3/27/2013

"DE ANTOLOGÍA"

Talentura ha creado un blog para ir siguiendo todas las novedades sobre la antología de microrrelatos que hemos coordinado para la editorial Rosana Alonso y yo mismo. En el blog se irán publicando los nombres de los antologados y todas las noticias relacionadas con el libro. Finalmente el título elegido es "De antología", ese comentario que se suele poner en los blogs cuando un escritor publica un microrrelato muy bueno, digno de ser publicado en papel. Si alguna vez alguien te ha escrito en la caja de comentarios que tu texto es "De antología", seguramente estés entre los seleccionados, y si no, pues puede que también. El subtítulo, "La logia del microrrelato" es un guiño a la secta secreta que han formado los microrrelatistas que se reúnen en un lugar fantástico para sacrificar dinosaurios una vez al año, vosotros sabéis dónde, porque lo peor de la mafia es no pertenecer a ella. En definitiva es un guiño irónico a algunas referencias críticas que señalan a los escritores de microrrelatos como "secta" o "lobby". Quizá estén en lo cierto. Pero quedaba más elegante y enigmático "logia" que otras acepciones quizá también acertadas. El subtítulo "Generación Blogger", aunque sobrevuela sobre esta antología, tuvo que ser descartado porque se nos adelantaron los poetas en otra antología. Éste es el enlace del blog que ha creado Talentura:

http://logiadelmicrorrelato.blogspot.com.es/

31 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Seguiremos allí las novedades, Don Manu.

No cabe duda de que los talenturosos sois muy creativos.

Un abrazo,

Luisa Hurtado González dijo...

Creo que es la primera vez en la vida en que voy a sentirme bien siendo de una logia, o secta, o club o lo que sea. Y es raro, porque hasta el momento las he huído de forma visceral.
Qué caso ésta de criar dinosaurias para matarlos después.
Iré a echar un vistazo por allí y gracias.

Rosa dijo...

Una idea genial, crear un blog para el seguimiento de esta logia microrrelatista. Estaré al tanto de las novedades.

Besos desde el aire

Sara Lew dijo...

Me pasaré por allí para estar al tanto de las novedades. Buen título para la antología.
Abrazos.

Víctor dijo...

Anda que no tenéis cuento. O microcuento. Vaya manera de hacer sufrir al personal. Nada, voy a descuartizar un dinosaurio y a leer sus entrañas para ver si con suerte formo parte de esa mafia, o logia o lo que sea. Voy preparando un par de cabezas de caballos, por si hay que alegrar la mañana a alguien. Abrazos.

David Vivancos Allepuz dijo...

¡Malditos poetas! No se cortan el pelo, se cuelgan de los árboles y, por si fuera poco, se adelantan. ¿Malditos poetas!

Un abrazo,

D.

Mei Morán dijo...

Nos tenéis en ascuas!

AGUS dijo...

Excelente noticia.
Es un placer descubrir los últimos pormenores de una antología que se antoja ya indispensable. El título, todo un acierto.

Abrazos.

Manuel Rebollar Barro dijo...

Se va uno unos días y a su regreso se encuentra todo patas arriba. ¡Vaya manera de hacer ruido!

Saludotes

Elysa dijo...

Bueno, pues iremos pasando por allí, a ver que ideas maquiavélicas se os ocurren para hacernos sufrir.

Besitos

Rubén Rojas Yedra dijo...

Es verdad lo que dice Víctor Lorenzo. Para la próxima, Manu, hay que rastrear más profundamente el universo bloguero, que hay mucha gente joven muuuy buena que también merece estar o, por lo menos, competir en igualdad de condiciones de cara a vuestros gustos (el tuyo y el de Rosana Alonso, claro, que sois los que elegís).

Un abrazo, y enhorabuena por el proyecto. Tiene muy buena pinta, de verdad.

manuespada dijo...

Rubén, en realidad las antologías no son una competición, sino que se basan en el injusto gusto subjetivo de los antólogos, pero trataremos de rastrear mejor la próxima vez, de todas formas aún no hemos publicado la lista completa de autores. Hay jóvenes y viejos, no consideramos que la juventus sea un valor en sí mismo, sino sólo una circunstancia pasajera. Hay mucha gente mayor a la que no le dan una oportunidad precisamente porque los consideran mayores, y no creemos que eso sea justo. En cualquier caso tomamos nota de tu blog, me imagino que te refieres a ti mismo. Un abrazo.

