12/01/2009

A LA PUERTA DE LOS JUZGADOS


Intentamos lincharlo a la puerta de los juzgados cuando lo detuvieron por abusar de su hijastra. Cuando descubrimos que los policías lo habían arrestado injustamente, intentamos linchar a los agentes a la puerta de los juzgados. Cuando nos enteramos de que los culpables fueron los médicos que emitieron un informe erróneo, intentamos lincharlos a la puerta de los juzgados. Más tarde se supo que la responsable fue una administrativa del hospital que confunció dos casos parecidos y traspapeló los documentos. Intentamos lincharla a la puerta de los juzgados, pero luego echaron la culpa a los periodistas por hacerse eco de una información falsa, e intentamos lincharlos a la puerta de los juzgados. El día en el que nos acusaron a nosotros, pedimos clemencia a los linchadores, a la puerta de los juzgados.

21 comentarios:

manuespada dijo...

Últimamente me llama la atención la cantidad de gente que hay a la puerta de los juzgados cada vez que llevan a algún detenido de algún caso que ha tenido repercusión mediática, y la de personas que lo abuchean, lo insultan e intentan lincharlo. Lo he visto en el caso de Marta del Castillo, en el de Fago, en el de la niña que se cáyó del columpio y acusaron a su padrastros injustamente, y tantos otros, que me pregunto si toda esa cantidad de gente no tiene que ir a trabajar a esas horas o no tiene nada mejor que hacer, aunque quizá sean linchadores profesionales.

Anónimo dijo...

De la última idea sale otro micro, de profesión linchador profesional, abucheador titulado.

En este micro describes muy bien la situación sin decirlo de forma explícita, marcando un círculo alrededor del tema. Y con mucha ironía.

No sé supongo que ha existido siempre, unos por morbo, otros por canalizar una rabia general y sobre todo el peligro que tienen las masas, una persona puede reflexionar(con un poco de suerte) una masa es como un ser vivo(como las amebas), tiene el poder de una riada. Para bien estupendo para mal es pavoroso.

Un saludo
R.A.

Encargué el libro a mi librero de cabecera, llegará un día de estos.

Álvaro Dorian Grey dijo...

a los españoles nos gusta cotillear y salir en la tele. Mucha gente aburrida (no te puedes imaginar la de cantidad de gente que hay)se pasan por allí por si ven algún famoso (sic)
Buen tema para esta semana de "comocargarseauntipoinocente"
saludos y salud

P.D. me gusta el cambio de tu casa

Mita dijo...

No me gusta este micro, me perturba demasiado.

(Correcaminos! en la columna de la derecha del blog, donde usted amablemente ha puesto las portadas de los libros, falta el detalle de DÓNDE se pueden conseguir.
Tu desguace corre aquí por todo el Departamento de mano en mano.
Y el micro de El Quijote está en los tablones de anuncio, con tu nombre por supuesto (y tu permiso, claro)...es que nos hemos divertido mucho con él.
Besos

Lola Sanabria dijo...

Lo que me pone a mi los pelos de punta es la cantidad de personas de buena fe dispuestas al linchamiento sin un pestañeo de duda. Claro que hoy en día es fácil porque se puede linchar sin mancharse las manos de sangre y luego irse a comer una paella y chuparse los dedos tranquilamente. Es lo que tiene el papel, lo digital, el corrillo que vocea... Deshumanización a tope. En mi trabajo suelo decir alguna vez, en plan de coña, cosas como:"Buenos días personas humanas", provocando el escándalo de los listillos de la Lengua. "Si son personas, son humanas", dicen en plan aleccionador. Pues no, no todas las personas son humanas.

Citopensis dijo...

A la puerta de los juzgados se vive caliente a expensas de gritar/destrozar/opinar sobre los que acuden allí (me imagino esposado mientras entro rodeado por la policía y la imagen de delincuente culpable se queda diminuta para describirme).

Un saludo.

manuespada dijo...

Gracias a todos por los comentarios.

RA, como siempre, brillante a la hora de dar (y tener buenas ideas) tomo nota, me has recordado a un relato de Cortázar profesionales plañideras.

Dorian, en efecto, somos profesionales en eso, seamos españoles o esquimales, humanos.

