9/19/2011

LAS PAREDES DEL W.C.


Hoy os dejo otro relato largo que supuso para mí un antes y un después. Con este cuento retomé la escritura de relatos después de años sin escribir otra cosa que no fueran guiones televisivos. Con esta historia de mensajes escritos en las paredes de los baños la suerte de ganar un concurso importante y eso me animó a recuperar mi faceta de relatista. Este relato llevaba por título "Las paredes del WC", y posteriormente se lo cambié por "El desguace". Se convertiría en la principal pieza de mi primer libro de relatos, "El desguace". Se trata de un texto de carácter fantástico y mágico, muy relacionado con el uso del lenguaje. Creo que es el cuento al que más cariño tengo porque, en cierto modo, fue el comienzo de una etapa nueva en la que los relatos volvieron a convertirse en una parte importante de mi vida. Os dejo el enlace. Espero que os guste:
http://www.paradaderubiales.es/portal/RecursosWeb/DOCUMENTOS/27/0_8658_1.pdf

20 comentarios:

Rosa dijo...

Plas, plas, plas.

Besos desde el aire

AGUS dijo...

Me ha gustado mucho, Manu. Especialmente el salto fantástico desde la realidad de un WC hasta ese desguace, la ambientación de éste y el fondo del texto. Y la manera en la que la historia vuelve a esa realidad del principio, como si todo hubiera sido un sueño. Gracias por rescatarlo.

Abrazos.

Maite dijo...

Afortunadamente, los grandes premios saben cuando tienen que llegar, en el momento justo de que el escritor se de cuenta de que tiene mucho que decir. Felicidades, Manu.

Nicolás Jarque dijo...

Manu, es un relato entre lo fantástico y lo real. Es juego que pone al descubierto las grandes injusticias de esta sociedad: no el que más sabe es el que mejor vive.
Me ha gustado ese trayecto desesperado en el desguace y como renuncia a vender toda su sabiduría.
Un saludo.

La Zarzamora dijo...

Por ese desguace te conocí, Manu.

Aunque mi preferido es Locura: estado transitorio.
No sabes lo que les costó a mis estudiantes traducir la palabrita... desguace :)

Besos.

Odys 2.0 dijo...

Es muy bueno, Manu, muy bueno. He empezado a leerlo con curiosidad y el relato no ha tardado en atraparme en su red. Irónico, guasón, melancólico por momentos, y envuelto en un halo de misterio que te hace saborear cada palabra mientras vas tirando del hilo que ha de conducirte hasta el final. Enhorabuena.

Raúl dijo...

Inquietante...

Anónimo dijo...

Es normal que le tengas mucho cariño a este relato. Al volverlo a leer me he acordado de cuando lo leí en el libro. A mi también me gusta mucho. Creo que es muy bueno. Porque lo bueno es construir una historia desde lo normal.¡ anda que no leemos pintadas en los baños! y mira en lo que desemboca el relato.

Elena Casero
Un abrazo.

David Figueroa dijo...

Excelente Manu! Ninguna cosa sea donde falta la palabra!
Un abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Es un relato fantástico en todo el sentido del término, Manu.

Saber lo que supone para el autor hace, incluso, que el disfrute de leerlo sea aún mayor.

Un abrazo.

Claudia Sánchez dijo...

¡Un cuento magnífico Manu! Me encantó!
Saludos!

Susana Camps dijo...

Muy imaginativo, con una estupenda tensión interna que obliga a leer con interés hasta el final. Me ha gustado mucho, mucho, especialmente sabiendo que te devolvió al mundo del relato. Eso confirma la magia de las palabras dentro y fuera del texto.
Abrazos.

Markos dijo...

Estupendo cuento, para enmarcarlo :-)
Salu2

Elysa dijo...

Manu, un relato fantástico en el más amplio sentido del termino.
Engancha desde el inicio y consigue mantener el interés durante toda su lectura.
Me alegra que te trajerá de nuevo al mundo del relato.

Besitos.

Lola Sanabria dijo...

Este relato ya lo conocía y me encantó. Me sigue encantando.

Puñado de besos.

R.A. dijo...

Así fue como vine a parar aquí: al leer el relato ganador, me gustó tanto que inicié una exploración Google mediante. ;)


Abrazo

Sinsellos dijo...

Me parece originalísimo y cautivador, enhorabuena Manu.

Arte Pun dijo...

Es una mezcla muy original de W. C., poesía, paro, literatura, desguace y el lado de siempre de la cultura.
Es muy ameno y agradable.

Gracias po rel relato. Un abrazo.

Kum* dijo...

Cojonudo, Manu. Es decir... Deputamadre, compa. Eso, Putamadre.

Pd: perdón, pero me forré en el desgüace.

Besos payasos.

Ximens dijo...

He leído tu desguace. Ten por seguro que compraré tu libro de relatos. Qué envidia me das, escribir así.