3/11/2008

BEBÉS


Mi amigo Lupas va a tener un bebé, pero él aún no sabe qué es un bebé y está feliz pero asustado. Desde mi desconocimiento absoluto del tema, le facilito una aproximación basada en el empirismo observacional callejero. ¿Qué es un bebé?

DEFINICIÓN DE BEBÉ: Normalmente se trata de un crío pequeño, aunque en la década de los 50 un niño ucraniano ya nació crecido, con trenca, coche, chalet, mujer, hijos, bic naranja y bic cristal, e hipoteca No suele ser lo común. Está más al orden del día que nazca un ser pequeño y calvo que se pasa el día berreando. La función de un bebé en un edificio no es del agrado de todos. Está muy definida: No dejar dormir a nadie. Algunos ponen la oreja en la tripa de la mamá y por las patadas que le da parece que lleva puestas unas botas militares con puntera de hierro. Fijándose bien se puede observar cómo sale de la barriga un bultito con forma de pie. La madre se ríe mucho, aunque los vecinos van a misa de a ocho para suplicar que el crío no llore con una fuerza similar a la de sus pataditas. Cuando nace, las sospechas de todos se confirman: Ese diablillo es el Anticristo. La gente, que es muy hipócrita, le hace carantoñas cuando se lo encuentran sacando tabaco de la máquina. Te puede quemar la casa porque es astuto como él solo: Sabe que le ampara la ley del menor. Ellos tienen su particular forma de comunicarse. Si existiera un diccionario lingüístico bebé-español, la traducción sería la siguiente:

- ¡¡¡¡BUUUUUUUUUAAAAAAAAAAAAAÁ!!!! Eres muy fea, vecina. Deja de mirarme con cara de gilipollas y de hablar como un payaso, que estás haciendo el ridículo. Me cagüentó, apaga el cigarro, vieja puta.
- ABU-ABU-ABU (Acompañado de gestos de brazos y piernas): Soy la mar de graciosillo. De mayor imitaré a Chiquito.
- ZZZZZZZZZ: Estoy soñando con chupetes gigantes y tetas enormes. ¿De mayor me seguirán gustando los chupetes?
- JIJIJIJI: Jajaja, ¡coméos ése! Me encanta el potito de fabada.
- CRRROOOOAAAAACCCC: La comida, una patata, mamá. Cada vez cocinas peor, pero la cerveza de encima de la tele estaba que lo flipas.

Los bebés se clasifican en:
- Buenos: No lloran nada y se lo comen todo.
- Malos: No comen nada y se lo lloran todo.
- Guapos: La gente piensa que son niñas. El padre no duda en mostrar su pene. (El del bebé).
- Simpáticos: Feos como testículos.
- Gemelos: Han salido a hermano.
- Siameses: Están muy unidos.
- Prematuros: Le tiran los tejos a la asistenta.
- Gordos: Son muy pesados.

4 comentarios:

susana dijo...

Manu: Me has destornillado de risa!
Yo creo que Lupas al leerte, te retirará embajadores, mandará tu cabeza a la guillotina y por último re-pensará su amistad con Vos, soltero cruel!

Ya te leeré, dentro de un tiempo, desparramando miel, azúcar y puré de bebés por el blog, cuando tengas tu propio hijo! Y escribiendo poemas y canciones de cuna! Te lo deseo, para que te acuerdes de este post!

Y te abrazo, pensando que alguna vez fuiste un pelado llorón, adorado por mamá y papá!

manuespada dijo...

Susana, yo más que un bebé pelón fui un bebé peludo. Espero que el bueno de mi amigo Lupas no me retire la palabra, es más, seguro que me pide asilo político en casa más de una vez, porque no soy un soltero cruel, en todo caso sólo cruel. El día que me toque me imagino que el blog desparramará papilla, como tú dices.

Evan dijo...

jaajaja

Que tierno y que fantástica descripción!

Yo muero por tener un bebé!!

Un beso, Manu!

Belén dijo...

jjajajajjajajaja, me ha marcado lo del pene jajajajajaj (del niño, se entiende ;))

Besicos guapo, oye... delicioso tu libro!