12/14/2009

VIEJOS AMORES


El abuelo lloraba descorazonado en la azotea con un portarretratos en sus manos.
-¡Alto, no se tire! -gritaba el enfermero del geriátrico mientras intentaba agarrarle por un tobillo.
-¿Dónde está ella? -repetía una y otra vez el anciano mientras miraba la foto. Allí estaba él, de joven, junto a aquella chica del disfraz, tan bella y tan menuda, con aquellas alas brillantes.
-Vuelva a entrar, abuelo, aquí fuera hace frío.
-El anciano saltó al vacío, extendió los brazos y una anciana con las alas arrugadas le agarró de la mano.
-Cuanto tiempo, Peter, te has hecho viejo -le susurró al oído.

20 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

Me voy a repetir: me ha encantado. Es muy tierno y con su vuelta de tuerca final.
En la sociedad de hoy está muy devaluada la vejez y supervalorada la juventud. Los ancianos ya no son los experimentados que pueden enseñar a los más jóvenes, son los gagás esos que no vemos qué pintan aún en el mundo. De pena.

Herman dijo...

A mí también me ha gustado. Que ella lo sostenga justo al saltar es de una ternura infinita.

Raúl dijo...

Es lo que tienen los ángeles, por muy viejos que sean; una fuerza en los brazos de la leche.
Buen micro.

Anónimo dijo...

Sí, hasta ellos han de envejecer.

Estoy de acuerdo con Lola, la vejez está devaluada(como la muerte es algo que no se quiere ni ver ni hablar de ello) y ser joven(más que nada parecerlo...) es la leche, por eso me gusta el micro.


Como decía la canción de Queen de la película Los Inmortales(la primera, no las horrendas secuelas) Who wants to leave forever?

Un saludo
R.A.

leo dijo...

Ay, duele. Si le sostuvo en vida, era lógico que apareciera en la muerte. Pero duele.

Belén dijo...

:) Eres un maestro, en serio que si!

Breve, con conflicto, bien resuelto y encima fantástico...

Cuanto me queda por aprender...

Besicos

Álvaro Dorian Grey dijo...

Una palabra; GENIAL
nada mas
saludos y salud

BB dijo...

Pensaba que los ángeles no envejecían, pero allí está ella, con sus alas arrugadas por la espera, lo toma de la mano y siguen..
Bellísimo, Manu
Un beso
BB

...flor deshilvanada dijo...

Ay por favor, se me arrugó el corazón!!

Una genialidad este cuento tan corto que resume un amor eterno en pocos reglones.

Un besito Manu!

Anónimo dijo...

Sorry es TO LIVE FOREVER.

Me lo corrijas , por fa, si puedes.

Yo he dado por supuesto que se trata de Campanilla y Peter Pan...

Un saludo R.A.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, este relato es precioso. Me ha recordado a otro que escribí hace ya algún tiempo. Los abuelos son tiernos "algunos", ¡como la vida!
Besicos muchos.

mi nombre es alma dijo...

Soñar es practicamente lo único que queda en la vejez. Soñar.

Un abrazo

Elèna Casero dijo...

¡cuánta ternura! y bien resuelto. Microgran relato.

Un beso

Araceli Esteves dijo...

Qué bonito, Manu. Creo que hasta me ha entrado una motita en el ojo.

Miguel Baquero dijo...

Qué cuento más triste. Y a la vez qué hermoso lo de los ángeles ancianos

Mita dijo...

Peter Pannnnnnnnnnnnnnnnn
Besos

Pablo de la Rúa dijo...

Muy hermoso, con ese final de vuelta de tuerca tan exigente en los buenos microcuentos. Un saludo.

Odiseo de Saturnalia dijo...

Me ha dado un escalofrío...

Genial.

Inma Ruiz dijo...

Hola Manu:

Precioso relato, Peter, ya ves. Soy narradora y como he hecho en l blog de Belle, te pido permiso para contar alguno de tus relatos. Siempre digo quien es el autor de lo que cuento por supuesto.

Un abrazo

Sinuosa dijo...

Muy tierno.