1/16/2012

ANTOLOGÍA DE MICRORRELATOS 2011


La Internacional Microcuentista publica hoy una antología con los mejores microrrelatos publicados en 2011. No sé si esta antología recoge o no lo mejor publicado en los blogs durante el año pasado o si es una muestra representativa, pero sí me gustaría apuntar que desde hace unos dos o tres años se está produciendo en Internet una gran explosión creativo en lo que concierne a la minificción. Ha habido deserciones motivadas por la “masificación” y críticas demoledoras a la calidad general de los textos, unas críticas con las que no estoy de acuerdo en absoluto. Cuando se publican tantos microrrelatos, lo extraño, lo anormal, sería que todos fueran de una calidad sobresaliente, pero ha surgido una enorme cantera de excelentes escritores que publican magníficos textos. Si el mismísimo Borges tuviese un blog, sería imposible que él mismo publicara al menos dos textos por semana de gran calidad literaria. Es, sencillamente, imposible. El acicate de los concursos y la formación mediante cursos, unido a la interacción entre microrrelatistas ha hecho surgir una especie de generación (algunos la llaman “secta”) que bien se podría denominar “Generación Blogger”, si queremos poner alguna etiqueta al fenómeno. Tantos son los micros publicados, que en ocasiones se repiten temas recurrentes, incluso imágenes. Los más susceptibles creen haber sido víctimas de un plagio, y los más pragmáticos lo asumen como una simple coincidencia. Mucho se podría decir sobre un género en el que aún no han comenzado a llover (demasiadas) puñaladas traperas entre sus autores, como pasa con la poesía o los relatos. Mientras tanto, el día 18 de febrero se celebrará en Madrid la II megaquedada de escritores de microrrelatos, en la que se realizarán sacrificios de animales mitológicos, una misa satánica oficiada por un ángel de la guarda, una orgía de peluches y quién sabe si improvisaremos un concurso de microrrelatos malos que contengan todos los tópicos del género. Nos vemos.

La antología, en este enlace. 

28 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Yo siempre he pensado eso, que ahorta mismo en la Red, sobre todo en lo referente al microrrelato, se stás haciendo unas cosas estupendas

AGUS dijo...

El microrrelato, tal y como dices, ha encontrado en el formato blog el espacio que muchas veces se le niega en papel. Para mí cuantos más mejor. No creo que el argumento de la calidad sea sólido, lo mismo ocurre en la novela - que tiene más tirón - y nadie se rasga las vestiduras. Todo el mundo es consciente que se publican novelas excelentes, regulares y malas. Creo que el criterio de cada uno es suficiente para dilucidar la calidad, y me parecía una actitud beligerante y autoritaria decidir quién publica y quién no. Es lícito tener ambición al escribir y también no tenerla, y utilizar la escritura como válvula de escape o mero entretenimiento.

Siempre me he preguntado si la pieza del dinosaurio de Monterroso - por citar una de las más célebres - ganaría hoy alguno de los concursos que se convocan o pasaría desapercibida. No lo sé, la verdad.

Por último, yo también creo que la crítica - algunos ya lo hacen - tendrá que mirar a la red, y me gustaría destacar la labor de los pioneros, de los que abrieron camino en su día, como es tu caso con La espada oxidada. Así que gracias por allarnos ese camino a los que vinimos después.

Abrazos.

Anita Dinamita dijo...

Me voy a disfrazar de peluche para la ocasión ;)
Me gusta mucho esta entrada, yo también comparto la opinión de que se ha publicado mucho y bueno, y lo mejor, se ha leído muchísimo!!!
Nos vemos el 18 lo más tardar
Abrazos

Manuel Rebollar Barro dijo...

