2/28/2008

LA NIÑA INMIGRANTE

Conversación real en la barra de un bar con el dueño del establecimiento.
- Acaban de salir zumbando los policías que estaban aquí tomando un café.
- ¿Qué ha pasaado?
- Otro robo, ya sabes, España se está llenando de gentuza de fuera, esto es el paraíso para las bandas de extranjeros. Por no hablar de lo mal que está el trabajo, y los tíos siguen viniendo aquí mientras los nuestros están en el paro. Joder, a ver si la gente reacciona y se dan cuenta de lo que está pasando. Ya está bien.
Un rápido vistazo me permite contar cuatro inmigrantes trabajando en su local tirando cañas y en la cocina. Un solo español charla con los clientes. ¿Cuánto pagará este hombre a esa gente que odia?
- Entonces, ¿por qué les contratas a ellos? En fin, déjalo, sé la respuesta. Yusuf, dame la cuenta.


12 comentarios:

humo dijo...

Me sorprendió que en el debate ZP no le dijera al otro que los inmigrantes vienen aquí PORQUE LES NECESITAMOS.
A ver, si no, quién iba a cuidar de nuestros viejos, limpiar - como tú dices - nuestra mierda y hacer, en fin, todos los trabajos que nosotros despreciamos.
Al margen queda la memoria de los españolitos de maleta de cartón emigrando hacia las Américas o Europa.
Al margen, también, queda el enriquecimiento de los LADRONES que utilizan a los sin papeles en la agricultura, la construcción o la hostelería y no reciben puta inspección de Trabajo.

Vaya tela.

manuespada dijo...

Humo, de esos ladrones hay muuuuchos, y son los que más se quejan, hay que joderse.

Belén dijo...

Buen tema has escogido... como si nosotros hace años no salieramos fuera... y nos trataban asi o peor...

Si es que la vanidad del rico...

Besicos

Cexy dijo...

Y pensar que de Argentina se van tan ilusionados y confiados...
Acá también se nota mucho la discriminación aunque este sea un país de medio pelo con pretenciones a cabellera hippie pero camino a la calvicie total.
Ja! Sí, me levanté un poco bajón.
Besos!

Cexy dijo...

"...pretenciones de..."
mi gramática no es de las mejores, lo sé. Otro beso

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Belén tiene razón, y el insensato y tarado de las barbas ya no se acuerda cuando los Españoles teniamos que marchar a otros paises para ganarnos el chusco. Pero claro, tal vez el barbas no se acuerde o no lo sepa porque su familia quizas fuera de las que se vieron favorecidas y vivieron a cuerpo de rey durante cuarenta años. Tal vez ni lo sepa ni puta falta que le hace

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que pena que se nos olvide que fuimos a Alemania o fueron nuestros padres y hermanos. Que pena que no nos acordemos que la lavadora de nuestras madres, el televisor de casa y los azulejos de cuarto de baño, se pudieron poner en nuestras casas porque había alguien de los nuestros en el extranjero. Que pena que tengamos tan mala memoria.
Besos Manu

Lula May dijo...

Muy bueno el artículo de Ordaz. La realidad es lo que tiene, supera con creces cualquier intento de manipulación. Salgamos a la calle y miremos, y en función de nuestra mirada, actuemos.

Besos.

susana dijo...

Manu: Cuando leí tu artículo, casi me privo de leer los comentarios.
Tengo mucho aprecio y respeto por tu blog, pero también mucha sensibilidad hacia el tema de los inmigrantes.
Debo decirte que estoy sorprendida. Creí por breves instantes que encontraría parcialidad y afortunadamente me equivoqué.
Puedo entender muy bien a los españoles y a los inmigrantes, lo que es difícil de aceptar es la falta de una solución de fondo para unos y otros.

Parche sobre remendado, nadie con coraje e ideas en el poder para solucionar tan grave problema, y por mientras, en el medio, humanos en la lucha por sobrevivir.

Se debería donar una parte del sentido común presente en este espacio a los dueños del mundo.

manuespada dijo...

Susana, yo creo que los comentarios del blog, afortunadamente son una muestra del sentir mayoritario en España. Hoy salía publicado que el trabajo de los inmigrantes paga 900.000 pensiones. Besos.

Miguel dijo...

!Cuanta razón tienes!

Los que más se quejan son los que después utilizan a esos extranjeros para sus propios intereses, por ejemplo como mano de obra barata.

!Cuánta hipocresía!

Nos vemos

María Jesús Lamora dijo...

Realmente, cuántas cosas han de cambiar.
Os abrazo, estéis donde estéis, en Argentina, España o en el fin del mundo.
A todos.