6/22/2011

EXAMEN: RESUMA EL CUENTO DE MONTERROSO


El protagonista de esta historia es un ser en tercera persona somnoliento y anónimo, ya que el narrador (de carácter omnisciente) no menciona su nombre en ningún momento y acaba de salir de un período de fase REM más o menos largo (no se especifica, puede tratarse de siglos si contemplamos la obra como un relato de corte fantástico o una mera cabezada si es de carácter realista), suponemos que de naturaleza humana para que el contraste temporal y el extrañamiento en el lector sea efectivo y cause sorpresa, estupor, asombro, pasmo, desconcierto y confusión ya que si el protagonista es de naturaleza animal (y más aún si es contemporáneo como por ejemplo un pteranodón) no provocaría el mismo efecto, ya que la convivencia imposible entre el ser humano y el animal terrestre más grande que ha existido (con cabeza pequeña, cuello largo, cola robusta y larga, y extremidades posteriores más largas que las anteriores, y otros con las cuatro extremidades casi iguales, como el diplodoco) produce inquietud y turbación por lo anacrónico y extemporáneo de la imposible coincidencia, porque el hombre apareció en el planeta durante la era Cuaternaria y convivió con animales prehistóricos ya extintos como el mamut, pero el gran reptil que aparece en el texto habitó la Tierra en el período Jurásico, con lo que hay una diferencia de ciento cuarenta y cinco millones de años (cuando los continentes de Pangea comenzaron a separarse en diferentes bloques) entre la extinción del segundo y la creación del primero con barro o quizá con la costilla de Adán, porque, dado el machismo imperante en la Literatura, nadie ha contemplado jamás que la que despertó en el archiconocido y versionado (hasta la saciedad) microrrelato del autor guatemalteco (y sin embargo nacido en Tegucigalpa, capital de Honduras) y vio al dinosaurio fuese una mujer.

23 comentarios:

ernesto ortega garrido dijo...

Muy divertido, Manu. Me encanta el empleo de los paréntesis y de los yaques (muy de nuestra época), ya que nosotros escribíamos así los exámenes, todo de un tirón sin puntos aparte, ni pausas ni descanso, llenando hojas por llenar y parando solo para levantarnos a coguer otro folio, ya que se suponía que cuanto más escribías más nota ibas a sacar (el final del relato es genial por cierto).

AGUS dijo...

Impresionante. Manejo extraordinario del lenguaje que va curvando la realidad hasta el infinito más surrealista. El cierre, ese destello de amor, le da sentido a todo ese sin sentido. Para deleitarse, Manu.

Abrazos.

Rosa dijo...

Qué recuerdos... Examenes de " Me has pillao, no he estudiao, pero te voy a meter un cuento".
Muy bueno Manuespada por este cuento con dinosaurio hecho mujer.

Besos desde el aire

Anónimo dijo...

Muy currado, compañero.

Raúl.

Luisa Hurtado González dijo...

Yo habría suspendido, incluso hoy mismo suspendería, porque el cuento del que hablas aún no lo he acabado, pero lo tengo en la mesilla de noche, que conste.

Patricia Nasello dijo...

Cuando Eva despertó leyó tu análisis, dio un codazo a Adán diciendo 'el ejercicio de la lógica te corresponde' Y se fue a pasear sobre el lomo del dinosaurio.

Impecable, Manu.

No Comments dijo...

Contigo siempre hay sorpresas, nunca encontramos lo mismo, encuentras distintas maneras de afrontar los textos. ¡Qué maestría!
Enhorabuena.

Un saludo indio

Anita Dinamita dijo...

Genial, no he contrastado los datos que da la examinada, pero sin duda sale del paso estupendamente, excepto como "resumen" ¿cómo se podría resumir ese cuento?"
Lo que me encanta es el guió a la mujer, por qué no iba a ser una mujer? muy de Galeano.
Luisa, creo que te confundiste de cuento...
abrazos

Odys 2.0 dijo...

Efectivamente, todo apunta a que se trataba de una miembra de la Humanidad.

Me he quedado pensando en Bibiana... Perdón, estoy desvariando.

Excelente forma de brindarnos otra ocasión para el divertimento.

Sus y a ellos.

Maite dijo...

Muy bueno Manu, cómo nos llevas y nos traes a tu antojo con tus textos unas veces experimentales, otras surrealisas, otras hiperrealista o en este caso, prácticamente un tratado sobre el sexo de...¿los ángeles? no, los dinosaurios literarios.
Anita, Luisa no se ha equivocado, crea que alude a un hiperbreve de la Culta Dama, a la que le preguntaron si ya había leído el Dinosaurio de Monterroso y contestó lo que apunta Luisa :D
Besos a todos

Elysa dijo...

Casi me quedo sin respiración intentando seguir este resumen. Menos mal que el cuento era corto...
Y ese final, creo que es el autentico.
Besos

depropio dijo...

Yo tengo una amiga que es la protagonista de tu relato: la única persona capaz de tardar más en resumir una película que la duración de la propia peli.

Puck dijo...

jajaja la de tonterías que hemos puestos todos (seguro) en taaantos resúmenes y comentarios de texto realizados... ainssss
Saludillos

Belén dijo...

Jolín, Manu, vengo del curso de relatos y encima esto...:P

besicos

Yun Rodríguez dijo...

Jajaja, el final sobre todo me gustó, ¡saludos!

Amanda Manara dijo...

Me gusta tu resumen de examen. Yo te hubiese puesto, por lo menos, un sobresaliente. Muy divertido. Un beso

Rocío Romero dijo...

Qué bueeenooo, lástima que tengan que suspender al protagonista porque lo del resumen, así lo que se dice resumir, se le da fatal (jejej). Pero te ha quedado estupendísimo (suspenso aparte :-P) y además las chicas te agradecemos el aporte final, que el dinosaurio también es nuestro que no se diga :-)
Besitos

Carolina dijo...

jajajaaj!!!! ES GENIALLLL!!!!!!!

TE APLAUDO DE PIE.

Pablo Gonz dijo...

Encantador. Muchas gracias por la ironía fina.
Abrazos,
PABLO GONZ

R.A. dijo...

Me encanta Manu, ya sabes que yo estoy hasta el moño de los remakes de este hiperbreve (cono todos mis respetos a Monterroso que seguramente se hubiera partido de risa con el alcanze del texto).
Le has dado un toque a esos comentarios de texto que te hacen practicar una y otra vez para la prueba de selectividad. Y también has sabido imprimirle el toque a tesis doctoral pedante.
Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

Está bien, está bien... pero hay algunos aspectos del cuento, sin duda imprescindibles, que te has olvidado de señalar. A lo mejor ha sido por las prisas que no has podido afinar mejor ;-)

Celsa Muñiz dijo...

Es lo que pasa en los exámenes, que uno empieza a largar... y al final en lugar de esumen le sale una tesina.
Muy ingenioso. Cosa normal en los genios como tú.
Feliz finde.

Elèna Casero dijo...

muy bueno, irónico y sobre todo muy resumido.

Unos besos