Querido Manu, como toda antología, no estarán todos los que son, pero sí son todos los que están. Creo que el auge del microrrelato se debe a los tiempos que vivimos. La velocidad del siglo XXI, unido a este artefacto del demonio llamado Internet, ha hecho que todos picoteemos, entre rutina y rutina, sabedores de que habrá un receptor que te leerá. No creo que se escriba más ni mejor ahora que antes, lo único es que esos diarios que uno escribía para sí pero con la esperanza de compartir con otros (normalmente amigos, a pesar de que les "diésemos de leer"), ahora se vuelcan en la red y los que leen son aquellos que, por su propio corsé vital, llegan por su gusto por lo breve. Para mí es un fenómeno en marcha, que habrá que estudiar y que tendrá que adquirir el prestigio del papel (prestigio que, en mi caso, se debe a la posibilidad de subrayar, glosar, reflexionar, detenerme en él...). ¿Escribimos para que nos lean? ¿Escribimos para vaciar lo que habita en el brazo? ¿Escribimos para exhibirnos? ¿Escribimos para...? Escribimos, y eso es lo que importa. Bienvenidos los microrrelatos y todo lo micro que venga. Eso sí, siempre tengo la sensación de estar en un menú degustación y a mí, en muchísimas ocasiones, me gustaría más el menú completo. Nos leemos y, sobre todo, nos vemos el 18.

Y sí, este comentario, de micro, poco.

Xesc dijo...

Me parece extraordinario.

Y como cuando no tienes nada nuevo que decir lo mejor es callar, pues callo y me limito a suscribir vuestras palabras.

Seguiremos desde la distancia vuestro próximo ritual de sacrificios para regodearnos en la sangre y vísceras dispersadas y aplaudir chiquito, no vaya a ser que nos veáis.

Y lo dice uno que acaba de entrar en la secta.

Saludos

Víctor dijo...

Mientras busco yo también un disfraz de osito de peluche (por si cambia mucho el tema y me puedo plantar en la capi el 18) te agradezco la difusión. Y lo confieso: esta antología está incompleta y es subjetiva. Como todas. Por lo menos, que los que estén valgan la pena. Suscribo, además, tus palabras. Abrazos.

Mar Horno dijo...

Yo encantada de verme incluída junto a microrrelatistas consagrados. Yo escribo por necesidad vital. Que me lean ya es el acabose. El resto, es soñar... Un abrazo.

Pablo Gonz dijo...

Yo quisiera aportar unas palabras respecto al tema de las puñaladas traperas: sospecho que en las relaciones que se dan dentro de un grupo, como en casi cualquier otra cosa de las que componen el universo, la tradición (si quieres, puedes llamarlo trayectoria) tiene un importante peso: aquí entre los blogueros microrrelatistas siempre he encontrado un ambiente de camaradería afable y jovial caballerosidad que son siempre buenas razones para quedarse. Si en ese ambiente logramos desarrollar el arte de la discusión respetuosa, además podremos aprender mucho unos de otros. Así pues confío en que cada cual asuma su parte del peso para lograr que el buen ambiente que impera llegue a convertirse en una marca de la casa. Sin duda, el género en sí y nosotros como personas saldremos favorecidos de una situación así.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Maite dijo...

Como siempre, haces una exposición clara y precisa de los hechos. Creo que la proliferación de microrrelatistas es directamente proporcional a la buenísima difusión que se está haciendo del género. Siempre es bueno tener espejos en los que reflejarse y fuentes en las que beber, esas son buenas escuelas. Aquí también se puede aplicar la ley de oferta y demanda, y afortunadamente, cada vez tenemos más consumidores. Gracias a todos los que con vuestro esfuerzo, empeño y talento estáis logrando que todo esto sea posible.
Está claro que aquí faltan muchos, pero como ya se ha explicado, cuando se trata de reuniones, siempre falta alguien.
Abrazos

Rubén dijo...

Dicen las afiladas teclas, que si lees el famoso micro de Monterroso al revés y añades la onomatopeya del pájaro pinto cada seis sílabas del texto, se escuchan los rugidos del protagonista. Es magia negra, te lo digo yo. Magia blogger.

Esteban Dublín dijo...

Suscribo todo lo que dices, Manu. Me parece una de las aproximaciones al debate más acertadas. Un abrazo grande. Y valga para decir que Matrioskas es uno de mis micros favoritos de la antología.

