11/10/2009

MONOGRAFÍA


Un gran amigo mío, profesor en una Facultad de Periodismo, asegura que una alumna le preguntó qué significa "abstracto", también me comenta que tras una hora poniendo a parir a Pinochet, nadie sabía quién era el sujeto en cuestión, y de 200 alumnos, ni uno solo, conocía el significado de la palabra "monografía". Por favor, todo el mundo sabe que una "monografía" es la caricatura de un simio. ¡Mamma mía!

16 comentarios:

Elèna Casero dijo...

Estaba a punto de apagar el ordenador y, de repente, me sale la monografía. Diosmío y que nadie sepa que es lo que es.

Espera que no consigo parar de reír. Me has sorprendido, Manu.
Ha estado genial.

Por cierto,¿qué es un Pinochet? el hijo de Pinocho.

mi nombre es alma dijo...

Y si además el simio es una mona y la vestimos de seda tenemos una concepción abstracta y si me apuras a Pinochet.

Un abrazo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Jajajaja. ¡apero que guasón eres!!!!
Besicos muchos.

zayi dijo...

jajaja ¿Y a quién le quedaba la duda?
Besitos.

Rick dijo...

Muy bueno lo de la monografía. La verdad es que vamos para atrás en lo que a cultura se refiere.

Belén dijo...

Facultad?

Ezo e é?

:P

Besicos

Raúl dijo...

Como castigo a esos alumnos, a elegir: un mes encerrados en un zoológico, o en el San Severo.

eva-la-zarzamora dijo...

A mí ya no me sorprende nada. Y ya ni les pregunto por si acaso.
Pero te contaré la última. Ha sido la siguiente y hace apenas unas semanas. Tras explicarles la Transición española una alumna me dijo que la ETA era una ONG. Ainss...como te lo cuento.
Y eso que forman parte de las "élites"...
Es que ahora son "Masters" no monografías. La culpa es nuestra. Nos tenemos que poner un pelín al día y hablarles en su jerga.
Eso sí, tienen buen gusto, pues
empecé a corregir lo de "Abracadantesco", y tu bucle tuvo mucho éxito. Ya os mandaré un mail perso a los que participásteis en su día.

Además de que ahora por aquí estamos con una experimentación y una nueva reforma. Las letras van a ir desapareciendo progresivamente pues la filial literaria pura y la filosofía ya no le motivan a nadie y se van cerrando progresivamente. En eso estamos... ¿y a dónde nos llevará todo esto? Chi lo sa. Mamma mia! como bien dices.

Besos, Manu.

leo dijo...

Pues entra la risa de leerte, pero en realidad es para llorar. Y mucho.
Todo un arte.

Anónimo dijo...

Me recuerda la archifamosa Antología del Disparate con aquellas respuestas de los alumnos, algunas realmente divertidas e incluso surrealistas(como para dar pie a un microrrelato).
Pero hasta en eso ahora son menos creativos los estudiantes, aquellos demostraban una imaginación sin límites. :)

Apunta alguna más según te cuente tu amigo.
Un saludo
R.A.

...flor deshilvanada dijo...

jajaja me has hecho reir!

Un beso, te leo siempre.

Anónimo dijo...

¡Una anécdota que enlaza con el tema!

Jope , me he acordado después dándole vueltas a lo de la palabra abstracción.

Sé que la contó algún escritor referiéndose a la hija de un compañero. La niña decía Parque de Abstracciones en vez de Parque de Atracciones y eso al escritor le pareció la mar de estimulante intectual y creativamente.
Yo me imagino un parque lleno de cosas extrañas, artefactos y por ahí sueltos los pensamientos de Kierkegaard(que va que va que va, yo leo a Kierkegaard ;)) o de Nietzsche...

¡Estoy desbarrando!
Saludo
R.A.

manuespada dijo...

R.A., es una idea estupenda para un relato, yo que tú me ponía manos a la obra. En serio, me encanta.

Anónimo dijo...

Pues tienes razóm Manu. Me pondré a ello...

R.A.

Anónimo dijo...

¡Ya me acordé!

El escritor que comentaba la anécdota es Javier Tomeo(autor de Las Ficciones Mínimas precisamente)
respecto a la hija de un amigo. Luego hizo una reflexión filosófica a raíz de la confusión de la pequeña pero que yo sepa no se le ocurrió ningún micro...
Un saludo.
R.A.

Aquí el enlace
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1992/11/15/028.html

manuespada dijo...

He pegado este enlace pero no me sale nada, RA:



http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1992/11/15/028.html