Rosana Alonso dijo...

Rubén aquí ha entrado gente sin/con blog,gente nacida en los 60, 70 y ochenta, lo más viejos tienen 27 años...

O sea que el criterio en ese sentido ha sido amplio, muco y hemos rastreado lo que me hemos podido y más, y tenido en cuenta sugerencias de los propios blogueros y de otras personas. El tema es que había un plazo y que es imposible meter absolutamente a todo el mundo porque eso no pasa ni en las antologías de más renombre: Pirañas, Por favor sea breve 1 y 2 y muuuchas más.
Ni te digo la de gente que debe de escribir unos microrrelatos muy muy buenos y que ni sabemos de su existencia.
Por eso hay gente que se queda para otras sean en la editorial que sean.
Un saludillo
Rosana

Rosana Alonso dijo...

Muco no mucho!!!!

Y meter a muchos autores ya supone un esfuerzo económico, profesional y de medios (y un acto de fe y valentía) tal y como está el tema editorial.

Más saludos

Rubén Rojas Yedra dijo...

Quizá me he equivocado introduciendo la palabra "joven"; no quería hacer una distinción en ese sentido. Sé que hay, los he leído, veteranos y noveles de primer orden. Mis disculpas de antemano.

También, creedme, valoro mucho vuestro trabajo de rastreo (también soy investigador de breves y sé del esfuerzo para leer siempre con igual concentración). Solo me preguntaba en voz alta si quizá una microconvocatoria no hubiera incentivado la llegada de nuevos autores (que no se mueven por blogs, o que son nuevos, sí, como yo, que no conocemos a nadie). Es decir, que de una tacada aliviáis la vasta labor de búsqueda y de otra todos los autores parten en igualdad de condiciones.

Pero vosotros conocéis mucho mejor el sector editorial y no dudo de que si lo habéis hecho de una forma y no de otra ha sido, entre otras razones, para que no se os fuera de las manos en cuanto a cantidad, lo que también hubiera sido un problema.

Y digo todo esto porque, claro, los que escribimos micros y conocemos a los autores antologados (muchos de ellos con un talento inmenso), a vosotros mismos y a la editorial Talentura, pues sabemos del microprestigio que este proyecto supone. Por eso, siento más el no haber tenido una oportunidad. Solo eso, es una envidia sana y a la vez un piropo a lo que estáis haciendo. Sobre todo porque, y los leo aquí y en Facebook, muchos de los incluidos están felicísimos. Y ya se lo merecían, ya.

Un abrazo a todos.

manuespada dijo...

Rubén, los editores precisamente nos escogieron a nosotros porque no querían una convocatoria que pareciese un concurso. Seguramente se nos ha quedado gente muy buena fuera, de hecho hemos hablado con algunos a posteriori, autores que no han entrado ya sea por despiste, por espacio, por intendencia o incluso porque ha habido autores que no han querido participar, algo que nosotros respetamos al 100%. Reconozco que no conocía tu obra, aunque luego he rastreado para buscar cosas tuyas. La primera vez que he sabido algo de ti es la primera vez que te metes en mi blog para dejar un comentario en el que estás molesto por no entrar en la antología. Lo entiendo, y me parece bien. No voy a presumir de veterano porque me parece igual de cutre presumir de viejo que de joven, pero te diré que llevo 15 años escribiendo microrrelatos y me costó mucho entrar en una antología, pero nunca se lo he echado en cara a los antólogos ni a los editores. ¿Da rabia no entrar? Pues claro, entiendo lo que dices porque crees que no valoran tu esfuerzo. Lo que no entiendo, de verdad que no, es que digas que no hemos hecho bien nuestro trabajo al señalar que "hay que rastrear mejor los blogs", cuando llevamos siete largos años haciéndolo, casi desde que no existían los blog de microrrelatos. Y por otro lado, ¿por qué dices que no hemos rastreado bien cuando aún no hemos hecho público ni el 40% de los nombres que configuran la antología? Otra cosa es que valores negativamente que no hemos dado con el tuyo, bien,vale, lo dicho, lo entiendo, pero si no generalizas y dices "tenéis que rastrear mejor porque ni blog es muy bueno y yo no estoy". Entonces vale. Otra cosa. Nosotros no somos ninguna mafia, por eso precisamente le hemos puesto ese subtítulo irónico al libro. No he visto en mi vida al 95% de los autores que aparecen en la antología, y a muchos ni los conozco. Otros no tienen ni blog, como dice Rosana, y hemos dado con ellos a través de concursos o de terceras personas que nos los recomiendan. Rosana se mueve muchísimo entre bambalinas para descubrir a gente nueva, tiene un gran olfato para eso. Si te hubieras puesto en contacto con nosotros a priori, y no a posteriori, te aseguro que nos habríamos leído tus textos, como hemos hecho con otros muchos. En cualquier caso, intentaremos subsanar los errores en el futuro y apuntar nuevos nombres, y seguirles de cerca, y pedir disculpas a todos los buenos escritores que se han quedado fuera. No te iba a responder, porque como tengamos que responder a cada autor que se haya quedado fuera y nos lo eche en cara no habría espacio suficiente, pero como me ha gustado más el tono de tu segundo mensaje que el del primero, quería dejar algunas cosas claras. Y a partir de aquí, a animarte a seguir trabajando sin caer en el desánimo, que no lleva a ninguna parte. Un abrazo y gracias por ese segundo mensaje.

