3/19/2012

A LOS PADRES, ESA FIGURA INCOMPRENDIDA

“Hoy voy a recibir mi primera comunión. Dicen que un cura te da una hostia, pero que no duele nada. Nos hemos levantado temprano para ponerme el traje de marinerito. Mi madre se ha cabreado mogollón cuando ha visto que mi padre me ha puesto unos pendientes de aro, un parche en el ojo y un traje de Capitán Barbarroja que compró en un chino del barrio. Mi padre dice que no es para ponerse así, que Barbarroja era marinero, y además capitán. Los demás van de rasos y yo de oficial con grado. Mamá me ha cambiado a todas prisas y hemos ido a la iglesia. A la salida de la misa los padres de los demás niños han tirado monedas. He podido ver cómo mi padre se abalanzaba sobre los euros. A un señor de bigote muy grande le ha pisado la mano. Ha sido muy bonito, pero creo que a mi segunda comunión no invitaré a mi padre. Es un egoísta. Al final él ha sido el que se ha llevado más hostias”.

22 comentarios:

Rubén dijo...

Jejeje, los padres... Me recordó mucho a manolito gafotas contando una de sus vivencias. Un placer siempre pasarse por aquí

AGUS dijo...

Me temo que todos fuimos ese niño y todos seremos algún día ese padre. Me he reído mucho, la definición de "figura incomprendida" es muy certera.

Abrazos.

Melvin Rodríguez Rodríguez dijo...

Definitivamente muy incomprendida.

Xesc dijo...

Me veo tirándome de cabeza a pillar monedas y recibiendo todas las hostias que llevo de retraso desde que hice mi primera comunión, igual que ese padre que tiene los huevos de vestir al niño de Barbarroja.

Me parece genial la narración en boca del niño de la figura del padre.

Sólo una apreciación que me atrevo a hacer, igual llevado por el impulso de las hostias. El "Hoy voy a recibir..." no sería más acorde con el tiempo de la narración si fuera "Hoy he recibido o Hoy recibí...".

Abrazos de padre

Paloma Hidalgo dijo...

El mío fue un héroe ese día, se interpuso entre Nerón-el pastor alemán de mi vecina-y mi vestido de organdí, cuando salíamos hacia la iglesia. Me quitó todo el protagonismo con su traje desgarrado, pero no me importó, se lo merecía: los perros le aterrorizaban.
Me ha gustado tu figura incomprendida, mucho. ;-)

Un abrazo

manuespada dijo...

Cierto Xesc, hay un fallo temporal, luego lo cambio, gracias. Abrazos de padre.

David Moreno (No Comments) dijo...

Jijijiji me hizo reír y las hostias, más.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Lola Sanabria dijo...

Este padre entrañable debería darle un par de hostias a ese niño caprichoso e insensible.
Buen homenaje.

Abrazos de madre incomprendida (a veces).

Anita Dinamita dijo...

Genial este padre, creo que dejas una imagen muy acertada en el día del padre, mucho mejor que la de El Corte Inglés.
Abrazos

Laura dijo...

Pues genial la voz del actor principal narrando esta peripecia de comunión tan graciosa.

Como homenaje a todos los padres del mundo que se llevan "hostias", no está nada mal.

Un abrazo

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Yo he gozado de la suerte de tener dos padres nada religiosos -a pesar de haber nacido en sendas aldeas gallegas de la posguerra- y haber nacido en un país muy laico, con lo que me ahorré el trance de las hostias. Y, claro, como padre también se las he ahorrado a mis niños. Las hostias y el que los mojaran con agua bendita en invierno.

Dicho lo cual, este relato me llega -como tantos- por experiencia ajena.

Me has hecho reir, Don Manuel. Sobre todo por ese padre con el que me identifico, vistiendo al niño de pirata y peleando por las monedas.

Un abrazo,

David Vivancos Allepuz dijo...

De este divertido texto, me quedo con el disfraz de Barbarroja, una muy buena salida. Repetir la broma de las hostias creo que perjudica un poquito al conjunto pero, claro, eso es una cosa muy personal. Enhorabuena Manu por haber creado a ese padre ;-)

manuespada dijo...

Gracias a todos por los comentarios. En realidad, como podéis comprobar, este texto no es un micro. Forma parte de un monólogo de humor que en su día escribí para una actriz que se ganaba haciendo bolos por las salas de España. Ese sí que era in público duro de roer, el mismo texto gustaba en un lugar y en otro te tiraban tomates. Menuda épica, cada día era un estreno. El lenguaje tenía que ser muy directo y visual. Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bueno, este relato es muy real, creo que por norma siempre pasa así.
Besicos muchos ingenioso!!

Arte Pun dijo...

Me uno a esos padres incomprendidos, se trata un personaje muy veraz.

Abrazos

Marisol Torres dijo...

Muy divertido, Manu. !Ay!, los padres, pobres criaturas.

Elysa dijo...

Bueno, es igual sea micro o monólogo, es realmente divertido. Imaginarse a ese padre lanzandose a por la monedas. en fin, que se ve este lo que sea.

Besitos

ernesto ortega garrido dijo...

Muy divertida esa comunión. Me hubiese gustado asistir. Como monólogo no tiene precio, un género dificilisimo.

Mei Morán dijo...

Me hizo pensar en las hostias de chorizo, así llaman a una rodajita de embutido en el pueblo de mis padres. Me reí mucho con tu personaje sacrílego, incomprendido por su entorno.
Un saludo

Alice vio la luna... dijo...

¡Qué padre más cachondo!

Un beso,

Miguel Baquero dijo...

Así tenían que ser todas las comuniones, eso que saldríamos ganando, sobre todo los niños

Belén dijo...

Si es que hay padres que deberían quedarse en casa jajajajajaj

Besicos