11/16/2011

PARANOIA DEL PLAGIO



A Rosana Alonso

Señor director, escribo a su revista para denunciar algo que le lleva ocurriendo años a mi esposo. Le copian. Gabriel García Márquez debió leer (sin duda), o alguien le hizo llegar el microrrelato que mi amado publicó en la revista "Espiro" en enero de 1964 (adjunto en documento 1). Cuatro años después, el autor colombiano publicó “Cien años de soledad”, una novela basada en la idea del cuento de mi marido, un texto de diez palabras sobre una saga familiar de varias generaciones que transcurre en una población ficticia. Años después le robó un argumento Vargas Llosa. Su novela “Conversación en la catedral” está asentada, claramente, en los pilares del relato que colgó el amor de mi vida en el corcho del Ateneo de Sevilla en 1969, días antes de la publicación de la obra del hispano-peruano. (Copia adjunta). Observen ustedes el gran parecido en la cuarta frase empezando por abajo con la página quinientos cincuenta y ocho de su novela (edición Alfaguara de bolsillo). Casualmente (léase de modo irónico el casualmente, ya que mi teoría es la de una clarísima conspiración por parte de la Academia sueca) siempre le plagian premios Nobel, ya que, como pueden comprobar, el último galardonado, el sueco Tomas Tranströmer, tiene una poesía que se adueña de la esencia de un poema inédito que publiqué el año pasado en mi blog (adjunto enlace). Aunque cambia varias palabras y contextos, queda cristalinamente clara su mezquina actitud con el trabajo y el esfuerzo literario de mi querido esposo. Tranströmer fusila sin hacer referencia a su persona, sin ni tan siquiera usar la manida disculpa de la intertextualidad universal. Señor director, no son los únicos que le han plagiado, pero la lista es muy extensa y tendrían que dedicar a este asunto un número en exclusiva. Como agradecimiento a la publicación de mi denuncia pública contra el complot de la Academia sueca, les envío un innovador libro de relatos inéditos que mi marido dejó escrito en su agenda y que lleva por título “Nocilla Dream”. Espero que les guste y, por una vez, nadie lo copie.

María Kodama, Buenos Aires, 2005

27 comentarios:

Mei Morán dijo...

Hola Manuel. Es la primera vez que paso por aquí, con seguridad no la última.
El plagio, terreno de arenas movedizas. Me he reído en varias ocasiones. Me gusta la ironía con la que tratas el asunto.
Saludos

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

Ja, ja, ja. Muy bueno. Lo tomo como un aviso para navegantes, no sea que acabemos en los tribunales literarios (o en los otros). Un abrazo.

Odys 2.0 dijo...

Una vez me plagié a mí mismo. Pero no me atreví a denunciarme.

No Comments dijo...

Me gusta tu ironía, el contraste de unas líneas frente a una mayor envergadura...

A veces sucede que las ideas son universales y nosotros poco originales (me pasó recientemente)

Un saludo indio

R.A. dijo...

Gracias Manu, me has hecho reír y
el texto es pura elegancia e ironía... y la firma de la atribulada esposísima una manera muy fina de acabar este microrrelato. Creo que están rodando incluso una película: Los paranoicos del plagio I, pronto en sus pantallas.... :DDDD


Baci famiglia

AGUS dijo...

Mordaz y cáustica historia que además lleva implícita una reflexión no sólo del escritor o del artista, sino del ego del hombre en general que siempre tiende a creerse único, original y por supuesto el mejor. Supongo que es una característica más de nuestra condición humana, y que retratas de forma precisa en esta pieza hilarante. Genial, la puntilla final.

Abrazos.

Ximens dijo...

Manu, haces una extraordinaria ironía de los alrededores del escritor. Me llevas a un personaje mío que no escriba para que no le plagiaran. Tu narración epistolar es muy buena, creíble. Creo que en "La Biblioteca de Babel" Borges halló todos los libros, por lo que todo lo que se escriba es un plagio. Es más, tu relato se encuentra allí. En serio, tu narración es limpia, clara y elegante. Gracias por regalarnos estas historias.

