11/11/2009

MAGNICIDIO


La víctima me es familiar —dijo el policía señalando la escena. Sobre el suelo había tendido un hombre obeso en un manto de copos que acababan de cuajar. A varios metros, unos renos buscaban briznas de hierba que llevarse a la boca. —¿Por qué ha disparado a este sujeto? —preguntó el inspector a la dueña de la casa, que permanecía esposada junto a sus hijos, dos niños de unos cinco años. La escopeta de cartuchos aún echaba humo por el cañón junto al árbol de navidad. —Venía a robarnos, ¿no lo ve? —respondió la señora mirando el cadáver. La barba blanca del presunto caco estaba manchada de sangre, y hacía juego con su llamativo traje rojo. El agente arrancó de la mano del ladrón un saco repleto. Lo abrió y comenzó a sacar cosas. Sorprendido, comprobó que la mayoría de los objetos sustraídos eran juguetes.

12 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Pobre Papa Noe, ni él va a estar seguro en este mundo, o acaso, la crisis le afecta tanto? jejje.

Besicos muchos.

mi nombre es alma dijo...

Si es que ya lo decían los puristas de la típica navidad española. Papá Noel ha venido a robar la navidad a los Reyes Magos, y mas pronto o más tarde tendrá su merecido. Y le llegó su hora.

Un abrazo, un relato estupendo

Joaquin dijo...

Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.
Saludos -comunicate-

zayi dijo...

Se han cargado a Santa????... ahora sí que estamos jodidos!!!... yo le había pedido un móvil nuevo porque el mío se ha quedado mudo... pues nada! ojalá a los reyes no les de por ir a casa de la señora de la escopeta...
Besitos.

BB dijo...

El mejor cuento de navidad que
haya leído jamás, Manu.
Un beso
BB

Belén dijo...

No, si al final le meterán a la madre en la cárcel cuando ella lo que quería era proteger lo suyo...

Besicos

Raúl dijo...

Buen relato. Escribes suelto, ágil y preciso, Manu. Pero déjame que hoy le ponga un pero, sin que por supuesto sirva de precedente (me ruborizo con la sola idea de que te lo tomaras a mal, Manu). El caso es que, según mi gusto, el cuento se entiende perfectamente incluso si prescindimos la frase final, que a mí se me antoja un tanto explicativa y quizá hasta innecesaria. Sin ella, el relato me resultaría mucho más contundente.
Un abrazo.

Elèna Casero dijo...

Si hubiera sido aquí ... a mí me decían que iba a venir el hombre del saco pero creo que jamás se me hubiera ocurrido dispararle.

Triste cuento ... ¡pobre!

Miguel Baquero dijo...

Es que hay que reconocer que tená una pinta sospechosa y unas intenciones no muy claras...

manuespada dijo...

Es posible Raúl, le daré una vuelta a tu sugerencia. Gracias a todos.

Anónimo dijo...

Lo que me gusta es la posible segunda lectura por debajo de la capa más tradicional del micro.

¿Ya nadie reconoce a Papá Noel?
No ya los adultos...ni si quiera los niños. La paranoia, el miedo...

Un saludo
R.A.

Sinuosa dijo...

Pobre...