2/12/2008

EL MALO


No es país para viejos. Es lo que uno piensa al ver el personaje de Tomy Lee Jones, pero la verdad es que lo mejor de este western contemporáneo es Bardem, aunque saltándome el círculo de obligadas alabanzas, debo decir que cae en algunos tópicos un tanto odiosos sobre los asesinos en serie y/o psicópatas asesinos. Por ejemplo, el hecho de que el malo sea un tío de pocas palabras que mira sin pestañear a la víctima es un cliché que se repite hasta la saciedad en la historia del cine. Que haga explotar un coche y ni siquiera se gire para mirar cómo vuela por los aires porque va sobrao mientras la población huye despavorida, es otro topicazo. También se repite el cliché del malote herido que se cura a sí mismo con unos chutes de penicilina y un auto-remiendo con aguja e hilo en la propia herida sin emitir ni un solo gemidito de dolor, a lo Rambo, dejándose la sangrienta jera tan niquelada como si se tratase de un cirujano/psicópata plástico. El hecho de hacerse una fractura abierta (con hueso fuera) sin un solo gesto de “ay, qué dañito” es un poco de Steven Seagal cuando se quema la palma de la mano con un mechero para demostrar que es súpermacho. Otro tópico es el de “soy un psicópata súperlisto que se adelanta a los demás”, ya que un mercenario que va en su busca tarda tres horas en encontrar al prota pero se deja cazar como un colegial por Bardem. Por lo demás, la actuación de Javi es muy buena, magnífica. La historia en sí para mí está muy bien hasta la mitad de la peli, y luego se rompe de una manera un tanto rara para dar ese aire de cine de autor que tanto les gusta a los Cohen, en plan, como molamos. El final tiene mucho de eso. Pero eso es otra historia.

6 comentarios:

Belén dijo...

Todavía no lo he visto, pero está en pendientes :) sin duda...

Oye, ya tengo tu libro, pero tengo muchos mas pendientes, así que cuando lo lea te enteraras jajajajajajjajaj

Besicos

Evan dijo...

Yo tampoco la he visto, pero si tiene muchos de esos chiché, no sé... no me atrae mucho... pero no la descarto!

Un beso, Manu!

Lula May dijo...

Me he reído mucho con lo de "cirujano/psicópata plástico". Y me ha gustado esa dicotomía de los clichés por un lado y la buena interpretación por otro. En ocasiones detalles como los que comentas nos sacan de la película y del trabajo actoral, pero es muy sano reconocer tanto unos como otros.

La apunto a los imprescindibles de este fin de semana. En realidad no se me escapa ninguna de los Cohen.

Un beso cinéfilo,
Lula.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Para mí los Cohen dan una de cal y otra de arena. No sé cual es la razón, pero no me atrae mucho esta peli aunque sin duda la veré tarde o temprano y por supuesto me encantaría que Bardem ganase la estatuilla. Lo que más me gusta es el título.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Ya llegará el momento de que todos la veamos y corroboremos, pero tienes razón, creo que a la mayoría les gusta estos super-hombres que todo lo pueden. Esta es la eterna discursión de mi marido y mia a la hora de ver algo en la tele. Él prefiere una película de toda la vida, ya sea del oeste o de rambo. Dice que no se ve sangre y las de ahora son muy desagradables. En fin, yo prefiero una realidad a siempre vivir un poco ignorando. A todos nos gusta distraernos, pero en ese sentido prefiero un comic en la mano. No sé si estoy en lo cierto, pero a veces nos venden demasiado, no sé que cosas.
Besos, Manu

DIÓGENES dijo...

¿Realmente los malos son gente de pocas palabras?... uhmmm... pues yo soy malo. Es una virtud en ocasiones creer que está todo dicho. La sensación de vacio es superior a la de nudo por dentro.

Saludos.