12/12/2008

LA REALIDAD


- No sé nada de ningún hobbit, lo siento– dijo el escritor con la mirada perdida entre las paredes acolchadas.
- Bien. Ayer me dijo que tampoco conocía usted a ningún troll y que no es amigo de ningún orco. Pero, ¿qué hay del elfo que trabaja para usted? – le preguntó con mirada inquisitoria.
- Sólo habita en mi mente.
- ¿Quiere que le quitemos la camisa de fuerza?
- Sí.
- Entonces, ¿por qué se empeña en seguir negando la realidad? Mañana volveré a verle. Reflexione-. Y el terapeuta cerró la puerta de la habitación con sus ventosas azules.

CORTOMETRAJE GOYA 2005
Últimamente estoy bastante encabronado con los servicios de atención al cliente de Imagenio, aunque lo mismo me da una compañía telefónica que otra. Esto me ha llevado a recordar el Goya al mejor cortometraje en 2005, un corto antológico que consiguió más de 100 premios y que fue preseleccionado para los Óscar. Un magnífico trabajo que realizó un compañero de la tele al cuál no conozco: Alberto Ruiz Rojo. El corto se titula "Diez Minutos" y es magistral. Alberto Ruiz dice que la idea surgió "de un gran sentimiento de rabia e impotencia, fruto de varios enfrentamientos con los servicios de atención al cliente de varias empresas. Me parece terrorífico este sistema que se está imponiendo, que para mi es una metáfora de un modelo de sociedad al que nos acercamos peligrosamente". No os perdáis el corto, es muy corto, pero muy intenso. Y demuestra que para crear una historia cojonuda no hacen falta grandes superproducciones. Tan solo, una buena historia que contar, una historia sencilla, pero bien narrada. (El audio está algo desincronizado, pero al ser un diálogo da igual. Merece la pena, es brutal).

CORTO PARTE I

CORTO PARTE II

12 comentarios:

Mita dijo...

Los datos solo se dan/venden por dinero. Sí, me ha gustado mucho el corto. Gracias
Pero me gusta mucho más el texto. Y los elfos, sobre todo el príncipe Legolas.
El elfo que vive en tu casa?
Bss

El Viajero Solitario dijo...

Hace poco me ha ocurrido algo semejante con Telefónica. Como la vida misma.

Muy bueno el corto, aunque hay un desfase entre el sonido y la imagen (¿o será cosa de mi ordenador); además, se interrumpe abruptamente, creo que está incompleto -ahora voy a buscarlo en youtube para comprobarlo.
El micro que lo precede también resulta sumamente ilustrativo.

El Viajero Solitario dijo...

He descubierto que hay una segunda parte del corto. Es brutal, conmovedora. Me encantó.
Te dejo aquí el enlace

manuespada dijo...

Gracias Viajero, la cuelgo en el post, se me había pasado. Se ve que lo han dividido en dos para colgarlo en youtube.

Mita, claro, ese elfo vive en mi casa, en un cajón, jeje.

Odiseo de Saturnalia dijo...

Estoy deseando llegar a casa para escucharlo.

Esto de los "hobbits"... Hace algún año, en un blog de sexo, se hablaba sobre los "hobbies". Un dama comentaba que a ella le gustaba introducir el sexo cuando menos lo esperaba su marido, aun interrumpiendo sus hobbits...

Alguién le contestó, que personalmente prefería hacerlo con orcos y trolls... era más salvaje.

Todavía nos reímos al recordarlo...

Tormenta. dijo...

Cachis no puedo ver los vídeos!
Me encantó la historia del elfo, que punto! jaja, un beso!.

Belén dijo...

Que bueno, que bueno!!!!!!!!

me has tenido ahí totalmente enganchada, que maravilla...

Besicos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu entiendo que estés de esa manera con la compañia, eres uno más de los que estamos así.
Yo también me pongo de los nervios cuando tengo que llamar a ciertos números y para eso cuando no te lo cogen a ninguna hora del día. Hoy precisamente he tenido que ir a Granada a pedir una cita médica porque durante dos meses no me han cogido el número que se supone era el que daba los números. La única explicación que me han dado, es que posiblemente haya estado averiado el teléfono, ¡estaba ya tan cansada que he hecho como que me lo he creido!

El corto es fabuloso, muchas gracias por compartirlo, ¡me ha encantado!

Besicos "roquero-draculín".

SUSANA dijo...

Me mataste Manu!

Qué historia!!!! Y cuántas veces debió suceder en la realidad, y que me conmovió él...y ella...y me cachís en el maldito sistema actual!!!!!!! Y no sólo el de Atención al Cliente!

Parece de ciencia ficción, vivimos en un libro de Ray Bradbury, Amigo!

Yo me quejo, tú te quejas y los humanos nos asfixiamos en esta telaraña macabra que nos han tejido alrededor.

¿sabés qué Manu? Me gustó mucho tu post. Quizás la batalla ya comenzó y quizás la resistencia también. Tendremos que deshacernos del anillo.

Besos Guapo!

ella dijo...

He recordado el corto en cuanto lo has mencionado. Magistral, desde luego. Desesperante, como la vida misma siempre que anda de por medio una compañía telefónica.

Besos orgiásticos

Cathy Pazos dijo...

Mmmm interesante, bastante interesante y muy buen post.

Besitos curiosos

Álvaro Dorian Grey dijo...

Me ha encantado el corto... ¡está genial!!!
Yo me desespero con los servicios al cliente, me encabrono mucho.
Saludos y salud