Rubén Rojas Yedra dijo...

Hola, Manu.

Quisiera decir algunas cosas; lo más breve posible.

Lamento si lo primero que sabes de mí te deja mal cuerpo. El primer mensaje llevaba un una ironía/guasa gaditana que quizá en letras no se percibe. No iba con maldad, te lo aseguro. Ni quise decir que trabajasteis mal; lo maticé en el segundo.

Yo os sigo a casi todos desde que inicié la tesis, hace más o menos 5 años (tengo el Reader a petar y además podrás ver en mi blog una lista bastante completa de cuentistas que sigo). Sin embargo, no tenía Facebook (hasta hace unas semanas) y nunca comentaba en blogs (¿pudor?). Desde que Fernando Valls me dio la oportunidad de salir en “La nave” empecé a aficionarme a los comentarios (y eso que él siempre me decía que participara). Quiero decir, y es culpa mía, que estaba sin estar. Y a lo mejor por eso no me llegó la información del proyecto.

Si hablamos de mi blog, o de mi presencia en web, te diré que los textos legibles dicen algo pero no mucho de mi escritura. Las bases de los certámenes literarios se comen los mejores contenidos de los blogs. Por eso veía mejor lo de la convocatoria, para que los textos quedaran a nivel privado.

Además, Manu, de verdad que no os echo en cara no entrar en la antología. Solo alzaba la voz para demostrar que no ha existido la misma posibilidad para todos (por lo que sea, espacio, red de contactos, tiempo, cuestiones editoriales, etc.). Creo que no es lo mismo. Y, aunque no lo creas, no hablaba solo de mí. Aunque no hayan salido a la luz los nombres definitivos de la antología, sé de bastantes muy buenos que tampoco han oído nada de este proyecto. Ya he escuchado tus razones y las entiendo perfectamente.

Ya sé que no sois ninguna mafia; tampoco lo he insinuado (creo). Conozco a algunos de los autores y son gente acogedora y cariñosa (y lo digo por mí que llegué el último a los despojos del ReC en Facebook y me han aceptado maravillosamente). Sé que vosotros hubierais hecho lo mismo; estoy seguro que sois gente cercana, tampoco os critiqué por eso. No quiero que lleves mi crítica más allá de lo esencial, lo que te decía justo en el párrafo anterior.

Gracias, Manu, por responderme y por aclarar algunos detalles que me gusta conocer. Yo voy a seguir trabajando con la misma ilusión, de verdad. Me gustaría hacerme un hueco con escritos de ficción no con comentarios agrios como los de estos días. Reitero mis disculpas. Un abrazo.

manuespada dijo...

Hablando se entiende la gente, Rubén. Tomo nota y, como hizo Fernando, te animo a participar, así sabrán cómo escribes. Mantenerse al margen no creo que sea bueno. Es una cuestión de compartir intereses. Antes hacían tertulias en cafés y ahora se hacen en la red. Bienvenido. Un abrazo.

Rubén Rojas Yedra dijo...

Justo es lo que echo en falta, Manu, tertulias literarias. Soy de bares; poco a poco de blogs. Ambos espacios tienen sus defectos.

Gracias.

manuespada dijo...

De todas formas mi opinión es que una antología seria tiene que estar basada en latrayectoria más o menos sólida de los autores que la conforman, y una convocatoria abierta como la que convocan algunas editoriales no creo que sean antologías, sino recopilaciones, y eso es otro concepto.

manuespada dijo...

