8/17/2011

MI CARRERA LITERARIA. ROBERTO BOLAÑO


Rechazos de Anagrama, Grijalbo, Planeta, con toda seguridad
también de Alfaguara, Mondadori. Un no de Muchnik,
Seix Barral, Destino…
Todas las editoriales… Todos los lectores…
Todos los gerentes de ventas…
Bajo el puente, mientras llueve, una oportunidad de oro
para verme a mí mismo:
como una culebra en el Polo Norte, pero escribiendo.
Escribiendo poesía en el país de los imbéciles.
Escribiendo con mi hijo en las rodillas.
Escribiendo hasta que cae la noche
con un estruendo de los mil demonios. Los demonios que han de llevarme al infierno,
pero escribiendo.

10 comentarios:

montse dijo...

Ha sido leerlo y pensar que esto es la verdadera definición de la palabra escritor. Es hermoso.

Odys 2.0 dijo...

Roberto Bolaño o el no de los Muchniks...

Supongo que el NO puede tener efectos disuasorios o servir como acicate, ser muralla infranqueable o un simple mojón en el camino. Si el caminante necesita caminar, seguirá trazando senderos.

Rosa dijo...

Un canto al desaliento estos versos.
a seguir escribiendo!!!

Besos desde el aire

César Socorro dijo...

Una microbiografía de un escritor. Una oda a la perseverancia.

Markos dijo...

Escribir o morir

Sandra Montelpare dijo...

ah Bolaño!! gracias por traerlo!! Es un metejón literario digno de Análisis de diván en mi caso...

Belén dijo...

Siempre hay que escribir... si no, morimos ;)

Besicos

Elysa dijo...

Escribiendo aunque te dejes girones del alma y nadie que crea en ti.
Buen post

Yun Rodríguez dijo...

El rechazo es más difícil de afrontar que la derrota, por ser más "personalizado". Quien lo afronta con estoicismo es digno de admiración hasta en el país de los imbéciles.

Maite dijo...

Qué grande Bolaño!!! ¿o debería haber dicho salvaje? en cualquier caso sublime, aquí refleja la pasión de cualquier escritor vocacional