11/05/2012

HERRAMIENTAS DEL MICRORRELATO: EL MICRO VISUAL


Repasando estos días numerosos libros de microrrelatos para ilustrar el tema de los microrrelatos visuales, apenas he encontrado un puñado de ejemplos, lo que demuestra que al género aún le queda mucho recorrido por explorar y un hueco importante por explotar: la forma. En el caso de la poesía, son numerosos los ejemplos de poesías visuales, incluso de libros temáticos que recogen poemas visuales. Os dejo dos ejemplos de poema visual y este enlace, en el que podéis leer unas cuantas poesías visuales y caligramas.+
 
TEXTO QUE SE ENCOGE (Guillermo Cabrera Infante)

    Y el dueño se achicó, y es que podía hacerlo todavía y

     fue el hombre increíblemente encogido, pulgarcito

          o meñique, el genio de la botella al revés y

                   se fue haciendo más y más chico,

                   pequeño, pequeñito, chiquirritico

                        hasta que desapareció por

                           un agujero de ratones al

                                  fondo-fondo-fondo

                                       un hoyo que

                                        empezaba

                                             con

                                               o


TRIÁNGULO ARMÓNICO (Vicente Huidobro)

                                                         Thesa

                                                     La   bella

                                                Gentil  princesa

                                           Es una blanca estrella

                                         Es una estrella japonesa

                                Thesa es la más divina Flor de Kioto

                            Y cuando pasa triunfante en su palanquín

                           Parece un tierno lirio, parece un pálido loto

                      Arrancado una tarde de estío del imperial jardín.

        Todos la adoran como a una diosa, todos hasta el Mikado

                     Pero   ella   cruza  por  entre todos  indiferente

                          De nadie se sabe que haya su amor logrado

                                  Y simpre está risueña, está sonriente.

                                         Es    una   Ofelia    japonesa

                                             Que a los flores amantes

                                                        Loca y traviesa

                                                           Triunfante

                                                                Besa.

En cambio, el primo lejano de la poesía, el microrrelato, apenas ha sacado provecho a la forma del texto. En libros de papel apenas se encuentra nada, sin embargo, en los blogs hay algún ejemplo más, aprovechando que se puede aunar el texto a la imagen sin demasiadas limitaciones. Sin embargo, me gustaría diferenciar el microrrelato visual del caligrama y similares, textos en los que las letras forman un dibujo. No estamos hablando de eso. Un microrrelato visual es aquel micro que tiene una narración sólida por sí misma, pero que lleva un “traje” que le da una vuelta de tuerca al argumento o lo consolida. Un buen microrrelato visual debe funcionar sin el “adorno” de ese componente visual, si no, estamos jugando al mero ingenio. Es decir, debe contar una historia, tener un argumento, y esa forma debe ser un complemento, como un vestido hecho a medida. Por eso prefiero siempre escribir primero el texto y luego buscarle una forma adecuada, para que la historia no esté al servicio de la forma, sino la forma al servicio del contenido. Pero vamos con ejemplos ilustrativos, y para ello vamos a dividir los microrrelatos visuales en dos grupos: Los que necesitan edición de imagen y los que no.

1.      Microrrelatos visuales que no necesitan edición. En este grupo entrarían todos aquellos textos que no necesitan un programa de edición, por lo que su “visualidad” radica básicamente en jugar con los caracteres, la tipografía, el color, el tamaño, o la forma de las letras, las palabras y las frases, además de los huecos y las ausencias. También podrían entrar en la categoría de microrrelato experimental. Es decir, podemos escribir un texto en el que todas las letras tengan un cuerpo determinado menos una, que es más grande o más pequeña que el resto, o incluso de otro color. También se pueden dejar huecos o espacios en blanco. Vamos con varios ejemplos. El primero, titulado “El Fantasma”, es el microrrelato más corto de la Historia, ya que solo tiene título, y el cuerpo del texto está en blanco. La misma técnica utiliza el autor aolombiano Esteban Dublín en su micro “Vampiro en el espejo”.

