5/21/2008

MARADONA


Aunque me gustan casi todos los deportes, de hecho he practicado varios toda mi vida, reconozco que debo ser de los pocos humanos del género masculino que detesta el fútbol, sobre todo por aburrido. Tengo un concepto muy norteamericano del deporte, creo que deben pasar cosas, espectáculo, y en el fútbol pueden estar dos horas pegando patadas a un balón sin que pase absolutamente nada, el colmo del aburrimiento. Pero también reconozco que cada vez que veo los goles de "El Pelusa", no sé por qué, me emociono. Ahora que Emir Kusturica ha presentado un documental sobre su vida en Cannes he podido volver a ver esos goles en la tele, y me he vuelto a emocionar. Incomprensible, y eso que no soporto el fútbol.

2 comentarios:

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Pude ver a Maradona cuando militaba en el Sevilla en una eliminatoria de copa del Rey con el Mérida.
Aunque ya no era el que maravilló en México 86, el toque que tenía era algo que dejaba con la boca abierta. Quien tuvo, retuvo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Yo también lo odio. Iba con mi hijo pequeño y mi marido a ver partidos locales y regionales, pero cuando no acaban haciendo una brecha al arbitro, acaban en peleas unos contra otros y no soporto esa vielencia y ese desahogo en las gradas, lo siento
Ufff, que atrasada estoy en comentariso
Besos