1/04/2010

LOS POLÍTICOS HABLAN, LOS LÍDERES ACTÚAN


Este post es una mera protesta al viento, como las palabras que se lleva. No soy especialmente ecologista, aunque reciclo y no me gustaba que gran parte de mi familia se fuera de caza (por mera tradición heredada de la supervivencia migueldelibesiana, como Alfredo Landa en Los Santos Inocentes, todo hay que decirlo), pero en mi adolescencia admiraba a aquellos hombres y mujeres que, subidos a zodiac con el logo de Greenpeace impedían que balleneros actuaran de manera impune exponiendo su vida a los arpones de cañón, o cuando los franceses hundieron el Rainbow Warrior matando a un fotógrafo porque la organización, siempre de forma simbólica y nada violenta, protestaba contra las pruebas atómicas de ese país en la Polinesia francesa. Pero me parece una vergüenza que en pleno siglo XXI se mantenga en la cárcel al responsable de Greenpeace España por una protesta de lo más inocente, sin ni siquiera poder contactar con su familia sólo porque la cumbre de Dinamarca ha sido un fracaso absoluto. Considero que es un abuso policial y judicial por parte de las autoridades danesas, tan civilizadas ellas. Ni que fueran los secuestradores del Al Qaeda del Madreb, que raptan a gentes de ONG,s a los que algunos compatriotas nuestros (muy solidarios con la vida ajena) como Risto Mejide o Sánchez Dragó consideran meros pijos que se merecen lo que les ha pasado en Mauritania. El Gobierno danés, con esta forma de atajar el asunto me parece que queda a la altura del betún. Sólo por desplegar una pantarta que instaba a los líderes a actuar. ¿Y el Gobierno español qué hace? La vista gorda. ¿Qué pasa ahora? ¿La tierra no era sólo del viento, como decía aquel jefe indio? ¿Cómo dijo Zapatero? Lo malo es que las palabras también son del viento. Se las lleva volando. Porque los políticos hablan, los líderes actúan.

10 comentarios:

Belén dijo...

Querido... porque el sistema de globalización al que nos estamos metiendo poco a poco es un sistema dictatorial en el cual no puedes manifestarte en contra...

(no es igual esto que una dictadura? pues eso)

Besicos

Raúl dijo...

Entre que no entiendo la postura del gobierno de aquí, y el peculiar comportamiento de república bananera que está teniendo la fría Dinamarca (sí, Dinamarca, la moderna e industrializada Dinamarca) en este asunto estoy tan "pez" como escandalizado.

Mita dijo...

Debe haber otros intereses en ese caso, no lo dudes.
Yo he regresado de España un poquillo asustada. El índice de desempleo es brutal, el vacío en los debates políticos una desvergüenza, el consumismo callejero espeluznante. ¿Qué es lo que está pasando realmente?
El comportamiento de "nuevos ricos de los noventa" desorientados? Qué es?
Besillos

Anónimo dijo...

Yo , a estas alturas, ya no espero nada de los gobernantes. Sólo me queda la esperanza en el individuo, en el ciudadano. Al igual que Rosa Parks consiguió revolucionar la lucha por los derechos civiles de los negros mediante el sencillo acto de negarse a dejar su aiento a un blanco, yo creo que la fuerza está en el individuo no en las instituciones.
En fins...no nos dejemos aborregar. Lo de Copenhague ha sido una tomadura de pelo, se ha hecho lo que China y EEUU han dicho y los demás a poner el culo...

Un saludo con el cambio de década.
R.A.

Lola Sanabria dijo...

Creo que el título que le has puesto a tu post es un acierto. Sería genial que hubiera no un líder sino cientos de miles, millones de líderes que lidiaran con todo lo dañino que hay en este mundo. Utopía, hoy.

mi nombre es alma dijo...

No le dejan salir simplemente porque les ha dejado con las verguenzas de ser un país seguro al aire.

Un abrazo

Mita dijo...

Feliz día de Reyes Magos. Y como niña con juguete nuevo, he colgado una entrevista en mi blog a tres escritoras espanolas: Elena Casero, Isabel Barceló y María Lleberós.
Os agradecería, en un ratito de tiempo, un comentario para ellas.
Danke!

Besos

Elèna Casero dijo...

Pues parece que ya han salido, eso sí, con cargos.
La gran Dinamarca pillada en falso.
De todas manera, yo opino como Mita: no sé qué está pasando, pero no me gusta un pelo. Y sí, en efecto, la globalización nos lleva a otro tipo de dictadura.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, parece que esto se ha arreglado hoy, pero no dejas de tener razón. Las cosas, las leyes y todo en la vida que estamos viviendo se desmadra y lo lógico se convierte en ilógico, lo humano en inhumano y la vida a veces es una pura metáfora.
Ojalá todo cambi, hay días que no entiendo que nos pasa.
Besicos.

Araceli Esteves dijo...

Lo único bueno de este asunto es que Greenpeace ganará adeptos.