Mita, entiendo que no te guste el micro, a mí tampoco me gusta lo que se desprende de él, pero acaba de pasar en España exactamente eso, me acordé de la cita de Bertolt Brechr de los nazis esa de "no hicismos nada cuando fueron a por estos y los otros hasta qye vinieron a por nosotros, y ya era demasiado tard, pero es que hemos linchado mediáticamente a un inocente y todos los medios dicen: "Es que los medios lo han linchado", como si los demás no lo hubiéramos hecho, y no me refiero sólo a los medios, sino a todos y cada uno de los que vemos la noticia. Por cierto, si pinchas en la imagen de cada libro te pone dónde adquirirlo. Me hace mucha ilusión lo del Quijote.

Cipotentesis, eso que expones es precisamente es lo que me ha hecho pensar sobre este asunto, cómo se pasa de verdugo a víctima en un segundo, y me da mucho "asco social", aunque sé que no existe esta expresión, pero la invento, que para eso estamos.

manuespada dijo...

Lola, no sabes hasta qué punto estoy de acuerdo contigo cuando algún compañero listillo me dice lo de personas humanas, que para nada es redundante, porque hay personas que no son nads humanas, humano puede ser un hombre o, en este caso, un adjetivo escaso. Hay personas animales. Se trata de un dominio del lenguaje, como el que tú tienes, mi admirada Lola, qué te van a decir a ti, já.

Miguel Baquero dijo...

Enhorabuena por el lavado de cara de tu blog, por tu extenso currículum que lo orana y que te has currado, se ve, a base de bien, y enhorabuena porque ees un tipo que, me da la impresión, es de los que se lo piensan un poco antes de linchar a nadie. Y eso hoy en día es un mérito

sue dijo...

Muy buena vuelta de tuerca, si señor. Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio es muy habitual. Y lo de cotillear... uff. A eso no nos gana nadie!

Saludos!

Luis Recuenco dijo...

Y la justicia poética cerró su círculo insensato a la puerta de los juzgados.

Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Puede Manu que de profesión tengan ese apelativo: "Linchadores profesionales" Seguro que se alimentan de esa basura y que el sueldo se lo ganan de esa manera, pero es muy triste saber que hay gente que vive de eso y para eso.
Puede que estemos aprendiendo de esas películas americanas en las que vemos ese gentio, donde se retrasmite esa basura en directo. A veces aprendemos de forma equivocada o desaprendemos lo que realmente nos haría personas humanas. ¡No sé bien que pasa!

Bonita reflexión hecha relato.

Besicos muchos.

Sinuosa dijo...

Pues no es por presumir, eh, pero aquí en Gijón no hay mucho vicio de apalancarse frente a los juzgados a linchar a nadie.
A lo mejor es que llueve mucho y no apetece, o somos muy pasotas, o yo que sé...

Sea como sea, me gustó mucho el enfoque que le has dado al asunto.

Ah, y el blog te ha quedao muy chulo, jeje.

leo dijo...

A mí me pasa como a Mita. El caso de Aitana me ha impresionado muchísimo y tu micro me ha revuelto un montón. Admiro tu lucidez y agudeza.

Raúl dijo...

Y allí estaba yo. Qué remedio, joder.

zayi dijo...

Sabes qué pasa? que han llegado muchos casos seguidos a los que no les ha llegado la justicia: Mariluz, Marta, el monstruo de Amsteten, Los Mohler...y en la mayoría de los casos han sido niños... Estamos tan acostumbrados a la muerte de adultos y sobretodo de mujeres, que esas noticias no causan el estupor que causa las que llevan a los niños como protagonistas... Supongo que ser padres y ver a tus peques reflejados en el sufrimiento de esos niños, te vuelve irracional...
Besitos.

Mita dijo...

Es que la visceralidad forma parte de nuestro país. Me desagrada muchísimo.
Ah, si, gracias! Pincharé en la imagen de un poquito de...

Belén dijo...

Pero existe esa categoría profesional????

Joe, tío no quiero ni pensar en como transcurren las reuniones de ocnvenios...

Besicos

mi nombre es alma dijo...

Y todo por no linchar a los mismisimos juzgados para no tener sitio donde linchar.

Un abrazo

fractal dijo...

Muy chulo este post Manu, he estado ojeando el Francino book's pero después de haber leído varios relatos no me acabó de convencer, no sé si por la portada, el ganador estupendo,jajaja.

Margaret dijo...

hay muchas ganas de sangre y mucha adicción a la telebasura, especialmente en estos momentos de crisis.

un saludo