EL FANTASMA (Guillermo Samperio)

 



VAMPIRO EN EL ESPEJO (Esteban Dublín)

 


En cambio, os dejo el ejemplo contrario, el título más largo de la Historia en comparación con el cuerpo del relato. 2 palabras de cuerpo frente a 35 palabras de título. Muy visual el microrrelato de Luisa Valenzuela.

EL SABOR DE UNA MEDIALUNA A LAS NUEVE DE LA MAÑANA EN UN VIEJO CAFÉ DE BARRIO DONDE A LOS 97 AÑOS RODOLFO MONDOLFO TODAVÍA SE REÚNE CON SUS AMIGOS LOS MIÉRCOLES POR LA TARDE
-Qué bueno.

A continuación, os dejo varios ejemplos que juegan con las letras o su ausencia, pero no desde un punto de vista estético, como en la poesía o el caligrama, sino que aportan al significado y la intrahistoria del argumento.


HUYAMOS (Ana María Shua)
¡Huyamos, los cazadores de letras est´n aqu´!


LS CNSNNTS (Rafael García Z)

Ls cnsnnts, cgds pr s mbcn d cnvrtrs n un

rz pr y sn mzcls, nnc dmnsnrn l mgntd dl

rrr q stbn cmtnd cnd dcdrn mscrr, un

 n, ls vcls dl lfbt.

 
EL TRASPLANTE (Manu Espada)

- Os presento a mi hijo. Cariño, dile algo a los nuevos enfermeros.

- ¡Q ´ cjns st´s mrnd, hjs d pt!

- Perdonad a mi niño, tiene mal humor; ya les habrá dicho el doctor que nació sin cuerdas vocales.

Además de jugar a poner o quitar letras se puede jugar con la disposición de las frases para dar fuerza al relato, o encoger o aumentar el tamaño. Aquí dejo dos ejemplos.


FELIZ COINCIDENCIA (Agustín Martínez Valderrama)

L
a

m
u
j
e
r

 r
e
s
b
a
l
ó

 y

 s
e


p
r
e
c
i
p
i
t
ó

a
l

v
a
c
í
o


d
e
s
d
e


u
n

n
o
v
e
n
o


p
i
s
o.
Felizmente, por debajo, pasaba un suicida.

LAVADO EN CALIENTE (Manu Espada)

Siempre me habías lavado la ropa, pero desde que me abandonaste tuve que aprender a hacerme la colada. Utilizaba un programa de agua caliente, y mis pantalones y jerseys encogían tanto que parecían de bebé. Un día me olvidé un billete de cincuenta euros. Después del centrifugado se convirtió en uno de cinco. El día que me dejé el móvil recogí un celular diminuto, del tamaño de un pulgar. En otra ocasión la lavadora convirtió un balón de reglamento en una canica insignificante. Decidí meter una novela. Cogí una al azar de la estantería: “Parque Jurásico” de Michael Crichton. Tras el programa de lavado salió el cuento del dinosaurio de Monterroso. Hoy me metido yo dentro de la lavadora. Te escribo esta nota con el corazón encogido. Al menos ya he superado lo nuestro.

Son multitud la cantidad de cosas que se puede hacer con la tipografía, tamaños y colores sin usar nada más que las letras del teclado y el espaciador, pero ahora, vamos un paso más allá.


