11/28/2011

TODOS MINTIERON A LEIA


El aspecto mugriento de aquel hombre no fue lo que llamó mi atención, ni siquiera su capa negra raída por años de miseria en las calles de Coruscant junto a un cartón de vino. Me acerqué a él atraída poderosamente por el cartel que había junto al plato de las limosnas: “Una moneda a cambio de un poema”. Estaba escrito en rojo sangre, a pluma, con letras góticas muy marcadas, como si fuera un manuscrito de la Edad Media, igual que los poemas que amontonaba sobre la acera, en una pila de folios. Me alejé unos pasos y me quedé observándolo detenidamente desde una esquina. Cuando se levantó para coger algo de su carrito oxidado, corrí hacia el montón de hojas y escondí una de esas poesías en el bolsillo de mi chaqueta. Podía haber dejado una moneda, pero no lo hice. Llegué a casa con ansiedad y abrí el cajón en el que mi hermano Luke guardaba esa carta amarillenta con la que se despidió nuestro padre al abandonarnos. Comparé aquella palabra del texto de la misiva con las letras del poema que le había robado al mendigo. La misma "H", idéntica "I", una "J" similar, y la "A" en letra gótica, muy roja, a pluma, como si fuera un manuscrito medieval.

20 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

La vida nos da sorpresas y averiguamos cuando menos esperamos lo que siempre hemos buscado.
Me ha encantado el relato.
Besicos muchos.

Puck dijo...

La verdad está ahí fuera, entre poemas jeje.
saludillos

No Comments dijo...

Como siempre Manu buscando la originalidad, intentando sorprendernos, inquieto por naturaleza.

Me gustó, claro. Pero me vas a permitir un inciso. En el micro, hasta que Leia regresa a casa, perfecto. Lo que me parece algo brusco es el salto de ahí a buscar en el cajón ese. Me parece como sacado de la chistera. No sé. Igual soy yo...jeje

Un saludo indio

AGUS dijo...

El título me parece espléndido, estéticamente y en su función de completar una historia que empieza cuando pones el punto final. En esa carta escondida en un cajón, en las mentiras que imaginamos, en ese padre que se marchó, en esa madre que ni siquieras nombras... Pura elipsis. Genial, Manu.

Abrazos.

Daniel Sánchez dijo...

Queda claro lo que no se ve. El lector lo descubre al final.
Muy emotivo.
Brillantemente narrado.

Rosa dijo...

Me ha gustado sobre todo que robase el poema de forma furtiva y no que le diese unas monedas que hubiese sido mucho más fácil.Como si ella también quisiera mentirse a si misma...

Besos desde el aire

Alice vio la luna... dijo...

Bufff, ¡menudo bucle! Sorprendente, Manu.

Besos,

Juanma dijo...

Hola Manu. Te sigo leyendo, aunque hace mucho que no blogueo y no dejo comentarios. Ahora te sigo en Twitter y espero seguir teniéndote por allí como lector, igual que te tenía en el mundo blog.
Allí soy @juanmacine46. Nos vemos.

Nicolás Jarque dijo...

Manu, el instinto - al que muchas veces no hacemos caso - es más sabio que nosotros, y cualquier detalle le sirve para atar hilos y darnos sorpresas como ésta. Ahora la cuestión es: ¿volverá?
Un abrazo.

Rocío Romero dijo...

Vaya Manu, la vida nos da sorpresas... me ha gustado el cierre que constituye justo la puntada final (repitiendo la descripción de la letra gótica "como si fuera un manuscrito medieval").
Abrazos

Susana Camps dijo...

Me ha gustado la ambientación y el ritmo de las escenas, como siempre, pero también la valentía en la elección de los personajes, que demuestra cómo todo es material para un buen relato.
Abrazos.

XAVIER BLANCO dijo...

Manu,
Un ejemplo claro que el lado oscuro siempre será derrotado por La Fuerza, me cuesta ver al probre AnaKin pidiendo limosna a cambio de unos poemas. Pobre Leia, me cuesta ver como reconoció a su padre de esa guisa.

Mucho que imaginar, ese final que nos llega al principio, puede que demasiado, pero la historia, y como la cuentas ya es genial.

Que la suerte te acompañe.
Una abrazo

Arte Pun dijo...

Es una bonita historia paralela a la de Star Wars, u oblícua, o elíptica.
No capto el título, tal vez porque no recuerdo nada de la serie, o simplemente por mi nivel,... elemental, por decir algo.
La foto está muy bien, pero le falta algo de variedad, no sé, tal vez algún euro.

Gracias, abrazos.

Maite dijo...

Un golpe de efecto asestado con maestría. Chapeau.

Ximens dijo...

Aquí si que encuentro un relato que sobrevive por sí solo al margen de la otra historia. Me ha gustado.

Miguel Baquero dijo...

Me gusto ese detalle de la HIJA desguazada letra por letra

Belén dijo...

si es que no se puede estar con mentiras de familia...

besicos

Elysa dijo...

O sea que Darth Vader acaba así. Al margen de esto, me recuerda a todos esos libros de códigos Davinci y demás por aquello de lo medieval mezclado con La guerra de las galaxias, todo para mentir a Leia.

Besitos

David Vivancos Allepuz dijo...

A mí lo que me ha gustado es que parezca que vaya a ir por un lado (el contenido más o menos mágico o profético o revelador de un poema a medida del narrador) y acabe yendo por otro (lo importante no es lo que dice el texto sino la grafía del mismo). Bravo, lo mejor que he leído hoy.

Un saludo a todos,

D.

Raúl dijo...

El título es el broche perfecto.