5/22/2008

EL SUPREMATISMO


El hombre que confundía los colores abre los ojos. La luz cobriza entra por las rendijas de la persiana y proyecta lunares alargados sobre las paredes del dormitorio, formas puras. La carretera es más negro sobre blanco que nunca en la Castellana, pero al llegar a las nuevas torres aparece Gotham gris sobre fondo naranja, como un cuadro de Malevich. La oficina hoy es más roja por fuera y amarilla por dentro, igual que un fruto tropical, de esos con los que se hacen zumos exóticos en el norte y provocan disentería en el sur. Frente a él, sentada al ordenador, está ella. Un vestido azul con ribetes morados acentúa el color de su piel caoba. Sus ojos amarillos sobre fondo azul le desconciertan. Un fogonazo. Llama a la puerta del médico de empresa, que le recibe con una bata fucsia. Pide la baja por depresión, pero el doctor se la deniega y él se va a bar, un lugar plateado lleno de espejos. El hombre que confundía los colores llora frente al sol y sombra bien cargado de coñac. En la televisión del garito, Ingrid Bergman besa a Humphrey Bogart antes de coger el avión. Y el hombre que confundía los colores bebe otro trago y, al fin, sonríe.

14 comentarios:

irene dijo...

Me gustan las películas en blanco y negro.
Cualquier día dejaré yo también de ver los colores, entre el trabajo y el blog, estoy un montón de tiempo frente a esta maldita pantalla, y aún quisiera estár más, me falta tiempo, por supuesto me refiero para el blog, al trabajo que le den...
Besos.

Belén dijo...

Al mal tiempo... siempre nos quedará parís... que no?

Besicos

Odiseo de Saturnalia dijo...

A mí, hay veces que me gusta la vida en blanco y negro...

Pat Rizia dijo...

gracias por la visita, a mí también me gusta mucho la portada del libro, espero que si lo lees no te defraude. Un abrazo, Patro.

herodes de la betica dijo...

Donde esté un buen blanco y negro, que se quite el color. Sólamente en fotografía, merece la pena. Ay, mi Marilyn Monroe de mis culpas, que estaba más atractiva y seductora en BYN...
Un fuerte abrazo.

Lula May dijo...

Qué agobio, la verdad, no me extraña que encontrara consuelo en un escena en negro y blanco ;-)

Besos.

Sol solito dijo...

Entre el blanco y el negro está el gris...Besos

Ayshane dijo...

a veces, la vida es en blanco y negro, podemos ser felices con ellos o en cambio en nuestra mano esta el poder para cambiarlo...

Besos

ALBERTO LÓPEZ dijo...

You must remember this
A kiss is still a kiss, a sigh is just a sigh
The fundamental things apply
As time goes by
And when two lovers woo
They still say, "I love you"
On that you can rely
No matter what the future brings
As time goes by

Benjuí dijo...

¿Y qué más da?

LA CASA ENCENDIDA dijo...

... y porqué no vamos a cambiar el color de nuestra vida? Si no le damos otra cosita, ¿que nos queda?
Está bien el blanco y negro. Para mí esas fotos tienen un encanto especial como unos recuerdos distintos las pelis de la época.
Besicos

Recaredo Veredas dijo...

¿Y el viejo color del cinemascope? Saludos.

SUSANA dijo...

"Tócala de nuevo,Sam"

Demasiada confusión, demasiados colores, una vida contaminada de matices.

Vamos de tanto en tanto con el blanco y negro, por una sonrisa segura, un territorio también seguro, donde descansar.

Precioso!

Besos!

Vivian dijo...

Hola Manu
Un derroche de palabras coloridas y un final poeticamente lindo.
El blanco y el negro son hermosos en algunas imágenes, pero a mí me gusta el arco iris...¡Bien "cachivache"!(Como dicen en Cuba jaja)
Un beso