2.      Microrrelatos visuales que necesitan edición. Este tipo de microrrelatos es un mundo aún por explorar que tiene unas posibilidades infinitas. Con un programa tan sencillo como el Paint o más elaborado, como puede ser el Photoshop, podemos poder textos en espejo, del revés, estirar letras, difuminarlas como si escribiéramos con el dedo en el vapor de la mampara de una ducha, podemos mover, encajar, romper, etc. Pero siempre con una historia sólida detrás, o mejor dicho, una buena historia por delante. Si en el caso anterior apenas he encontrado ejemplos, en este caso, y tras revisar una gran pila de libros de microrrelato, apenas he encontrado nada, por lo que me vais a personar, que con todo el pudor del mundo, ponga algunos ejemplos propios acompañados de otros micros del autor Rafael García Z que me ha hecho llegar amablemente José Manuel Ortiz Soto. También quiero agradecer a Gadea, de Nanoediciones, que me haya hecho llegar algunos ejemplos extraordinarios escritos por Julio, su compañero de editorial. Si queréis experimentar con el Paint, sólo tenéis que abrir una caja de texto y escribir dentro. Una vez que hayáis hecho las modificaciones deseadas en el microrrelato, lo mejor es guardarlo en formato JPG., que es un formato de imagen muy adecuado para colgar en el blog, como si fuese una fotografía. A continuación os dejo varios enlaces con algunos ejemplos.

 

Ejemplo microrrelato reversible.
Ejemplo microrrelato chubascos.
Ejemplo microrrelato con imágenes.
Ejemplo microrrelato notas musicales. (Se escribe el relato a mano y se escanea)
Ejemplo microrrelato subrayado a mano.
Ejemplo microrrelato en forma cruz.
Ejemplo microrrelato en paralelo.
Ejemplo de microrrelato con emoticonos.
Ejemplo de reiteración visual, de Julio de Nanoediciones.
 
En círculo, de Rafael García Z.

En espejo, de Rafael García Z.


 

En laberinto, de Rafael García Z.



Si conoces algún microrrelato visual o has escrito uno, puedes dejar un enlace en los comentarios y comentarnos tu técnica. Hoy publico tres ejemplos más. A continuación, un estupendo microrrelato de Susana Camps.

GA

LERA

DA



A treinta de julio de 1526,

ante la adversidad confirmada

bajo los augurios de la Cruz del Sur,

cabe la costa do naufragó la Santi Spiritu,

con veinte hombres a bordo luchando

contra el hambre y la sed, huimos

de tierra inhóspita y enferma:



desde Once Mil Vírgenes,

durante una expedición sin anales,

en pocos días alcanzamos Laguna Blanca.

Entre guanacos y onas vivimos, mas

hacia su invernal mes de agosto,

hasta los indígenas morían.

Mediante la oración,

para y

por la Fe,

según la inquebrantable lección y elección del agustino Diego Feijoo,

sin dolor entregamos el cuerpo para que Dios nos santificara,

so pretexto de evitar que futuros navegantes pereciesen; y

sobre las eternas olas, convertidos en almas errantes,

tras la voz de la brisa ahuyentamos las naves

mediante un lúgubre, fantasmal ulular.



Versus la tentación del infierno, Dios modifique vuestra trayectoria y os salve

vía oración y devoción a nuestra misericordiosa Señora de los Mares del Sur.


SOPA DE LETRAS (No Comments)


LA VUELTA (Ernesto Ortega)

Como podéis comprobar he cambiado el título a estas entradas y he sustituido “Teoría del microrrelato” por “Herramientas del microrrelato”, ya que se trata de proporcionar herramientas para escribir, y no teorizar sobre el género, con lo que las entradas tienen un carácter mucho más pragmático que teórico.

40 comentarios:

Víctor dijo...

Gracias por esta segunda clase en la que nos ofreces herramientas para jugar y escribir, que en ocasiones viene a ser lo mismo. Un par de cosas: la primera es que de los enlaces que has colgado, solo funciona uno de ellos. O al menos a mí solo me funciona uno. La segunda cosa es que el micro de Shua sí tiene título, y que las letras "a" e "i" desaparecen. Te lo copio aquí:

Huyamos

¡Huyamos, los cazadores de letras est´n aqu´!

Un abrazo a la espera de la tercera clase.

manuespada dijo...

Gracias, Víctor, creo que está arreglado. Un abrazo.

AGUS dijo...

Impresionante despliegue, Manu. Creo que es muy acertado el cambio porque incide en un aspecto práctico del género sobre el que quizá no se haya profundizado. A ver si algún editor se anima y publica también esta serie en papel. Sería un material muy valioso para los talleres. Abrazos.

