10/31/2008

EL BOSCO


"El Jardín de las Delicias" es una de esas obras que cuando la ves te quedas pegado al suelo. La primera vez que tuve la ocasión de sorprenderme con todos esos personajes fantásticos que parecían pintados por el mismo Dalí en el siglo XX parecía un truco. El Surrealismo ya lo inventó El Bosco en el 1500, pensé hace años cuando lo vi en El Prado. Hace dos días lo vi colgado de la pared de la casa de mi amigo Alberto (cuando fui a conocer a su pequeño Carlitos), y me dijo exactamente lo mismo: "¿Qué pensaría Dalí cuandio vio este cuadro? Se tuvo que quedar pegado al suelo. Pensar que hace 500 años alguien ya inventó el arte moderno. Cada vez que Mónica y yo vamos al Prado nos quedamos diez minutos mirándolo en silencio". Bestial.

13 comentarios:

Odiseo de Saturnalia dijo...

Es uno de los cuadros donde me encanta perderme...

Tambien me gusta hacerlo en los de Bruegel, en su Torre de Babel, o en El Triunfo de la Muerte.

Paula dijo...

Este es mi cuadro favorito de todos los tiempos. Cada vez que voy al Prado, reservo como mínimo 10 minutos al final para quedarme mirándolo con cara de boba. Siempre descubro algo nuevo que me sorprende, o algún detalle que había olvidado. Alucinante (he de confesar que yo también lo tengo colgado en mi casa, aunque en trocitos).

Por cierto, el otro día me encontré en un blog la historia de un tipo que reproduce cuadros antiguos, entre ellos este, pero les quita todos los personajes. Es muy curioso de ver:

http://fogonazos.blogspot.com/2008/09/imagine-all-human-figures-vanishing.html

Álvaro Dorian Grey dijo...

Pues, llamamé burro, que nunca he podido ver este cuadro. Tenía conocimiento de él pero nunca le había prestado atención.
Gracia spor descubrírmelo.
Saludos y salud.
P.D. Un abrazo a Sofía, la reina, portada de todos los periódicos.

Lunaria dijo...

Una más que se quedó impresionada al verlo. Tantos personajes en un mundo de fantasía.
Ese junto con El Grito son cuadros que me hacen sentir algo al contemplarlos ( y eso que éste último no es uno de los que a muchos les parezca hermoso precisamente).

Anónimo dijo...

El surrealismo no se inventa, no se implenta ni tampoco es un adjetivo. El surrealismo no se espolvorea como la pimienta moolida. Es una instancia previa, una actitud ante el papel y ante la vida y, por tanto es anterior al producto, carece de futuro y muere un instante antes del nacimiento de la obra.
anTón

Mita dijo...

A mí me gusta mucho también Brueghel
Besos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

La verdad es que ver ese cuadro de cerca (no lo he visto aún), debe ser una gozada.¡Ha habido tantos imnovadores que incluso fueron quemados en la hoguera! Muchos incluso no se atreverían con lo que les bulliera en la cabeza.
Besicos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Una vez fui al Prado sólo por volver a verlo. Bueno, vi otras cosas, pero iba disparada porque me apetecía un montón plantarme delante un rato

Alberto López Cordero dijo...

Acojonante. Hace tres días estaba contemplando esa maravilla. De todas las obras que hay en el prado es de esas en las cuales te has de detener a observar con más detenimiento. Es una lástima que el museo del prado no esté a la vuelta de la esquina de mi casa. He disfrutado muchísimo en esta última visita con la exposicion de Rembrandt y por supuesto con Velázquez y Goya que siempre es un placer observar.

Bolero dijo...

Pq no hay nada nuevo sobre la capa la tierra como dice mi santa madre, todo está inventado

Muakkkkkkkkkk

Ayshane dijo...

Te has olvidado decir que te quedas mudo... de la impresión claro...

besos

Lula dijo...

Tengo una lámina de este cuadro colgado en el lateral de mi habitación, como siempre duermo hacia la izquierda es la última imagen que veo al cerrar los ojos y la primera al despertar. Y muchas mañanas me quedo un ratito sentada en la cama observando las figuras (además lo colgamos a media altura para que estuviera más cerca) y he escrito alguna cosita sobre las sensaciones que me produce.

Un lugar maravilloso donde perderse, como dice Odiseo.
Besos, Lula.

ella dijo...

Es uno de mis cuadros preferidos. Me dejó impactada cuando en COU estudié Historia del Arte y lo descubrí. ¿Se me quedaría grabado en el subconsciente? ¿Habrá determinado mi vida literaria? No lo sé, pero lo cierto es que soy regente de una orgía en la red.

Besos bacanalescos