3/18/2008

DE LOS REFERENTES


Si hay un autor al que le debo mi pasión por los relatos cortos ese es Quim Monzó. Desde que leí "El porqué de las cosas" (me lo habré leído 20 veces) comecé a imitar su estilo con mayor o menor fortuna, como seguramente hayamos hecho muchos a los que nos gusta el mundo del cuento. Cuando comienzas a escribir coges un referente y lo machacas. Luego sigues leyendo a otros autores te vas alejando de tu referente según vas absorbiendo estilos. Desechas unas cosas y te quedas con otras, hasta que vas fabricando tu propia forma de narrar. Tras un tiempo sin leer nada de Monzó (lo último fue "El mejor de los mundos") ahora estoy en las garras de "Mil cretinos". Precisamente en este libro hay un relato sobre un escritor joven que publica su primer libro, un chaval casi inédito que admira a otro escritor, una vieja gloria del relato. Esta historia refleja lo cretinos que pueden ser en ocasiones los jóvenes deseosos de chupar de la teta del éxito, una especie de ambición que les hace matar a sus referentes. El joven se siente rechazado por su maestro y se acaba convirtiendo en un crítico feroz que lo da por acabado. Creo que después de leer este cuento no le pediré jamás una firma a Monzó. Ya sé que es ficción, pero por si acaso me ocurre como al protagonista y me acabo convirtiendo en un cretino. Creo que el único autógrafo que he pedido en mi vida fue a Julio Llamazares en la presentación de su libro "Luna de Lobos" (si no tenemos en cuenta las dedicatorias de gente conocida). Volviendo a "Mil cretinos", es un libro que habla sobre la fealdad de la vejez, sobre la sordidez la muerte, sobre el sufrimiento extremo. Unos relatos oscuros plagados de humor negro y momentos sombríos, tétricos, pero desde un punto de vista tan cotidiano que los hace atroces. Un libro que me ha devuelto las ganas de seguir escribiendo, como siempre que releo a Monzó.

12 comentarios:

Mariano Zurdo dijo...

El relato corto me parece un género dificilísimo. En gran parte escribo casi a diario en el blog porque me parece una magnífica práctica. No he leído nada de Monzó todavía, aunque me lo han recomendado frecuentemente. Eso sí, en los blogs me he encontrado escritores de relato corto impresionantes, algunos que lo hacen sin ninguna intención de publicar, simplemente por el placer diario de contar cosas.
Seguiré practicando.
Un abrazo zurdo.

Belén dijo...

Ah! es a este a quien le tengo que dar las gracias?

Pues muchas gracias! porque tu me pareces genial :)

Y Mariano, es dificilísimo el tema de los relatos cortos, pero aquí MI amigo Manu lo borda...

Gran libro ;)

Besossss

manuespada dijo...

Gracias por tus palabras Belén, me alegro de que no te hayas cortado las venas leyendo mis textos. Besos.

María dijo...

Hola:

Yo acabo de leer un libro, que es el de "Cuentos para pensar" de Jorge Bucay, y, la verdad es que tengo todavìa pendientes por leer varios y todos son referentes al crecimiento personal, que son los que a mí me gustan, pero creo que voy a comprarme el libro del que hablas al principio porque según el título parece interesante, y por lo que puedo observar tú le has leido un montón de veces, quizá algún día yo comprenda tambíén el por qué de muchas cosas. Si tú crees conocer otro interesante, me gustaría me lo comentaras.

Muchas gracias.

Saludos.

manuespada dijo...

María, "El porqué de las cosas" es un libro un tanto crudo en el lenguaje. Para que te hagas una idea creo recordar que en Cataluña hubo asociaciones de padres que se quejaron porque se impartía en el instituto y no lo consideraban adecuado. Con esto quiero decir que no es un libro de crecimiento personal, o de autoayuda, nada más lejos, para eso es mucho mejor Bucay o cualquiera de Paulo Coelho. Prueba a leer "El Alquimista". Saludos.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Pues yo acabo de terminar un libro de relatos breves fantástico titulado "El desguace" de Manuel Sanchez Vicente, un joven y prometedor escritor que seguro va a dar mucho que hablar en el futuro. Le dedicaré un post en breve, ya que lo merece sin duda alguna. Dan ganas de adentrarse en algunas de esas historias y saber de donde vienen y sobre todo a donde van ya que más de una sabe a muy poco, te deja con la miel en los labios, pero ahí está la magia del relato corto. Mas más sinceras felicitaciones a el autor.

manuespada dijo...

Alberto, no sé si me hace más ilusión lo de prometedor o lo de escritor. Es curioso,pero más gente me ha dicho que algunas historias le han sabido a poco, tendré que alargarme, pero la verdad es que escribir un micro lleva más trabajo del que parece, casi es más complicado que una historia larga. Muchas gracias por tus palabras, dan ánimos para seguir en el tajo, que no es poco.

irene dijo...

No sé, puede que sea ficción pero, aunque sea un tópico, la realidad a veces supera la ficción, estoy totalmente convencida.
No conozco a Monzó, intentaré leer algo suyo, aunque no creo que sea "Mil cretinos", no estoy en situación y con ánimo para esas "realidades", empezaré por "El porqué de las cosas".
Besos.

María dijo...

Gracias Manuespada por tu consejo, te lo agradezco un montón, y no compraré ese libro, pensé que era más bien de crecimiento personal, si tú crees que el "Alquimista" es recomendable, te haré caso, e iré en su búsqueda.

Muchas gracias, y decirte que me gustaría enlazarte a mi blog si tú me das el permiso, para poder entrar a leerte desde mi casa.

Saludos.

Lula May dijo...

De Monzó sólo me he leído "El porqué", hace años ya, y me gustaría releerlo, recuerdo pasarlo muy bien con ese libro, tan radical. Buscaré este último suyo que comentas.

Y el que me suena muchísimo es ese tal Sánchez Vicente. Sánchez Vicente... Sánchez Vicente... me voy a "El poder de la palabra" a ver qué me cuentan de él. ;-) No te rías, todo llegará...

Besotes, Manu.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Como a mi no se me nota que me guastan los relatos cortos, me voy a buscar a este señor a ver que me dice,¡seguro que aprendo otro poco y disfruto más, como me ha pasado con tu libro!
Gracias por el consejo, siempre es bueno saber a quién toca leer y no comprar el libro equivocado.
Besicos.

manuespada dijo...

Seguro que te gusta Nani, ya verás. Un beso.