6/10/2011

MASCOTAS


A Agus, por la idea

Se pusieron de moda las mascotas exóticas y me compré una jirafa. Tuvimos que mudarnos a una casa con techos altos, pero nos ha compensado. Es la sensación del barrio, en clara competencia con el dromedario que mi vecino tiene en el balcón. Puede estar sin beber durante días, así que se va de vacaciones y nadie tiene que echarle agua. Mi mujer se ha comprado un rinoceronte blanco al que le gusta asomar el hocico por la ventanilla del coche cuando vamos de viaje a visitar a mis suegros. Ellos se han comprado un hipopótamo que vive en la bañera. Paradójicamente, mis suegros regentan un bar en el que prohíben la entrada de perros, pero allí campan a sus anchas las hienas y los tigres de bengala, a los que atan al perchero mientras los dueños se toman unas cañas. Quizá venda mi jirafa para comprarme otra mascota. Ahora se llevan los humanos.

19 comentarios:

AGUS dijo...

Genial.

Me encanta cuando haces este tipo de ejercicios. Desarrollas un filón fantástico, vas subiendo paulatinamente el nivel de ficción y al final, en el cierre, cuando uno imagina que has llegado al límite, la última frase cambia de forma espectacular el plano narrativo y el micro se desdobla. El desarrollo es espléndido, muy, muy divertido, y contrasta con ese final inquietante que nos deja esa tremenda pregunta, esa duda incierta: ¿Quiénes son ellos?.

Insisto, genial. Y gracias por la mención.

Abrazos y buen fin de semana.

mariajesusparadela dijo...

No cambies a tu jirafa por un humano: saldrás perdiendo. Los animales de campañía, hacen compañía; los humanos acompañantes buscan compañía y luego se van.

Puck dijo...

Ahora con la crisis deben estar a buen precio. Algunos vienen incluso con familia y sus propios animales de compañía.
Muy bueno Manu
Saludillos

Rosa dijo...

Me encanta el rinoceronte asomado a la ventanilla del coche, creo que lo he visto pasar!!!
El ser que conducía no me ha resultado familiar,¿Una nueva especie? ¿Es un habitante del mundo Manuespadil?¿Sabremos más de ellos en un futuro no muy lejano?¿Cambiara a la jirafa por un humano?¿Se arrepentirá del cambio?
Me dejas confundida. 8)

Gracias Manuespada.

Abrazos desde el aire

montse dijo...

Nuestra conducta caprichosa expuesta como si fuese de otra especie. Muy inteligente. Supongo que cada cambio de mascota supone un animal exótico más abandonado en algún sitio discreto del escenario de tu micro.

Odys 2.0 dijo...

Desternillante, para morirse de risa, o por los bocados de un chacal. Al pensar en el rinoceronte asomado en la ventanilla me he imaginado a la suegra, qué caprichosas son a veces las asociaciones de ideas :-)

Gemma dijo...

Muy bueno, Manu. Agus lo ha analizado perfectamente con la precisión requerida. En esa escalada sin freno, a cuál mascota más absurda, esa pregunta final nos advierte de que el micro no se contentaba ni mucho menos con hacernos reír.
Abrazos

Luisa Hurtado González dijo...

Los humanos dan mucha guerra, no te lo aconsejo, la verdad.

Anita Dinamita dijo...

Jo, buenísimo, y muy divertido!!! lo que no cuentas es a todos los humanos que se zamparon las mascotas desde los percheros ;)
Abrazos

Raúl dijo...

Pues dicen que los humanos son los mejores amigos del hombre, pero yo creo que eso no es verdad, Manu.

Esteban Dublín dijo...

Muy, muy bueno. Regálame una idea así, Agus, a ver si le hago honor como hizo Manu.

Patricia Nasello dijo...

Qué buen giro final!!!!!
( Veo que los comentaristas anteriores acuerdan en que los humanos no son buena compañía, acuerdo con ellos)

Abarco, a vos y a Agus, en un abrazo

Citopensis dijo...

Grande, como siempre.

Un saludo.

Maite dijo...

Muy divertido, Manu, supongo que este micro vino como inspiración al zoo de Agus ;) A ver si me animo yo a hacer alguna animalada!
Besos

No Comments dijo...

Y los humanos sí son peligrosos.
Un saludo indio

Elysa dijo...

Muy bueno, sí, señor. Y el cierre, no lo acaba, porque nos dejas con la duda.

Saludos.

Celsa Muñiz dijo...

Felicidades a Agus por la idea. Y a ti por resolverla tan bien.
Otra genialidad más.

Olga Bernad dijo...

Pues se acabará comprando la que menos compañía hace. Ya que conoce a la jirafa, que se la quede. O qué.
Muy bueno;-)

Albajara dijo...

He leído este relato en SMS de Revista Eñe y me gusto. Gran parodía de las mascotas.

Felicidades y suerte.

Un saludo.