12/10/2009

MUSEO DE LA PALABRA


Hace ya unas semanas se falló el premio de microrrelatos "Museo de la palabra", pero hasta ahora no había podido leer el texto ganador. La ganadora ha sido Soledad Uranga. La autora podría entrar en el Guinnes, ya que cada una de las 18 palabras de de su microrrelato se han obtenido 389 euros cada una, 7.000 euros en total. Éste es el texto ganador del certamen, un micro que me parece muy inquietante y apocalíptico:

"Hace días que llueve a cántaros. Y la gata se comió el último grillo que nos mantenía despiertos".

25 comentarios:

Raúl dijo...

Un micro tan críptico, como acojonante.

Belén dijo...

Dios mío... eso si es acojonante si...

Besicos

Anónimo dijo...

Yo reconozco que al principio, en una lectura apresurada, se que me quedó cara de haba, tipo ¿einj?

Pero, como todo buen microrrelato que se precie, gana con las lecturas. Y al final me sorprendió cómo en tan poco espacio y haciendo uso de la elipsis a tope se recrea un instante que tiene toda una historia detrás y otra delante, en un futuro que se adivina aterrador.
Un saludo.
R.A.

leo dijo...

Es buenísimo. Temblando me ha dejao, cri, cri

manuespada dijo...

Jao, oigo grillos.

X dijo...

Hola Manuespada,
Me alegro que te haya gustado. Por mi parte, te agregaré a mi lista, ya que tiene muchos textos interesantes tu blog. Sólo una corrección respecto al micro. La versión correcta es "Hace días que llueve a cántaros. Y la gata se comió el último grillo que nos mantenía despiertos."
Gracias y saludos,
Sole

Elèna Casero dijo...

Es muy bueno. Hay que ver con qué pocas palabras se puede relatar toda una situación.

Hablaremos de tu libro próximamente. Algunos de tus relatos no dejan indiferente.

Un abrazo

Lola Sanabria dijo...

"Hace días que llueve a cántaros. Y la gata se comió el último grillo que nos mantenía despiertos".

A mí me transmite desolación,inquietud, pero creo que no acabo de pillarlo del todo. ¿O sólo, y no es poco, quería eso, transmitir sensaciones? No sé, decid algo.

Isabel González dijo...

Primero me cabreó. Sin embargo, cada vez que lo leo me gusta más y más y más. Una auténtica mina de ésas que explotan y se van expandiendo.

Odiseo de Saturnalia dijo...

La verdad es que es bueno, dan ganas de leerlo una y otra vez...

Miguel Baquero dijo...

A mí todavía me queda cara de haba, no lo he entendido, si soy sincero. ¿Están dormidos entonces?, ¿qué tiene que ver la lluvia?, ¿los grillos cantan bajo la lluvia -que yo sepa, no-? No sé, igual en una tercera o ciarta lectura... o igual es que yo soy muy corto, que eso tampoco hay que descartarlo.

Herman dijo...

Muy bueno

Sinuosa dijo...

Ufff, da escalofrío.
Es buenísimo.

Anónimo dijo...

EL DINOSAURIO QUE SE COMIÓ AL GRILLO FARSANTE.

Dicen que es realmente acojonante. Algunos, incluso,señalan que aterrador. Otros, todavía están temblando. Y algo de una historia que tiene su miga y una mina que se expande haciendo estallar miles de preguntas en el aire. Miles de preguntas y una duda: No había, entre los más de 3000, algún relato mejor. No sé... Hace muchos días que fue el fallo y la argentina se llevó los 7000€ del último concurso del año que nos mantenía despiertos.

Anónimo dijo...

Anónimo todos participamos con igual ilusión y sí claro, se nos quedó cara de haba al ver que ni siquiera(yo al menos) llegábamos a finalistas. Pero he entrado en el blog de la autora y le he leído otros textos y encuentro calidad y un lenguaje rico. Una manera de escribir muy personal , si se quiere, pero supongo que de eso se trata. Yo soy incapaz de decir en tan pocas palabras siempre necesito al menos 100. No domino lo de contar en una o dos frases y por eso lo admiro quizá.