Nicolás Jarque dijo...

Manu, excelente microrrelato epistolar, cargado de ironía contra los plagios.
Es muy fácil "plagiar" de este modo, puesto que de casi todo se ha escrito ya. Entiendo que haya gente que se indigne cuando cree sufrirlo en sus carnes, pero si no está totalmente calcado nada puede hacer uno
Me gustó mucho.
Un abrazo.

Fernando Valls dijo...

¿A quién no le encantaría que lo plagiara un premio Nobel, alguno de los buenos escritores que lo han logrado? E incluso sería un honor que Bryce Echenique copiara parte de alguna de mis entradas.
Otra cosa es que de un libro mayor, como el de Borges, se haga un remedo, u homenaje, si queréis, con tan escasa gracia y fortuna. Pero, claro, ni siquiera eso justifica la retirada del libro.
Abrazos, Manu, y compañía.

Maite dijo...

Estoy por pensar que la originalidad del genio o la genialidad del original, no existen. Excelente ironía, con lo que de inteligencia este tipo de humor lleva implícito. Magnífico. Tal vez las ideas, como bien dicen, sean universales, o del que tiene más arrojo y las lleva a cabo, o del que tiene más medios para hacerlas realidad.
Abrazos, y esta vez...no me borres!! ;)

manuespada dijo...

Fernando, estamos de acuerdo. Aunque la calidad del libro de Mallo fuera paupérrima, no me parece bien que lo hayan tenido que retirar por una decisión judicial, todo el mundo sabía que era eso, un remedo. La cantidad de versiones del "El dinosario" de Monterroso que tendrían que eliminar de blogs y libros. Por otro lado, hablando de Nobeles acusados de plagio, me ha venido a la cabeza Cela y su Cruz de San Andrés (en su día Delibes contó que ese año rechazó el encargo del Planeta y se lo tuvieron que "encargar" deprisa y corriendo a Cela porque ese año querían un autor de prestigio). Abrazos.

ernesto ortega garrido dijo...

¡Ay! A quién no le han robado alguna día alguna vez. Nos creemos tan originales...

Propílogo dijo...

Genial, Manu. Desde luego que el plagio es muy bueno para el ego del plagiado; tanto, que crece hasta superego. Y en ese estado ya no hay quien lo alimente.
Abrazo
Gabriel

Fernando Valls dijo...

Claro, Manu, Kodama y su temido agente se han equivocado, y también Alfaguara, cediendo a la presión, porque han sentado un mal precedente.
Pero, al fin y a la postre, lo único que me importa del libro es la calidad, y un remedo inteligente, que le proporcione profundidad al original o haga que apreciemos mejor algunas de sus partes, como ocurre, por ejemplo, en muchos de los `MicroQuijotes´, que antologó J.A. Epple, no le desagrada a nadie, sea viuda o agente. Abrazos.

manuespada dijo...

Seguramente eso es lo malo de la "intertextualidad" mala, que la hace peor de lo que es, Fernando. Primero, por no intentar mejorar al original, y segundo, por usar un nombre que queda grande para un texto chico que empequeñece más a su lado. Es como cuando hacen remakes de películas clásicas. Siempre son peores.

R.A. dijo...

Fernando, aunque Manu haga mención al libro Nocillero, la entraba iba también (y sobre todo...) por derroteros más de andar por casa y paranoias blogueras en zapatillas...

Sé de la polémica que se ha creado pero no he leído el libro.


Un abrazo

manuespada dijo...