Es decir, un reflejo de una época.

manuespada dijo...

Rubén, tengo una curiosidad. ¿Tú también le planteaste en su día a Fernando Valls y a Irene-Andrés Suárez por qué no habían hecho un concurso público y abierto para participar en "Mar de Pirañas" y en la antología de Cátedra?

Rubén Rojas Yedra dijo...

Me lo planteé, sí, Manu, me lo planteé. Y poco a poco voy sabiendo unas razones e intuyendo otras.

Si no me equivoco, una de las premisas era basarse en textos editados. O por lo menos de autores ya editados. Los premios también tenían algo que decir.

manuespada dijo...

Que yo sepa salen autores no editados y autores no premiados en Pirañas, y en Cátedra sí eran autores con al menos un libro, pero bueno, lo que quiero decir es que no conozco ninguna antología seria que se haya montado con el método que planteas de convocatoria pública y abierta tipo concurso. Si la conoces dímelo, que tengo gran curiosidad.

Rubén Rojas Yedra dijo...

Yo tampoco la conozco, Manu. Pero alguna vez tendrá que ser la primera. Tendría sus ventajas y sus inconvenientes, claro, pero se liberaría al antologador la responsabilidad de ser el epicentro de la convocatoria. Podría ser interesante.

manuespada dijo...

Entonces habría que redefinir qué es una antología.

Rosana dijo...



Rubén, te iba a preguntar lo mismo que Manu.

Aclarado todo, yo sólo te iba a decir que comentarnos todo lo que nos has comentado y no hacerlo en los blogs de los otras personas que han publicado antologías y no te han incluido (bueno ni a otros claro, entre los cuales me incluyo en algunas de las antologías no en todas y no se me ha ocurrido decir nada) me parece muy significativo.
Es como si una edición independiente, a una editorial más pequeña o menos conocida que las otras como es Talentura, se le puede "regañar" y señalar que no hay apublicado todo y a las otras editoriales por más renombre o por más nombre de los antólgos no. ¿¿¿¿????
No lo entiendo y no me parece bien claro.

Y ya está, que lo demás ya quedó claro y que no será ni la última ni la única antología que haya, y se seguirán sumando escritores al microrrelato y allí estarás seguro.

Ya ponerme a definir el concepto antología, o debatir sobre cómo tiene que ser está fuera de mis intenciones.

Saludillos

Rubén Rojas Yedra dijo...

Hola, Rosana.

De verdad que el no "quejarme" antes no es cuestión del renombre o el carisma de la editorial o el antólogo. Como digo arriba, no hace mucho que me he incorporado al espacio virtual. De aquellas antologías ni me enteré en su momento, pero hubiera alzado la voz (que solo es un "eo, estoy aquí, y no estoy solo") igualmente a Valls (caso distinto es si la premisa es la edición). Pero el hecho en sí de hacerse ver no depende de si se trata de una editorial u otra, de verdad que no. No quiero que penséis que me he tomado licencias por tratarse de vosotros y no de otras personas. No conozco a Valls ni os conozco a vosotros (quizá se solucione el 18), así que tampoco establezco jerarquías.

Esto me parecía importante aclararlo. Un beso, Rosana. Siento todo este jaleo que estoy armando; sé que soy un puñetero.

manuespada dijo...

Rubén, muy bien, pues te animo a que escribas a Menoscuarto o a Cátedra pidiéndoles una oportunidad, pero acompaña la carta de un manuscrito, eso lo hemos hecho todos, y a esperar. En cuanto a que el criterio de publicación sea que han publicado sólo a gente editada no creo que sólo sea ese criterio, también cuentan otras cosas, sobre todo porque si hicieran una convocatoria pública y abierta, muchachos como los que aparecen, no sé, Juan Ramón Jiménez o Lorca no podrían presentar sus manuscritos porque han muerto, aunque bueno, quizá los podrían mandar sus herederos. Yo tengo cosas de mi abuelo en el cajón.

Rubén Rojas Yedra dijo...

Bien, Manu, tendré que aceptar que tires de ironía cuando yo lo hice en un momento anterior...

Conozco los estrictos criterios filológicos de Cátedra y no hay nada que hacer; Valls ya me conocía y si no me incluyó fue una decisión suya consciente. Y eso no me molesta.

Poco más, gracias por el espacio de debate, por escuchar y por responder.

manuespada dijo...

Con los debates todos aprendemos. Gracias a ti por pasarte.