3/22/2010

PARECIDOS RAZONABLES


Dos amigas se encuentran en la calle. Una de ellas sale de una ferretería. En una mano tiene una bolsa de la que sobresale una sierra y con la otra mano sujeta de la cintura a una niña que aparenta unos siete años.

MUJER 1: ¡Cuánto tiempo! Veo que has tenido una niña. Qué guapa, ¡y qué mayor!
MUJER 2: No creas, aún no ha aprendido a hablar.
MUJER 1: Vaya, lo siento, hay niñas muy reservadas. ¿Sigues con Axier?
MUJER 2: Sí, claro.
MUJER 1: Pensaba que no podía tener hijos.
MUJER 2: Siempre hay otros métodos menos tradicionales.
MUJER 1: Ahora que lo dices, los ojos y la barbilla son tuyos, pero de nariz para arriba todo es suyo. Las orejas son claramente del abuelo, pero el pelo es el de tu madre.
MUJER 2: La verdad es que no has acertado nada de nada. Los ojos y la barbilla son de mi padre, de nariz para arriba es de mi cuñada, las orejas son de mi suegra, y el pelo es del vecino del bajo derecha. Los pulmones son del tendero del ultramarinos, los riñones son de la profesora de la autoescuela y las manos…, tú siempre has tenido unas manos preciosas. Finas y elegantes...

La niña muestra dos muñones que tenía escondidos en los bolsillos del anorak, ante la cara de espanto de la MUJER 1

28 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Frankenstein puesto al día?
Un saludo. R. C.

Lágrimas para cactus dijo...

Frankenstein pasado por Tomeo.

Brutal.

Un abrazo.

Víctor dijo...

Manu, yo creo que la idea es muy buena, aunque la realización en forma de diálogo-guión me dejó un poco a medias. Lo mismo, pero redactado como cuento y el final (lo de los muñones) menos evidente, dería un texto genial. A mi gusto, claro está.

Un saludo.

Nieves dijo...

Pero era niña o niño el pequeño monstruito?

Anónimo dijo...

Suscribo lo dicho por Pedro.

R.A.

manuespada dijo...

Es una niña, Nieves, sí, se me coló un "niño". Ya está corregido. Víctor, utilicé este formato siguiendo el estilo de Javier Tomeo por cambiar un poco. Quizá funcionase mejor como tú dices, con un estilo más narrativo, puede ser. RC, Pedro, RA, sí, la historia es muy Frankenstein, pero en niña, como si la hubieran adoptado por partes, como esos coleccionables que salen en septiembre: Construye tu propia hija pieza a pieza (quizá esto da para otro relato).

Herman dijo...

Bravo. Yo lo dejaría exactamente así. Aunque claro, quizá esté condicionado por mi admiración hacia Tomeo. De cualquier forma, te aplaudo.

manuespada dijo...

Gracias Herman, es que Tomeo es muy grande. Sus piezas tienen este formato de microteatro, pero creo que en los micros cabe cualquier tipo de formato, ya sea con forma de guión, de diálogo, de reflexión... Es lo bueno de los micros.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Yo me dejaría de referencias. Perseguimos una pizca de originalidad, pero sobre todo se debe "impregnar" los relatos de algo que previamente nos ha interesado y conmovido. Creo. Un saludo

manuespada dijo...

Manuel, al fin y al cabo lo de menos es el envoltorio, lo que cuenta siempre es la historia. Igual que en cine, me da lo mismo si me la cuentan en blanco y negro o en color mientras venga a cuento y sume, no reste.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Chiquillo, vaya pipirrana!!!!
Como siempre, tu imaginación sin límites.

Besicos muchos.

BB dijo...

Y llevaba la sierra para terminar su obra. Es que le habían encantado las hermosas manos de su amiga...
Un beso
BB

Valerian dijo...

Alguien ha visto May... y yo no digo nada... ;P

Raúl dijo...

Ni lo toques, Manu. que te ha quedado de cine... de terror.

Araceli Esteves dijo...

Me has hecho sonreir con este relato, Manu.

manuespada dijo...

Gracias por tus comentarios Nani. BB, veo que has visto el detalle de la sierra, es importante. Valerian, no he visto May, pero he buscado en Internet y he visto que es una historia parecida, está claro que no hay nada nuevo bajo el sol. Lo úncio que a mí esta historia se me ocurrió viendo lo pesada que es la gente sacando parecidos a los críos, que si la nariz es del abuelo, las orejas del padre, etc., como si fueran monstruos sin personalidad propia, y me dije, coño, ¿y los órganos internos de quién son, del vecino o de un primo tercero? Aunque antes que el guionista de esa peli ya lo hizo Mary Shelley hace unos cuantos años, y no digo nada ;P. Raúl, te hago caso. Araceli, me alegro, precisamente era lo que pretendía, un poco de humor negro.

mi nombre es alma dijo...

Te leo y leo los comentarios y poco se puede añadir. A mi también me ha recordado la película, aunque esta no tenía ni muchísimo menos el punto canalla de tu relato.

Un abrazo

Belén dijo...

Ay dios... que se vaya!!!!

;)

Besicos de meacuerdomuchodetiperovoyatope

Isabel González dijo...

Pues a mí, me gustó.

Un abrazo.

Mita dijo...

Qué horror. Me gusta como lo has estructurado.

Anónimo dijo...

:DDD

Cómo te comprendop Manu, lo que jode cuando la familia o vecinos varios se dedican a sacar parecidos. Joé el crío se parece a si mismo y punto pelota!

R.A.

Martín dijo...

Manu, hace días que tengo dando vueltas un relato al estilo Javier Tomeo, y no logro cerrarlo. Me alegra ver que vos tuviste mejor suerte. Buena historia! Saludos

La mirada del mono dorado dijo...

auuuchhhh!!!!

que mal rollo me ha dao por la espalda...!!!

La mirada del mono dorado dijo...

Sabes? Es curioso que la semana pasada tambíen hablé de mutilación... ¿somos tan retorcidos Manuespada?

Espero que no. ajjaaj.

Elèna Casero dijo...

¡bueeeeno!

Este es increíble. Te aseguro que no me esperaba el final.

Miguel Baquero dijo...

La niña fragmentaria, se podría titular el cuento

Omar dijo...

Podría tratarse hasta de una suerte de "teatro brevísimo" también. Por qué no.

Un gusto seguir leyéndole. Saludos desde el Tuy venezolano.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Oye, ¿y si lo llevamos a un pequeño corto? es realmente chulo y según leía podía ir viendo las imágenes...
Saludos y salud