11/04/2009

EL ESPAÑOL

Nos han vendido la moto de que el español es la segunda lengua más importante del mundo, y eso es, simple y llanamente, mentira. Es mucho más importante el francés, el japonés, el chino, e incluso, el italiano o el alemán. ¿Por qué digo esto? Cada vez que salgo al extranjero vuelvo cabreado con este tema. En los museos de casi todo el mundo las explicaciones suelen estar en los idiomas arriba mencionados, incluso en coreano. En los aviones, las películas también vienen es esos idiomas. Del español, ni rastro. Por no hablar de la Literatura. Nada de autores hipanohablantes, a lo sumo, y como mucho, Reverte. ¿No éramos la segunda lengua del mundo? Pues no. Y es cuando me da por pensar que hay un montón de chupatintas viviendo del cuento. ¿Qué carajo hace el instituto Cervantes? ¿A qué se dedica el Ministerio de Cultura? ¿Por qué lo hacen mejor que nosotros los franceses o los italianos? Está muy bien luchar por la unidad del idioma en los países hispanos, pero con eso no basta. ¿Es que no se puede llegar a acuerdos con museos, instituciones, incluso agencias de viajes o aerolíneas? Me da la impresión de que las instituciones que se dedican a la supervivencia del español viven en una urna de cristal y se dedican a debatir si la palabra "gilipollas" debe formar parte o no del diccionario de la RAE. Una vez más, regreso del extrajero con la sensación de que nos han mentido desde pequeños. ¿El español es importante en el mundo porque varios millones de personas lo hablemos en América, España y Guinea? Con esta tarjeta de presentación debería bastar para que nuestro idioma estuviera presente en todos los rincones del Planeta. Pues no, eso es una moto. Nos ningunean. Y no veo que nadie haga nada. Y esto me parece una vergüenza. Eso sí, en todo el mundo ven los partidos del Madrid y el Barcelona y se saben los nombres de todos los jugadores, poque los clubes se lo curran, y me parece bien. Debería tomar nota el Gobierno. Que aprenda de los clubes de fútbol y exporte el español al mundo, que falta hace. Y que no nos cuenten bolas, porque el español no pinta nada ni en Europa. Seguimos siendo algo exótico, muy cool, como dicen los sajones, sin más.

11 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Pues vaya, vendida y bien vendida la moto y se de que hablas. Importa mucho que salga bien la foto y se invierte mucho en todo eso, así se pierden los dineros. La cultura y lo nuestro, son harina de otro costal, ¡creo yo!

Besicos muchos y bienvenido al mundo de las tildes.

Belén dijo...

En el final de post haces tu propia solución... se lo curran!

Besicos

Raúl dijo...

Esta misma reflexión me la he hecho yo un montón de veces.
En cuanto al Instituto Cervantes, a mí siempre me ha parecido una tapadera de espías, algo así como un nido de "agregados culturales". Sonrío.

Pd.- Envidia me ha dado tu viajecito. Envidia.

Lola Sanabria dijo...

¡¡¡Muac!!! Beso y un largo abrazo, Manu. Totalmente de acuerdo contigo. en Londres, que a fin de cuentas es Europa hasta que alguien diga lo contrario, ni un cartel, ni una explicación en español. Como les digo a mis chicos del Centro donde trabajo:"¡Compañeros del metal, a la huelga general!". No hay que decir ni una palabra en inglés ni otros idiomas, como si fuéramos mudos, que se esfuercen en traducirnos cuando salimos por ahí.

Bienvenido, cangurito feliz.

mi nombre es alma dijo...

Contentito te veo.....

Un abrazo en el idioma que quieras

Araceli Esteves dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, amigo. Menuda tomadura de pelo.
¡Qué envidia me has dado con tu viaje!

eva-la-zarzamora dijo...

A ver, Manu, creo que me tocará volver tres veces ;)Pues soy de las de tres tiempos, tres movimientos y hoy ando cansada pues recién regreso como tú.
El Cervantes es lo que es. Hay que pasar examen para entrar o que te coloque el Jefazo... y sé de lo que hablo.
Pero hay gente que se lo curra y bien y se merece su plaza.
Es cierto que hay mafias pero ni más ni menos que como en todo curro...
El español funciona. Tal vez no en Australia, pero sí en Chicago ( aunque sea haciendo escala) en Miami, Nueva Orleans, Nueva York, Amsterdam, Londres, París... e inclusive en Berlín por poner sólo algunos ejemplos. Aunque todavía no funcione como nos gustaría que funcionase ;)
Es cuestión de perder tiempo con el franpagnol o el spanglish y más..

Recuerdo mi primer viaje a Londres, en un comercio de King Donuts. El empleado era un muchachito español, con el cual ejercité mi poco inglés y su mucha paciencia. Frente a mí se sentó un british con bombín y otro en plan hyppye que se hurgaba los dientes con hilo dental...
La Lady Dy acababa de palmarla. La reina con una escoba en la columna dorsal... y mucha flor ante el Buckingham Palace, mantenía el tipo.

