11/27/2009

EL RUMOR DEL PISO DE PILINGUIS


Este rumor es un clásico en multitud de comunidades de vecinos. Para que surja es imprescindible la presencia de una, dos, o más vecinas macizas (o no) que vivan juntas. Si hay un mínimo trasiego de personal masculino en la casa, entran a escondidas hombres mayores y salen con un aspecto más juvenil, el efecto bola de nieve no tardará convertirse en avalancha. Vincularán a las inquilinas con la prostitución, la trata de blancas, el sadomasoquismo, las líneas calientes, los masajes eróticos o cualquier práctica de ésas que se leen en los anuncios breves de los periódicos serios antes de la sección de deportes. Se comenta que varios famosos han visitado el piso. Al final resulta que las chicas son médicos cirujano de carrera que se dedican al transplante capilar masculino, un oficio que realizan con total discreción para preservar la identidad de sus clientes.
¿Cómo nace?: Varios vecinos casados y algunos adolescentes cachondos captan mediante su detector de hormonas presencia femenina en la escalera. Sus fantasías eróticas unida a la educación de colegio de curas hacen saltar el rumor. Sus mujeres, muy envidiosas ellas, se encargan de echar leña al fuego.
¿Por qué nace?: Si lo crea una mujer: Menoscabar la reputación de las señoras/señoritas con el fin de hacer daño a su imagen pública. Si lo crea un hombre: Alimentar su lujuria.
¿Quién lo soporta?: El blanco de este rumor son señoras o señoritas majas y misteriosas sin pareja conocida en el edificio. Nunca han presentado a novio o marido en sociedad.
¿Es de fiar?: Cuando es cierto nunca existe el rumor. Las señoritas directamente lo convierten en noticia poniendo un cartel en el portal, haciendo buzoneo o entregando publicidad en mano: ¿Gozamos juntos? Llama al 3º B y pregunta por las vecinitas cachondas. Te recibiremos en tanguita. Servicio completo 60 euros.

8 comentarios:

BB dijo...

Me ha encantado cómo has
descrito lo que puede hacer
la maledicencia o el prurito
de dañar. Como se puede
manipular la realidad, con
una interpretación antojadiza.
Me empezó a rondar el Aria
del Barbero de Sevilla:
la calunnia e un venticello
un´auretta assai gentile.
che insensibile sottile,
leggermente, dolcemente,
incomincia a sussurrar.
Las señoritas del 3o.B,
están a salvo de malas
interpretaciones o de
rumores mal intencionados:
van al grano.
Buenísimo, Manu
Un beso
BB

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Ay Manu, ¡que malos y retorcidos, podemos a llegar a ser!
Besicos muchos.

mi nombre es alma dijo...

Historia real como la vida misma. Vecino ve en el periódico foto de su vecina, llama al número que hay en la página de contactos y ésta le cita en el 4-1ª para un masaje con final feliz. Ya no era un rumor lo de sus vecinas.Que hacía el vecino leyendo esa parte del periódico ya es otra historia, otro rumor dice que solo quería hablar con alguien.

Un abrazo

Raúl dijo...

¿Pura abstracción, o hablamos de alguna comunidad de vecinos en concret? Y en este segundo caso, por favor, la dirección, si eres tan amable.

Belén dijo...

jajajjajaja, tienes razón, es más... una compañera mía de la carrera lo sufrió en sus carnes! porque hacía prácticas de masajes con un colega ciclista, y algunos de su club jajajajja

besicos

Mita dijo...

Qué me he reído con la palabra "pilinguis", es estupenda.
Y justo le da al relato el tufillo tardofranquista que tiene.
Besotes

Miguel Baquero dijo...

Es curioso, pero cuando cuatro chicos, por ejemplo, alguilan un piso, todos dan por seguro que son estudiantes, pero cuando lo hacen cuatro chicas unas de dos: o son putas o son bolleras. Que se piensa, quizás, sin animo de ofender, pero se piensa seguro

eva-la-zarzamora dijo...

Parole, parole, parole e intríngulis y otra palabreja más erótica que me inspiró tu post pero que no dejaré por pudor y a causa de rumores póstumos... Sonrío.

Besos, Manu.