1/26/2011

LA EVOLUCIÓN DE LOS CETÁCEOS


El hombre se levanta de la cama, se acerca al cristal y palpa la superficie lisa con la yema de los dedos. Al otro lado, unas burbujas anuncian la aparición de una pareja de delfines con dos crías. El macho emite un sonido tan agudo que traspasa las paredes de vidrio. Varios grupos de belugas y narvales, tres ballenas jorobadas y dos cachalotes comienzan a agolparse. El hombre pone la palma de las manos sobre el suelo, y tras un rápido movimiento del cuerpo semejante a un latigazo, hace el pino, trasladándose con pequeños saltitos alrededor del habitáculo acristalado. Al acabar el ejercicio se abre una trampilla del techo y cae una lata de sopa Campbell sobre la mesa. El hombre saca una cuchara, saluda con una genuflexión a las criaturas del océano, y se sienta en una silla con la mirada perdida en el suelo del terrario.

24 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Piemero pensé que ibas a contarnos el micro que habías presentado a Minificciones, es lo que toca en esta fechas. La imagen no era la adecuada pero.... de modo que tuve que releer para centrarme en lo que nos estabas contando y me centré, vaya si me centré.
Me ha encantado.

AGUS dijo...

Este texto es como darle la vuelta a un reloj de arena. Parece sencillo pero es un ejercicio muy arriesgado y complejo. Las imágenes del hombre dando saltitos, el bote de comida cayendo y la espera en la silla son geniales. Tras leerlo, uno vuelve inexorablemente al título – otra vez certero – que adquiere entonces toda su plenitud, señalando las dos líneas de evolución distintas. Excelente, Manu.

Abrazos.

No Comments dijo...

El título cobra importancia para esclarecer el micro. Creo que sin él quedaría cojo; con él, se convierte en uno de los buenos.

Este 2011 sigues aumentando el nivel. Enhorabuena.

Un saludo indio

Propílogo dijo...

El texto, obviamente, es genial. El detalle de la lata...
Pero yo alabo sobre todo la elección de los cetáceos como grupo particularmente verosímil.
Además, llevar bajo el agua la paradoja de la inversión de papeles es sublime. Probablemente hace falta ser Manu para algo así.
Saludos

Anita Dinamita dijo...

Buenísimo, Manu, no tengo mucho más que decir que lo que se ha dicho. Me había imaginado cosas así pero nunca con cetáceos como público. Genial.
Un abrazo

Isabel Mª González dijo...

El otro lado del espejo, muy bien Manu, me gustó.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Maravilloso Manu. algún día se cambiará todo y ogtros vendrán a decirnos lo que debemos hacer. seremos primates dentro de una jaula, se nos volverá todo del revés de seguir como vamos.
Eres el Julio Verne del siglo XXI.
Besicos muchos guapo.

Maite dijo...

Fabuloso, aunque a medida que iba leyendo iba intentando imaginar la resolución que habías leegido para el micro, el desarrollo, las imágenes elegidas a través de tus palabras, todo, adquiere una consistencia de realidad que casi...asusta. Me ha encantado. Qué gusto da leer estas cosas. Gracias.

Torcuato dijo...

Los cetaceos no son capaces de esas torturas.
Genial, como siempre, Manu.
Un abrazo.

Claudia Sánchez dijo...

Excelente Manuel! Igual que "El farero y la sirena"... voto por él.
Saludos!

Lola Sanabria dijo...

¡Lo que hay que hacer para poder comer una lata de sopa! Al paso que vamos, con recortes de aquí y allá, chuparemos piedras.

Muy bueno.

Besos a pares.

Patricia dijo...

Lo preciso de la tensió, su originalidad, más el plus del título hacen de este micro una genialidad.

Abrazos.

moderato_Dos_josef dijo...

Excelente. Un final d elo más logrado.
Saludos!

Miguel Baquero dijo...

Como han dicho en alguno de los comentarios, ha sido como darle la vuelta a los pantalones

David Figueroa dijo...

Jajajaja, qué bueno, Manu!
Lo has hecho de manera excelente, dejándonos en vilo hasta el final.
Me gustó mucho.
Un abrazo.

virgi dijo...

¡Cuánto camino para acompañar a Warhol!
Besos

Elysa dijo...

Corto e intenso, buen titulo y buen micro...

Puck dijo...

jajaja y todo por una lata de sopa!!! le podían dejar hacerse un huertito para unas ensaladas de la tierra
Saludillos

Pablo Gonz dijo...

Muy bien, Manu. Bien escrito, como siempre, y (para mi gusto) con un avance temático hacia la crítica.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Bicefalepena dijo...

Me gusta tu mirada humana de la evolución cetácea. Seguramente se asemeje mucho a la que tengan los cetáceos de la nuestra...

Me gustó mucho.

Un abrazo

Belén dijo...

Me has recordado al episodio de los Simpson,que los delfines toman el control de la humanidad...

Besicos

Baizabal dijo...

Sí, hay que tener muy en cuenta el título para completar el sentido del micro, lo cual es, para mí, de lo mejor que se puede lograr en un microrrelato.

Me recordó Axolotl de Cortázar.


Un abrazo

Lansky dijo...

gracias por tu vista y adelante con los 'micro'

R.A. dijo...

Me gusta especialmente este micro porque cuando he ido con las peques a un espectáculo de delfines y demás se me han saltado las lágrimas (ocultas gracias a las gafas de sol) no por lo bonito del espectáculo si no porque me parecen tan inteligentes y tan especiales (bueno de todas formas en general los Zoos me acongojan) que pienso en lo que estarán pensando (y sintiendo) sobre esos humanos que aplauden y les dan pescaditos por hacer contorsiones...en fin que has sabido plasmar en un microrrelato todo eso que yo siento. Y ni se me había ocurrido utilizarlo como tema de un micro.
Pero a ti sí, olé!!!
Y con toda la crítica y la reflexión que lleva implícito.