3/27/2010

EMPIRISMO


El científico dejó los tubos de ensayo sobre una estantería del laboratorio y cogió el periódico. En los anuncios breves se anunciaban dos ridículas brujas que hacían «hechizos» y preparaban «brebajes». Decidió llamar a aquellas timadoras que osaban desafiar a la Ciencia. «¿Las brujas, por favor? ¿Pueden ustedes dejar de reírse de los incautos ignorantes? ¿Magia? ¡La magia no existe!». El doctor se rió a carcajadas y se le cayeron los dientes, como en las pesadillas. Al levantarse a recogerlos se quedó sin aire y vio dos pulmones sobre el suelo. Aunque era incapaz de pensar con claridad, pudo observar una probeta con un cerebro. En la etiqueta ponía su nombre. Visiblemente alterado se vio a sí mismo sin ojos desde la base de un microscopio. Aún sostenía el periódico con los tendones y los músculos al aire, como si le hubiesen hecho la autopsia. En la sección de Ciencia del diario, sobre el sitio destinado a las esquelas de personalidades fallecidas, estaba su foto..


Microrrelato publicado en mi libro "El desguace".

10 comentarios:

Nieves dijo...

Qué no existe la Magia? Sólo con leerte se demuestra que sí que existe. Y las brujas hailas, te lo digo yo. Besos.

Fernando Remitente. dijo...

Trato de imaginar la sensación de verme a mí mismo sin ojos desde la base de un microscopio... Qué inquietante... Me gustó.

Sinuosa dijo...

Pues sí. Claro que hay magia. Y magos de las palabras. Como tú.

Omar dijo...

Después de leerte, habrá que decir: "de que vuelan, vuelan".

Un saludo.

Isabel González dijo...

Ya no me atrevo a decir que no existe la magia. Iba decirlo, pero no me atrevo, tu micro me previene.
Me gustó Manu.

Un abrazo

Belén dijo...

jajajaj, lo recuerdo, y la verdad es que me pareciómuy bueno, sobre todo ese poso de ironía que siempre dejas...

Besicos

Miguel Baquero dijo...

¡Es le pasa por leer el periódico! ¿Quién le mandaría?

Elèna Casero dijo...

¡cómo me gustó el libro!

Araceli Esteves dijo...

Nunca hay que reirse de lo que se desconoce.Luego pasa lo que pasa.

mi nombre es alma dijo...

Esto es como lo de ser ateo por la gracia de dios. La magia no existe, pero por si acaso, tengo una varita.

Un abrazo