Anónimo dijo...

Muy interesante entrada, muy buenos ejemplos, algunos los conocía pero no la mayoría. Te copio el enlace a un micro visual mío:

http://relatosenlinea.wordpress.com/2011/02/02/la-palabra-del-senor/

Un abrazo.

Elisa dijo...

Yo dejo también un enlace a un micro visual de Sergio Patiño Migoya:

Final para un final

Miguelángel Flores dijo...

Qué interesante y divertido, Manu.

Abrazos.

Xesc dijo...

Pues es todo un mundo por explorar desde el microrrelato. Buena aproximación. Gracias.
Abrazos

Elena Casero dijo...

Yo ya estoy haciendo taller con lo que nos estás aportando.

Muchiísimas gracias.

Elysa dijo...

Caben muchas posibilidades de escribir un
microrrelato.

Gracias.

Besitos

iulius dijo...

Me encantaría que el micro con emoticonos fuera mío, pero me temo que no lo es. De hecho no lo conocía. El de reiteración visual sí es mío, y agradezco mucho la mención, manu :)
Un abrazo,
iulius

ernesto ortega garrido dijo...

Es un placer asistir a esta especie de clase magistral, Manu. Practicando con las herramientas que nos propones he rehecho un par de micros que tenía.
http://latoalladelboxeador.blogspot.com.es/2012/11/55-asalto-practicando-el-microrrelato.html

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Una vez más, gracias Manu.

Me gusta este taller que cumple con la regla de las cuatro Cs, claro, conciso, concreto y completo.

Me sumo al deseo de llegar a verlo publicado.

Un abrazo,

Paloma Hidalgo dijo...

Hoy además de un placer, me llevo una lección. Estupendo.

Un beso y gracias.

Susana Camps dijo...

Manu, muchas gracias por la referencia a mi blog. En mi caso fue más complicado fue resolver el hilado acróstico de las preposiciones que la forma del barco.
Abrazos

Luisa Hurtado González dijo...

Es posible que la entrada siguiente sirva:
http://microrrelatosalpormayor.blogspot.com.es/2012/09/vidas-paralelas.html

Gracias por las clases y... ¡por las ideas!

anTón dijo...

temestás disipando...
aunque merece la pena

David Moreno (No Comments) dijo...

Manu gracias por esta gran iniciativa. Gracias por dejarnos aprender.

He añadido algo en mi blog.

http://xn--microsealesdehumo-lxb.blogspot.com.es/2012/11/microrrelatos-visuales.html


Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Ximens dijo...

Cuánto te agradezco estas herramientas que nos proporcionas. Qué buenos ejemplos has puesto. Felicidades por la iniciativa.
Atendiendo a tu petición pongo el enlace a un relato que creo que entra dentro de "micro visual". Escribí un relato pero en la entrada del blog publiqué los supuestos comentarios que habían hecho los lectores. Es a través de esos comentarios donde se "saca el relato", o por lo menos pretendí que el lector "textualizara" dicho relato. No sé si lo conseguí.
http://ximens-montesdetoledo.blogspot.com.es/2011/09/10-comentarios.html

ROSY dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ROSY dijo...

Sin duda , muy interesante.
Gracias, Manu.

Mita dijo...

Y me preguntan por qué me gustan los blogs...
Porque la gente es tremendamente generosa en ellos.
Gracias por tus lecciones, me las voy archivando :)

Besoss

Lola Sanabria dijo...

Sigue, sigue, Manu, mostrándonos herramientas y su uso, para estímulo, o castigo, según se mire, de mis ojos miopes.

Abrazos en tres dimensiones.

Maite dijo...

Estupenda entrada, Manu. Ya te dije que esto se está poniendo interesantísimo, la mezcla de infromación y de lectura de tus micros hace que el blog despunte por sí mismo.
Esta master class de hoy, además, es inspiradora.
Gracias!

Susana Camps dijo...

