1/24/2011

ELIPSIS


Ayer mamá pilló a Jhonny otra vez torturando lagartijas y enterrándolas en el jardín. Mañana será ejecutado por sus crímenes.


La revista Granite & Rainbow dedica su último número al relato corto. En la página 29, Álvaro Gómez dedica un estupendo artículo a "Fuera de temario". Además, en la página 11 hay una reseña sobre "Perversiones", en la que sale el dibujo que ilustra mi micro "Fetichismo" (La del zapato de tacón en misa). En este enlace:
http://www.graniteandrainbow.com/wp-content/uploads/2011/01/GR10.pdf

17 comentarios:

Propílogo dijo...

Toda una vida en un punto y seguido. Tal vez Johnny no mereció más historia. Tal vez su hermano ha conseguido borrar lo que recuerda hasta dejar sólo un punto.
Da que pensar, Manu. Muy bueno.
Saludos
Gabriel

depropio dijo...

Puede ser una elipsis muy dilatada... o no, porque yo ya me lo creo todo.

Un saludo.

AGUS dijo...

El título es sublime. Y el texto me transporta al mundo del salvaje oeste. Un mundo violento, sin reglas ni esperanza más allá de salvar el pellejo. Me encanta todo lo que deja imaginar éste textículo. Parece que uno está también dentro de esa elipsis.

Abrazos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, me has recordado la ley americana, tan puritana y fuera de humanidad. En realidad es tan normal esto que tú hoy nos traes!!
En poquitas palabras, haces pensar un montón, niño grandote!!!
Besicos muchos.

leo dijo...

Me ha sorprendido esta elipsis :-)
Felicidades por la atención que está recibiendo el bicho palo. Aquí lo tengo ya, en la sala de espera.
Buen comienzo de semana.

Acuática dijo...

Tremendo. Me encanta cuando los micros se complementan a la perfección con el título, como en este caso. ¿Puedo añadirlo a mi microteca?
Un abrazo
:)

manuespada dijo...

Claro Acuática, puedes ponerlo si quieres. Un abrazo y gracias a todos.

Jesus Esnaola dijo...

Espero que, en lo que a mí respecta, no sea una elipsis que admita generalizaciones, confieso que en lagartijalandia hubo un tiempo que fui persona non grata.
Ejemplo espléndido de microrrelato cuyo título tiene una función esencial, no digo importante sino esencial. Muy bueno.

Un abrazo, Manu.

Puck dijo...

El título es total. Dime de hiciste y te diré dónde acabarás.
Saludillos

Esteban Dublín dijo...

Buenas noticias para el microrrelato.

Pablo Gonz dijo...

Excelente, Manu. Este micro se puede usar como modelo para dos cosas: la importancia de la elipsis en las distancias cortas (se gana mucho sugiriendo) y la utilización narrativa del título. Sin él, este micro no sería nada. Con él, lo es todo.
Mi más sincera enhorabuena,
PABLO GONZ

Belén dijo...

Las elipsis, si se entienden bien, pueden ser muy provechosas... si no, que le digan a los bichos

Besicos

Discordia dijo...

Yo, de pequeña, me conformaba con arrancarles la cola. La lagartija conseguía una nueva y más bonita y yo me maravillaba un rato en el verde de sus miembros rotos.
Me alegra ver que el Bicho Palo se cuela en tantos rincones!
: )

Baizabal dijo...

FElicidades por este micro y por lsa noticias.

Un abrazo.

David Figueroa dijo...

Todos hemos torturado lagartijas!
Muy buena la Elipsis, te sigo leyendo, Manu.
Un abrazo.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Un placer leer tu libro y ofrecerle un hueco en nuestra revista.
Un abrazo

Pedro Alonso dijo...

Reconozco que no lo he entendido hasta que he reparado en el título, sólo entonces he sentido esa leve punzada que siempre me indica que estoy contemplando una genialidad. Volveré en busca de más. Un saludo.