Lola y Miguel Barquero:
Lo que yo he entendido es que ha ocurrido una catástrofe de estas casi universal, tipo Diluvio o meteorito o qué sé yo Cambio Climático en sus últimas consecuencias y hay un grupo de humanos refugiados se supone sin comida, sin luz, sin ná de ná que tiene una gata y un grillo que evita que caígan dormidos todos y pase algo peor. Si los grillos cantaN con cielo despejado sólo no lo sé, se que cantan de noche, luego están a oscuras. Que la gata se coma esa última fuente de sonido y de esperanza quizá trae funestas consecuencias, eso ya a gusto del consumidor: canibalismo(primero se comerían la gata, digo yo) o morir de inanición...
Esto no deja de ser una interpretación personal pero también me gusta lo que dices tú Lola, las sensaciones que crea el micro sin más.
No sé, que hablen los demás o la autora que su blog se llama Despeja la X y los micros son a menudo así , como una ecuación.
Un saludo
R.A.

mi nombre es alma dijo...

Leí el otro día algunos de los que llegaron a la final y me gustaron algunos más que éste pero claro sobre gustos no hay nada escrito (pero debería). Fíjate que el jurado ni siquiere elegió el mio como finalista y eso que estaba muy bien (sonrío).

Un abrazo

Anónimo dijo...

Pobre grillo...

Encontré un relato un poco más largo e igual de apocalíptico en esta página:

http://survivalbit.blogspot.com/2009/12/naturaleza-muerta.html


Saludos

sue dijo...

Y luego la gata hacía: "crip-crip"...
Mola!

Anónimo dijo...

Mi nombre es Alma..¿dónde has podido leer los otros micros?

La verdad es que si me gustaría leer los demás finalistas pero en la web del Museo no los publican.

Un saludo, gracias.

R.A.

Lola Sanabria dijo...

Si un microrrelato consigue el debate al que ha llevado éste, ya es un puntazo. Después de leer las diferentes opiniones aquí vertidas, creo que el éxito de este micro está precisamente en no dejar claro, masticado, vamos, lo que está ocurriendo. Un campo infinito de interpretaciones por parte de quien lo lea. Y tal vez por eso desconcierta, irrita, deja huérfano al lector de una explicación. Sí, creo que es muy bueno.

Lola Sanabria dijo...

¿Y dónde se pueden leer los relatos finalistas?

manuespada dijo...

No sé dón de se pueden leer los finalistas, Alma, dinos dónde podemos hacerlo. En cuanto al relato ganador, lo que han dicho arriba, que puede tener muchas interpretaciones, pero no creo que sea bueno que el autor explique la suya, porque se cerrarían muchas puertas a las múltiples posibilidades. La mía está relacionada con el cambio climático, debido a lo que está pasando no deja de llover y las especies van desapareciendo de la Tierra. Hemos pasado la era en el que las apocalipsis eran atómicas, como en el Planeta de los Simios,a la era de las apocalipsis de cambio climático, no hay más que ver la cartelera de cine.

Lola Sanabria dijo...

Yo tampoco creo que la autora deba dar su interpretación. Un relato, en cuanto está publicado, es de los lectores y de sus posibles múltiples interpretaciones.

Besos de finde sin curro. ¡Cómo mola!

Anónimo dijo...

Yo veo los últimos momentos del Arca de Noé vítima de una trágica rebelión. La última víctima hasta ahora ha sido el grillo. Qué pena dan esos bichos desparejos que quedan, la gata, ¿un dinosaurio, tal vez?, ¿un ombú macho?

Pedro Peinado

Pablo de la Rúa dijo...

Yo creo que el micro, por lo menos, te deja una sensación inquietante, vibrante, se queda como runruneando en tu cabeza. Y tampoco hay que entenderlo mucho, sino más bien sentirlo. A mí también me gustaría leer al resto de micros. Un saludo.