1/16/2008

EL HOMBRE Y EL PERRO


Que el hombre desciende del mono es una evidencia. No hay más que echarle un vistazo a algunos. En cambio, cuando te cruzas con un perro blanco de 100 gramos de peso, enfundado en un jersey de lana, nunca pensarías que la raza canina procede del lobo. Más bien parece que es primo hermano del hámster. Esto es lo que se denomina degeneración de la raza. Una duda me corroe: ¿Por qué este tipo de perro le gusta sólo a las viudas de más de 300 años? Aún así hay una regla universal: Los ladridos del perro (generalmente por la noche) son más grandes y potentes cuanto más pequeño es el chucho. Llegas a pensar que el vecino es un adiestrador de Rotweillers y llamas a la puerta. Abre un señor gigante de 100 kilos. Rápidamente se te engancha en el pie un cacahuete con forma de perro que tiene la voz y el nombre de Joe Cocker. Por lo que a mí me toca, lo que me peor me sienta es cuando se cagan en el portal, y la regla anterior de los tamaños también tiene validez en este caso: La mierda es inversamente proporcional al tamaño del perro. Parece magia; los llamo perro Tamariz. ¿De dónde sacan eso? Otra cuestión de prioridad nacional: ¿Para qué han inventado los wáteres de perros? Si viven mejor que mi tíos los del pueblo. ¡Que todavía tienen que irse a cagar al campo y no va nadie con una bolsita detrás para recoger lo que van soltando! No se puede tener un perro en un piso; ladran por las noches y no hay quien pegue ojo. Esto es lo que suele pasar:

- Doña Mari Carmen, son las 3 de la madrugada y el perro no deja de ladrar.
- Oiga Manuel, no es el perro, es mi hermana.
- ¿No había ido a un profesional de la hipnosis para ayudarle a superar su adicción al tabaquismo?
- Un timo, chaval. Ahora ella es la que ladra y el perro duerme.
- Qué catástrofe, señora. ¿Al menos habrá dejado el tabaco?
- No, ahora fuman los dos.

8 comentarios:

Belén dijo...

Pues solo se me ocurre que empieces a fumar tu jajajajajajaja!!! así ya sois tres...

Lo siento por tu mujer, que tendrá perros por todos los lados pero...

besos!

Luni dijo...

jajajajajajajajaja, vaya tela. Pues no te cuento nada, porque yo tengo 2. jajajaja pero no ladran te lo prometo solo juegan y las caquitas son pequeñas, son caniches!!!

Muám

Noemí Pastor dijo...

Mis vecinos de enfrente tienen un monstruo canino de raza potencialmente peligrosa que sólo se comunica mediante gruñidos. Mi vida es toda ella un deporte de riesgo y un maquinar algo que parezca un accidente.

SUSANA dijo...

MANUESPADA: Te nombro tutor de mi buen humor, hombre, que me has hecho reir con esos chuchos!
No sé en tu tierra, pero aquí en Argentina no sólo los "usan" las señoras de 300 años, también las damas con pretensiones de distinguidas, solteronas, showwomen, etc. El asunto es que hay una demanda, que en poco tiempo tendrás que exportar el de tu vecina.
Saludotes

Gayhetera dijo...

Uy, a mi lo que me parece mundial es que haya quien mire a mi hijo de cinco años con mala cara porque hace pis en los árboles. ¿Pueden los perros y los niños no? Amos, anda

Cecilia dijo...

Esos perros no me caen bien. Cada vez que los veo me dan ganas de patearlos muy lejos. Hasta ahora me he contenido muy bien... hasta ahora. Besos!!

ella y su orgía dijo...

De eso nada, querido. Ese tipo de chucho también le encanta a las parejas gays. Al menos a la que sufro yo pared con pared.

Besos orgiásticos.

manuespada dijo...

Ella, tienes razón, pero no hace falta que sean pareja. Tengo un compañero que trae el perro al trabajo y te aseguro que tiene el tamaño del Ratoncito Pérez. Si lo ves, no lo crees, porque es difícil de ver.