La Elvira Lindo sacó un artículo sobre el español que resume un pelín lo que pienso y no...
Te lo dejo :
http://www.elpais.com/articulo/cultura/I/like/your/mono/elpepucul/20081006elpepicul_2/Tes


Besín.
Volveré.

Mita dijo...

El Instituto Cervantes hace una labor de difusión y trabajo estupendo en Europa.Por ejemplo, el de Frankfurt existe desde hace poquitos años, y tienen secciones dedicadas solo a los niños, algo que me parece importantísimo.
El número de estudiantes de español se ha triplicado en las universidades alemanas.
En los Institutos de ser una lengua inexistente ha pasado a poder ser elegida por los alumnos como primera (primera, sí) lengua.
Es cierto que los hispanohablantes no son un colectivo con fuerza económica importante, lo que se refleja en la minoritaria presencia del español en Internet, por ejemplo. Si se compara con el inglés, el francés o el alemán.
Hasta los años 80 España no comenzó a "despertar", hay que tener una memoria un poquito larga. Y supongo que a nadie se le ocurrió que fuera importante poner las instrucciones en trenes, restaurantes, hoteles, servicios públicos en general en español.
Una cosilla más (y no doy más la lata!!), además se está trabajando por difundir esta lengua a un alto nivel cultural y educativo. Atrayendo a gente con un fuerte interés por la cultura y la forma de vida del mundo hispanohablante. Esa es una labor impagable.
Bueno, y si contratan a alguien para que vaya poniendo cosillas por ahí, pues mejor.
:))
Besotes

manuespada dijo...

A ver, yo no digo que el español no funcione a nivel académico, sé que se está enseñando por todo el mundo en la escuela y demás, digo que no es útil para los hispanohablantes que salen al extranjero normalmente a no ser que te vayas a América (inclusido EEUU), y también sé de lo que hablo porque por circunstancias personales he tenido la suerte de estar en muchos países y el español parece no existir. Seguramente el quid de la cuestión está en lo que dice Mita, que el hispanohablante no ha tenido dinero para viajar hasta ahora y por eso se nos ha ninguneado, pero creo que ya es hora de que las cosas empiecen a cambiar, ¿no? Que ya han pasado 30 años desde los años 80 y China acaba de despegar y ya se lee chino en todos los países. Y para eso, aparte del ámbito académico, hay que currarse el ámbito empresarial, institucional y político para que el español esté en la calle por el mundo, en subtítulos de películas, en los aviones, los vídeoclubs, en los letreros… Si nuestros padres no saben inglés y no están metidos en el mundillo académico también tiene derecho a saber qué es lo que pone en un museo de Berlín. Mi sensación es la que he expresado, lo siento, pero creo que nos ningunean y nos dejamos. (Cervates aparte, que no lo conozco).

Y lo de la UE es sangrante, las lenguas de trabajo son el inglés, el francés y el alemán, claro, las de los poderosos. ¿El español no era nuestro mayor patrimonio? Pues en la UE no piensan igual. Por no hablar de los EEUU, donde hacen leyes que penalizan su uso para que no se extienda más. Lo que me molesta de verdad, es que los anglosajones creen que todo el mundo tiene que saber inglés, y muchos de ellos (otros no, pocos), ni se esfuerzan en decir "hola". En mi último viaje ni la azafata de Iberia, contratada por Iberia, te hablaba en inglés. El colmo.

Ya que estoy metido en materia, lo de TVE Internacional, es decir, nuestra ventana en el mundo, es de juzgado de guardia. Por no hablar de Filipinas, donde el colonialismo cultural nos ha echado de una patada para siempre, y nos hemos limitado a mirar como tontos. Y a este paso, los franceses van a conseguir lo que tanto desean, que en Guinea ecuatorial se acabe sustituyendo el español por el francés. Y por cierto, que se hable español en Chicago es lo más normal del mundo, pero ¿por qué en Australia no voy a poder leer instrucciones en español? No tenemos que poner límites al idioma.

Por último, la Literatura hispana. A Coetzee le preguntaron en una entrevista a qué autores españoles conocía y dijo Cervantes y Javier Marías. Punto. Y lo dice todo un premio Nobel y además profesor en la Universidad. Algo no se está haciendo bien, porque aunque tendamos a pensar lo contrario, el español no es tan importante en el mundo como nos quieren hacer creer.

Raúl dijo...

Vuelvo a suscribir, tanto tu entrada, como tu fervoroso comentario.
Que no somos nadie, joder.

BB dijo...

Manu: A mi me parece que tienes
toda la razón. Si no te defiendes
con el inglés, cuando viajas,
con el español estás frito.
Y te duele...Ese ninguneo es
realmente ofensivo.

Besos
BB