4/24/2012

EL HOMBRE INVISIBLE (PROYECTO CELSIUS)


El desconocido llegó un día huracanado de primeros de febrero abriéndose paso a través de un viento cortante y de una densa nevada, la última del año. Esos libros que contienen el secreto de la invisibilidad y una docena más de otros raros secretos. Y nadie sabrá de ellos hasta que él muera.  


P.S. A falta de zumo de limón para la tinta invisible, seleccionar con el botón izquierdo del ratón desde la palabra "año" hasta "P.S."

24 comentarios:

manuespada dijo...

Ayer no pude colgar mi proyecto Celsius, aquí lo dejo hoy. Gracias por pasaros.

Lola Sanabria dijo...

Da vértigo esa invisibilidad vestida, Manu.

Abrazos madrugadores.

AGUS dijo...

Excelente, Manu. Una filigrana formal que define la esencia de un clásico.

Abrazos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Fenómeno. Siempre me dejas con un ¡Ohhhhhhhhhhhhh!
Después de haber estado perdida unos días, vuelvo a disfrutar de tus escritos.
Besicos muchos.

XAVIER BLANCO dijo...

Manu, buenos días, me ha gustado ese paralelismo entre el hombre y el texto, el texto que avanza, y poco a poco aletea tenue hasta hacerse invisible, hasta fundirse con la nieve. Supongo que has escrito mas, pero no podemos verlo, no podemos leerlo, la invisibilidad es así.

Un abrazo

Rosa dijo...

Me gusta como fundes el texto con la invisibilidad del personaje.

Enhorabuena y besos desde el aire

Paloma Hidalgo dijo...

Como siempre, cargado de originalidad. Difuminas la forma y sombras el contenido, estupendo.

Un abrazo.

Ximens dijo...

jeje, Manu, como juegas con el lector y las tecnología. Aunque el relato no le entiendo, problema mío, seguro. Hacer invisible el texto es un acierto.

Manuel Rebollar Barro dijo...

Manu, ahora sí, le has dado "otra vuelta de tuerca". Te ha quedado muy Manuespada el texto y eso es bueno siendo Manuespada. La forma y el fondo fundidos para darle tu toque al clásico. No sé si podré hacer el efecto en el blog, pero lo intentaré.

Gracias por la aportación que, espero, no sea la última.

Abrazotes

Beatriz AA dijo...

Te ha quedado fenomenal :-)

Anita Dinamita dijo...

Ya lo han dicho todo, qué bien...
Me descoloca un poco el salto entre el hombre y los libros pero me gusta mucho la forma y ¿qué te crees? yo tengo zumo de limón.
Abrazos

Olga Bernad dijo...

Casi todo en muy pocas líneas: historia, capacidad de sugerencia y un poco de misterio. Muy eficaz. Me gusta.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Manu, te leo con la misma admiración con que veía al malabarista de los bastones con fuego en los extremos de una esquina cercana a mi colegio. Nunca logré entender cómo hacia aquello tan arriesgado sin quemarse. Con tus ejercicios me pasa lo mismo.

Mis aplausos para tu Proyecto Celsius.

Un abrazo.

Enmascarado dijo...

De una manera u otra le aportas magia e imaginación.
Te quedó bastante claro Manu.

Saludos.

LOS OTROS MUNDOS dijo...

Al final has solventado el problema muy bien ;)


Cómo se hace el truco???


Abrazo

Ana dijo...

Vaya, vaya!! has inventado el micro con efectos especiales.
Felicidades!!

manuespada dijo...

Es sencillo, dolo hay que escribir con letras blancas.

Rubén dijo...

Genial!

Belen and Ricardo dijo...

Qué bueno, Manu. Enhorabuena.

Elysa dijo...

¡Ala, magia! Confieso que me he quedado descolocada hasta que he leído la recomendación, entonces sí. Muy original.

Besitos

David Moreno (No Comments) dijo...

Ese Manu, siempre original.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Raúl dijo...

Eres un artista, chaval.

Raúl.

Kum* dijo...

Genial, Manu. A eso le llamo yo una idea payasa.

Hacer invisible el relato del hombre invisible... sublime.

Besos payasos.

GuillerCastillo dijo...

Don Manuel:

Aunque saque con enfado su espada, solicito su permiso para publicar esta genialidad suya, siendo ejemplo de creatividad que sólo se consigue con las TIC.

Abrazo microrrelatista.