3/05/2008

SURREALISMO COTIDIANO

Hasta ahora no me había leído el libro de relatos de Félix J. Palma, "Las Interioridades", premio Tiflos de cuento en 2001, y ha sido todo un placer alternar estas historias plagadas de contrastes con el gris marengo de la campaña electoral. Entre trago y trago de debates, mítines, entrevistas, réplicas, "reelecciones roucovareliles" y algunas zarandajas relacionadas con el mundo del suceso, ha sido refrescante combinar el bipartidismo mediático con unos sorbitos de "Las Interioridades". En el relato "La fauna afectiva", un chico anodino acaba con su casa llena de todo tipo de bichos exóticos porque se enamora de la dependienta de una tienda de animales y nunca se atreve a decirle nada, igual que esos jovenzuelos que entran a comprar condones a la farmacia y acaban con cuatro cajas de analgésicos diferentes y tres de juanolas mentoladas. En otro relato, un cuento ya mítico entre los relatistas e "imitado" entre los cazadores de concursos, un hombre conoce a otro en el interior de un armario (absténganse chistes sobre tendencias sexuales). El libro acaba con "El hombre tras la cortina", una historia en la que una familia se muda a una casa y, tras las cortinas del salón, habita un señor hecho y derecho que acaba conviviendo con ellos sin moverse de su hábitat natural, o sea, la trasera de la cortina, allí donde habitan las pelusas. En definitiva, los relatos de Félix J. Palma te llevan a un mundo absurdo en el que todo es verosímil, un cosmos surrealista cargado de realidad en el que lo increíble se hace de carne y hueso, en el que lo extraño se reencarna en la via cotidiana. Ya sabéis, leed el libro, y acabaréis mirando detrás de las cortinas para ver si está allí instalado el vendedor del Círculo de Lectores. De momento estoy planteándome si me compro una boa constrictor o una tarántula en el terrario de la esquina. La dependienta es muy simpática.

7 comentarios:

irene dijo...

Hay que ver lo que se aprende en este mundo bloggero. No sé si me atreveré con el libro, me da miedo obsesionarme con encontrar un extraño en casa, ya sea detrás de las cortinas o bajo la cama.
Cuidadín, cuidadín con la dependienta, puede ser más peligrosa que la boa.
Besos.

hombredebarro dijo...

Permanezco en Círculo de lectores sólo por simpatía hacia el agente que viene a casa. pero de ahí a verlo viviendo detrás de mis cortinas va un trecho...
Un saludo.

Lula May dijo...

No conozco el librito de relatos del que hablas pero suena muy bien. Siempre nos quedará la literatura para hacernos escapadas al colorista mundo de los sueños desde el grisáceo panorama social y político.

Besos, Manu.
Lula.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Niño, ya me has hecho picar. Me lo busco, me lo compro y me lo leo. Me ha gustado como lo cuentas, se ve que lo has pasado bien.
Besillos.

manuespada dijo...

Nani, puedes comprarlo por correo en este link de la Casa del Libro:


http://www.casadelibro.org/fichas/fichabiblio/0,,2900000840081,00.html?codigo=2900000840081&nombre=LAS%20INTERIORIDADES%20%28PREMIO%20TIFLOS%20DE%20CUENTO%202001%29

pandora dijo...

venga pues habrá que leerlo no sólo porque lo recomiendes sino porque además me encanta saber que les gusta leer a mis conocidos virtuales!!!!!

un beso, pandora.

The sea, the sky, the dust dijo...

Parece un recopilatorio de cuentos deliciosos. Tomo nota. Recomiendo Sauce ciego, mujer dormida, de Murakami. Relatos verosímiles condimentado con personajes curiosos. Un saludo.