11/29/2009

VENGANZA


El personaje está harto. Lleva años encerrado en el libro haciendo las mismas locuras, una lectura tras otra siendo un tarado que se cree caballero andante con un amor imposible, una condena perpetua en una cárcel de papel, una inmortalidad tediosa y repetida, pero el personaje consigue salir del libro y coge un arma precisa para la venganza que tiene planeada: una pluma. El personaje redacta un texto y envía a su autor a una guerra terrible, lo mete en una cárcel y para rematar, le amputa un brazo.

15 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Jajaja, ¡que bueno, como le has dado la vuelta!!!
Niño, que imaginación la tuya.

Besicos muchos.

Sinuosa dijo...

Pues mira, cuando yo era una niña muy pequeña y en el colegio nos hablaban del Quijote, no tenía muy claro quien era el del libro y el de fuera.
Qué curioso, oye.

Mita dijo...

ajjajajajajaj
Qué mala uva tienen los personajes.
Tú ten cuidado!!

Belén dijo...

Ostras, no me puedo creer que Quijote hiciera eso...:S

Me estás rompiendo muchos mitos!

Besicos

Raúl dijo...

¿Envía a su "protagonista", o a su autor?
En cualquier caso, la venganza no sólo puede tomarse como previsible, sino casi como perdonable; tratarle de loco a uno es muy fuerte.

manuespada dijo...

Tienes Razón Raúl, quería decir al autor, que a su vez es protagonista de su texto, pero quizá se entienda mejor poniendo autor.

Palabrasalbapor dijo...

Y montón de años que lleva... eso sí, también le dio vida.

Un beso

BB dijo...

Pobre don Miguel, le salió la
criada respondona.
Encima, lo denuncia por malos
tratos, lo manda a la mili, lo
encarcela y le amputa un brazo...
¡Qué Quijote tan endemonidado y
vengativo!
Un cambio total de roles.
Me encantó, Manu.
Un beso
BB

Álvaro Dorian Grey dijo...

jajaja y le pide derechos de autor
saludos y salud

Araceli Esteves dijo...

Si a todos los personajes les diera por vengarse de los autores, rodarían muchas cabezas, sin duda.

mi nombre es alma dijo...

Si yo fuera alguno de los personajes de algunas novelas no dudaría en reescribir algunas historias. Lo que les hacen padecer pobrecitos mios.

Un abrazo

eva-la-zarzamora dijo...

A mí no extraña que se vengue después de lo que le hizo sufrir por más bálsamos que se inventase y reparaciones que llevase el pobre hidalgo, encima de que nunca pudiese ponerse en pie el muy maltrecho caballero ni mandarse un besín con la Lorenzo.
Sin contar que eso le pasó a Don Miguel por devolverle la cordura a Alonso, que ya le valió, tras tanto desatino y andanzas... Devolverle su sano juicio y encima acabar con él en un camastro, con cura, ama y parentela :=)) a quien se le ocurre...

Me encantó, Manu.
Este me lo llevo... por referencias unamianas, pirandellianas y más. Sonrío.

ordago13 dijo...

Anda que no hay molinos por ahí, uno en cada esquina¡¡¡

Muy bueno tu blog

leo dijo...

Cría cuervos.
(De repente siento miedo. Debo ser más respetuosa con algunos entes
;-)

L.N.J. dijo...

Muy vengativo y sugerente relato.

Saludos.