¡Anda, qué ilusión, si me has añadido! Muchas gracias, Manu, es un privilegio estar en tu casa, compartiendo espacio con nombres tan destacados. Un fuerte abrazo.

Manuel Rebollar Barro dijo...

Manu, una vez más: gracias.

Y ya que me estimulo, escribo, aún sin mejorarlo, esto:

100 METROS

Preparadoslistosya

Abrazotes

Manuel Rebollar Barro dijo...

Nada, chico, tendría que estar preparando clase (que mañana comienzo con el Realismo) y aquí ando, estimulado

EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE (UN) VERANO (MUY CALUROSO)

É c h a t e m á s p a r a a l l á

Manuel Rebollar Barro dijo...

Manu, el sueño de una noche de verano no queda claro aquí. La idea es separar mucho cada letra, repeliendo el contacto con la otra. Con esta tipografía no se entiende. Es lo malo del micro visual, que no sirve en todos los procesadores.

Abrazotes

sergio astorga dijo...

Es plen do ro si.

Abra zo

Isabel dijo...

Me encanta la cantidad de posibilidades que tiene el género.

Gracias por todo.

Puri dijo...

Buenas opciones nos presentas, para experimentar. Precisamente Hace unos días escribí un relato donde juego con la forma visual:

http://purificacionmenaya.blogspot.com.es/2012/11/la-rosa-roja.html

Besos

Cabopá dijo...

Qué interesante, Manu

...Y que casualidad, vengo aquí por un comentario que me ha dejado Javier Ximens, no tenía ni idea, ahora lo entiendo.

Ayer publique en mi ventana un poema que tenía por ahí en uno de mis cuadernos, un poema que hice sobre unas fotos, ayer junté las palabras en un folio y me salió una figura (parece una mujer) y fui y lo publiqué, sin saber, y mira por dónde...

Te visitaré más a menudo, lo que nos cuentas siempre es muy interesante.Además se aprende.
Besicos

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Y esto mio ¿es micro visual o qué es?
http://maytesanchez.blogspot.com.es/2012/07/olas.html

Yo no lo tengo claro... lo llamé CuAeNTOS, cantos y cuentos o cuentos sobre cantos... pero de momento solo me ha encajado para el micro "Olas". Para los demás ando buscando la superficie que mejor les vaya. Sigo trabajando, ya le pondré nombre otro día, je je je.

manuespada dijo...

Qué bueno, Mayte, muy visual y personal al mismo tiempo, creo que te has invenyado un nuevo género.

letrasdeescarcha dijo...

Magnífico. Un abrazo

Pablo de la Rúa

Mar del Rey Gómez-Morata dijo...

Gracias de nuevo por compartir tus conocimientos. No sólo sirve para ir aprendiendo más sino también ayuda a escribir otras cosas.
Bajo la influencia de tu última entrada escribí "Mutación" http://bit.ly/RSa5up

Daniel Frini dijo...

Hola Manu: Interesantímos tus post. Gracias por tu trabajo.

Sin querer, me parece que batí el record de Luisa Valenzuela: 36 palabras de título, y una de texto:

La Verdadera Razón o cómo se puede expresar en una sola palabra el método por el cual se encontró la forma de que las Legiones Celestiales consiguieran el Triunfo Final sobre las huestes satánicas del infierno

Casualidad

(diciembre del 2008: http://rafagasparpadeos.blogspot.com.ar/2008_12_19_archive.html)

Un abrazo

manuespada dijo...

Gracias, Daniel, un placer verte por aquí. Un abrazo.

Gabriel Ramos dijo...

La vuelta de Ernesto Ortega como se puede escribir así en computadora?
Me gustaría aprender.
Saludos cordiales
Gabriel Ramos

MARIA ALEJANDRA GAMEZ dijo...

A modo de aporte les envío el link con algunos de mis microrelatos visuales.

Floris dijo...

Hola Qué bueno lo que compartiste! tenes la referencia bibliográfica del caligrama Texto que se encoge de Guillermo Cabrera?