ser exactas (leáse justas).

Un saludo, vengo recomendada por Juan43 y veo que se esta bien en tu casa

ALMA dijo...

Gracias por pasarte por mi casa y como a todo recién llegado un regalo, un poema de Carlos Marzal en mi voz: pluscuamperfecto de futuro.

Un saludo