Las cosas iban también por donde dicen Indio y Rosana. ültimamente noto algo de tensión cuando los autores de los blogs coinciden en un tema o una idea. La mayor parte de veces se trata de meras coincidencias, y más en un formato como es el microrrelato, que juega tanto con la intertextualidad, con el espacio tiempo y con conceptos muy similares. Por eso, lo difícil es ser original. Eso, sin pasar por alto que el plagio existe, y lo dice alguien que en su día tuvo que denunciar a una persona que firmó un libro mío, pero sinceramente, la mayor parte de las veces son paraoias, sobre todo en los concursos. Casi toda la gente cree que ha escrito algo similar o parecido (aunque sea en la esencia) al texto ganador. Si sale un rubio sin cabeza y nosotros tenemos un texto con un castaño decapitado decimos: Ahí está la prueba. Pues eso. A relajarse un poco, porque ya somos tantos, hay tal cantidad de blogs de microrrelatos, muchos de ellos con la misma frase de inicio, otros con la misma temática, otros sobre vampiros, concursos sobre una imagen determinada, etc., que es normal la coincidencia de temas. El plagio como tal suele ser bastante obvio, por otra parte. Saludos y abrazos a todos, y que nadie se dé por aludido, porque no va por nadie en especial, es un post totalmente genérico.

R.A. dijo...

Esto último que dices Manu también lo suscribo, el tuyo no deja de ser un texto humorístico y creo que viene bien el humor para relajarse... :)

Abrazos más...

Pablo Gonz dijo...

Partidecúlido total.
Abrazos carcajeantes,
P

Luisa Hurtado González dijo...

Yo, personalmente, plagio algunas palabras de la RAE (no sé quien es), algunas por disimular las escribo mal, soy imaginativa, lo siento.
Después las pongo una detrás de las otras, sin propósito alguno, lo prometo.
Después veo que la gente me copia a mi. Cuantas palabras que yo he escrito alguna vez, veo que la gente repite. Pero soy generosa y no me mosqueo ni ná.
La Luisa

Susana Camps dijo...

Cuánto ego herido y cuánta hipersensibilidad. Marcar territorio obsesivamente ¿no es una reminiscencia de estados más primarios? ¿Quién puede poner puertas al campo?

Belén dijo...

Había uno por ahí que decía que le había plagiado Michael Jackson, así que seguro que hay de este tipo de gente...

Besicos

Kum* dijo...

Señores... todo son copias, hace mucho que ya está todo dicho. Así que CÁLLENSEN!!!!

Besos payasos... originalísimos, claro.

Elysa dijo...

Manu, muy claro tu micro sobre el tema plagio. Y ese final muy bueno, me ha hecho sonreír.
Veo que en general ha removido hoy los comentarios, no puedo estar más de acuerdo contigo, hay que relajarse, hay tantos blogs de micros que es imposible que no surja alguna similitud y sobre todo cuando en un mismo día puedo ver publicado seis o siete con la misma frase de inicio de un concurso...

Repito, como has "bordado" este micro y la paranoia.

Besitos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Estimado Sr. Espada:

Permítame decirle que este microrrelato es absurdo. El plagio no existe.

Fdo: Ana Rosa Quintana.

R.A. dijo...

¡¡¡ATENCIÓN!!!!

Por favor cuando ayer dije que el asunto del plagio era más de andar por casa no estaba aludiendo al blog Relatos de andar por casa de una bloguera muy querida,estaba queriendo decir que lo de paranoicos del plagio era también por algunos blogueros que a veces resultan un poco cansinos con sus sospechas de plagio y a veces hasta insinuaciones.
En cualquier caso era un texto que lo que pretendía era ironizar sobre el tema y que nos tomemos menos en serio y reirnos un poco.


Un abrazo

Anita Dinamita dijo...

Gracias, Rosana... precisamente yo a veces soy un poco pesada con el tema... es que este mundo tiene pocas cosas sobre las que escribir y al final todos, buenos o malos, nóbeles o villanos, hablamos de las mismas chorradas.
Siempre lo he pensado con la música, el arte en general, la dificultad que hay de hacer algo nuevo, si ya está todo hecho. Pero siempre queda eso de que somos personas únicas y nuestro punto de vista es lo único que puede ser original... salvo que tengas un hermano gemelo.
En fin, palabrería.
Abrazos