10/15/2008

¿LA ECONOMÍA ES UNA CIENCIA?


Entre mis quehaceres diarios se encuentra la lectura y relectura de la prensa nacional con el fin de explicar al espectador el devenir de la actualidad política y económica, y lo cierto es que son muchas las preguntas que me asaltan cada día tras la lecturas de índices tan abstractos como el Íbex, el Euríbor, el Down Jones o el índice Nikkei. En la Facultad de Periodismo nos dijeron que la Economía es una ciencia, nos hablaron de Adam Smith, y nos enseñaron aquel tostón de las curvas IS, LM y no sé cuántos parámetros macro y microeconómicos más. En esta época de crisis y otras ya pretéritas siempre me he preguntado: Si la Economía es una Ciencia con mayúsculas que, incluso tiene su propio Premio Nobel, ¿por qué falla más que una escopeta de feria? Mi propia teoría, una hipótesis de andar por casa, es que la Economía al fin y al cabo es dinero, y como decía aquella película, el ser humano por las dos cosas que más mata es por dinero y por desamor, con lo que las fórmulas de la Economía deberían estar mezcladas con variantes de tipo humano tales como la ambición, el racismo, los robos, los miedos personales y colectivos, los alcaldes corruptos, el lugar de nacimiento, la apatía de las empresas farmacéuticas en el Tercer Mundo, la ideología política, el abolengo familiar, la tacañería, la capacidad de ahorro, la avaricia o la generosidad. ¿Cómo se puede hacer una Ciencia aséptica en un terreno como el económico, tan mezclado con los peores resortes y sentimientos de la Humanidad?

Por ejemplo, la fórmula del Producto Nacional Bruto es Consumo + Inversión (PNB=Consumo + Inversión (X-N)) Es el valor de los bienes y servicios finales producidos en un período determinado en una economía por los nacionales vivan o no dentro del país.

¿Esta fórmula no debería incluir factores como que un directivo de Renault se levante con resaca y decida que el vino español es peleón y se pira de España para construir coches a Rusia porque le gusta más el vodka? ¿En qué fórmula reflejan los economistas este tipo de factores? ¿Por qué sigue habiendo pobres si la Economía es una Ciencia? Ni siquiera es una Ciencia que sólo sirva a los países ricos, porque si no, no entrarían en recesión. A los que sí les debe funcionar es a las grandes fortunas personales y familiares. Con perdón, pero, menuda mierda de Ciencia es la Economía. Al final sólo es pasta, y con la pasta, ya se sabe lo que pasa, no es la teoría de la gravedad, es más, trasciende normal universales.

Como posible solución propongo que volvamos a la sociedad del trueque. Para empezar, cambio subrayador amarillo fosforito por boli bic cristal, que escribe normal, aunque no descarto el bic naranja, que escribe fino.

9 comentarios:

Paula dijo...

Empiezas con el subrayador amarillo y podrías acabar con una casita en un pueblo canadiense todo nevado (¡menudo frío!), como en el anuncio aquel (de no sé qué).

manuespada dijo...

Sí, una especia de cadena de favores, tan de moda ahora. Si acabo con una casita empezando con un subrayador quizá empiece con una bici y vete a saber...

Cecilia dijo...

Los que escapan a todo parámetro científico son los humanos, las mentes de los seres humanos que la controlan y la manipulan. Pero como ellos tienen la pasta, ellos dictan la ciencia.

Odiseo de Saturnalia dijo...

No hay ciencia que sea una categórica ciencia...

Si encima una de las variables de la ciencia es humana, nos metemos en extrañas sintonías donde "el todo vale", "yo el primero", "y para mí, todo", son las características más rastreras de la especie humana, aunque nos empecinemos en esconderlas bajo una preciosa corbata.

Mita dijo...

No sé si te llegó mi comentario anterior o te llegó con el nombre de Idoia, que es mi colega y ahora mismo estábamos compartiendo el ordenata.
Decía que no entendí casi nada de índices no sé qué ...Pero que no te cambio el subrayador porque me da tiricia y si es amarillo, más; qué color tan feo.
A mí me encantan los bic

Juan 43 dijo...

Lo malo del trueque es que aquí también existen "expertos economistas"
Hasta el trueque resultó ser un sistema económico condenado al fracaso.
Si es que no nos apañamos en ningún sistema mi querido amigo.

Un abrazo.

¡ Salud !

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, no se de fórmulas mágicas ni de esas cosas raras que dicen que es la economía. Yo solo sé que no interesa acabar con el hambre del mundo, y que cuando voy a comprar siempre me falta dinero. Que quién calienta un sillón no quiere dejarlo (el calorcito debe ser muy agadable en las posaderas de ciert@s individ@s) y le importa un pimiento que su labor no es la adecuada, la que debería ser o la que prometió en campañas políticas.
Así que como ves, apostillo todo lo que escribes.
Un besico guapo

Jose C. dijo...

Yo veo la economía como un universo de incentivos y premios. Lo que está en juego es el gran pastel de la riqueza. El dinero es sólo el símbolo: el vale canjeable por trozo de tarta.

Pero tanto como se llora en occidente por este bache del 2008, creo que es poco. Occidente y sus escasos 600 millones de habitantes siguen comiéndose tres cuartos de la tarta. China, con el doble de población sigue trabajando el triple de horas al día por la décima parte para hornear la tarta de occidente y comerse las migajas. Y el resto del múndo ni se entera.

La crisis quizá sirva para redistribuir a los comensales. Pero poco, muy poco.

Ayshane dijo...

ummmm no... yo creo que la economía es una trampa...

besitos grandotes...