2/22/2012

EL PSICÓPATA CINÉFILO (STORY BOARD)


Compré una cámara para grabar mi propia snuff movie, pero antes dibujé el plan de rodaje. Reproduciría mis escenas preferidas de la historia del cine. En la primera secuencia irrumpo en un motel de carretera y acuchillo (vestido de vieja) a una rubia en la ducha. En la segunda escena esbozo un primer plano de mi rostro, cubierto por una máscara de piel humana, y en un plano general se ve cómo descuartizo con una motosierra a una pandilla de adolescentes. A continuación, me dibujé agujereando las cabezas de varias amantes con un picahielo, justo antes de llegar al orgasmo. En el siguiente boceto tracé un bosquejo en el que mato a hachazos a mi mujer y a mis hijas en un hotel de la sierra, rodeado de nieve y montañas. En la quinta escena vierto aceite de oliva sobre la sartén para freír los riñones y el corazón de mi víctima, una delicatesen caníbal. Ya estoy a punto de acabar mi película. Voy por las últimas viñetas del story board. Ya están aquí. Los dos policías de paisano llegan al descampado puntuales, según lo previsto. Me acerco a ellos vestido de naranja, como en el dibujo. Todo va según el plan de rodaje. El moreno me muestra su placa. Llega un mensajero en una furgoneta y le entrega de mi parte una caja de cartón al rubio. En el interior está la cabeza de su mujer. El agente, preso de un ataque de ira, me apunta a la cabeza con su arma mientras su compañero le pide que no dispare. El piloto rojo de mi cámara parece mirarme a los ojos desde lejos. Sonrío y saludo al público. Estoy a punto de concluir el rodaje. Todo ha ido según lo previsto. Todo ha ido perfecto.

15 comentarios:

Paloma Hidalgo dijo...

Con los policías-últimamente, según se ha visto en Valencia, más-siempre hay que andarse con cuidado, que son muy suyos, o sus mujeres son muy suyas, qué más da.
¡Qué bonitos son los finales felices¡

Un abrazo.

AGUS dijo...

Qué bueno, Manu. El arranque - brutal - es casi un micro, y la resolución es perfecta, todas las piezas encajan. Redondo.

Abrazos.

David Moreno (No Comments) dijo...

Una story board redonda Manu.

Un saludo indio
Mitakuye Oyasin

Mei Morán dijo...

Shining, la matanza de Tejas y Psicósis en una. Quién da más? Muy sanguinario esta manana.
Saludos

Lola Sanabria dijo...

A veces dan ganas, Manu. Pero con el ligeramente cambiado. Los malos, los polis, y son los que mueren.

Al paso que vamos, la realidad hará sombra a la ficción.

Abrazos sanos. Creo.

Anita Dinamita dijo...

Qué gore te has levantado, Manu!
Desde luego tenías que inventar el snaff micro!
Abrazos

Juan Ojeda dijo...

Mucha sangre, y no por eso perdió estabilidad o belleza. Me gustó mucho la construcción y resolución.

Un abrazo.

Raúl dijo...

Psicosis, La matanza de Texas, Instinto Básico, El resplandor, Hanibal,...
Lo mejor del relato es la transición que viene a continuación del último título.

Laura dijo...

Espero que este psicópata cinéfilo comprara para sus dibujitos muchos tubitos de rojo bermellón, porque ¡hay que ver la sangre derramada en cada escena!.

Perfecto desenlace ¡de película!.

un abrazo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Uy Manu, se me ha puesto la carne de gallina d elo visualq ue es tu relato. Como siempre, eres un maestro en lo que te pongas.
Besicos muchos.

Xesc dijo...

¡uf, menos mal que de momento no es más que el story board!


Avisa cuando empiece el rodaje.


Grande

Abrazos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Un relato veloz, con fuelle argumental, prosa lúcida y el ritmo preciso.

Fantástica mezcla de thriller y humor, que logra que el lector vaya armando el puzzle a medida que sepregunta ¿A ver cómo lo cerrará?

Fantástico, Don Manu. Rebosa creatividad en cada palabra.

Un abrazo.

Elysa dijo...

Una cuantas pelís se ha colado en este story board y con mucho color rojo.
Aparte de muy creativo lo encuentro muy gore.

Besitos

Rosa dijo...

Me encanta. Las historias sangrientas son mis preferidas, quede claro que solo sobre el papel ¿Eh?...
Plas, plas, plas Manuespada.

Besos desde el aire

Maite dijo...

Menuda masacre, Manu. Me ha recordado un poco a la peli de "enterrado" pero con un tono humorístico bastante más agradable. Abrazos no forzados.