Mita dijo...

yo si hay ángel de la guarda y ositos de peluche voy, incluida la misa satánica.
A mí me parece maravilloso que la gente cree, escriba, aprenda, desaprenda, lea...Mientras más, mejor.
Besos

Rocío Romero dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Manu,
y con el resto de los comentarios, especialmente con Pablo, que rompe una lanza (grande) a favor de la convivencia armónica.
En mi caso, el cariño recibido y las lecturas en casa de otros amigos microrrelatistas son el mejor incentivo para seguir. Al margen ya de si somos muchos o pocos o de si todo lo que se escribe y publica es excelente o no (que desde luego que no).
La verdad es que el género tiene aún mucho que contar y creo que los lazos entre nosotros favorecen el florecimiento de éste.
Nos vemos en la megaquedada que es uno de los grandes inventos desde la rueda. Bueno, menos útil pero mucho más divertido, dónde va a parar ;-)
Besos a todos

ANTONIO SERRANO CUETO dijo...

El debate sobre el microrrelato no ha hecho más que empezar, Manu. Y, en efecto, la abundancia no significa necesariamente calidad. Lo bueno sería, sin más, dar cierto nivel. Un abrazo.

Arte Pun dijo...

Me apunto a lo que dice Agus, para no repetir.

Enhorabuena a todos los premiados. Me parece una idea muy buena la antología que se presenta, y el nivel alto. Puede servir de referencia.

¿Dónde se puede ampliar la información de la macroquedada?

Saludos

manuespada dijo...

La quedada es el 18, pero creo que aun no hay fijado sitio. Eso si, será en Madrid. En cuanto sepa algo lo pondré en el blog.

depropio dijo...

ArtePun, si te interesa y tienes Facebook, puedes pasar por aquí https://www.facebook.com/events/211389545611326/

Manu, lo del concurso de micros tópicos me lo apunto, que ando buscando ideas para ese día...

manuespada dijo...

Ok, Depropio, puede estar gracioso.

Anónimo dijo...

La blogosfera es muy grande y creo que cabemos todos...Unos sois buenísimos y otros disfrutamos y aprendemos de vuestras letras.
Es un placer poder leeros a todos juntos en esta antología.

Besos desde el aire

Rosa

Laura dijo...

Excelente esta reseña que publicas hoy Manu. Para los recién llegados al microrrelato, nos gusta leer de las opiniones de los más veteranos.

Esa quedada en Madrid parece de lo más prometedora....

Un abrazo.

Leeré esa antología, que no hay mayor placer para el escritor, que al final "le lean"

Belén dijo...

¿Y yo puedo ir?

Besicos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Lamento no poder compartir con vosotros el aquelarre del 18 de febrero, Don Manu; pero sin embargo celebro acompañaros en esta recopilación.

Un abrazo,

Juan Ojeda dijo...

Pues sí, andando los caminos de aquello que se publica por Internet sin dudas el mundo del microrrelato es uno de los más ingeniosos y a la vez donde más camaradería se ve entre sus integrantes (lo dice alguien que mira de afuera el maravilloso ritual).

Con respecto a las críticas siempre hay que tener mucho cuidado con el oído que se les presta; Yo (como posible muestra de lo menos masivo puesto en un blog) creo que en literatura especialmente hay un enorme prejuicio hacia aquello que es masivo o popular; entonces muchas veces se juzgan autores y obras por esta característica más que por una lectura constructiva de los textos.

Celebro el aquelarre de brevedad... un fuerte abrazo desde Argentina.

Fernando Martínez dijo...

Yo todavía ando quitándome de encima restos del cascarón, así que no me he visto con suficiente Camino recorrido para elegir un relato cómo favorito. Sin embargo lo que he leído de la antología me ha parecido muy, muy bueno. Todavía no la he acabado pero me atrevo a decir que la elección de los relatos es estupenda. El de Manu, con ese barco humedeciéndose entre fideos es increíble. Los de Ginés, Jesús, Xavier, Pedro y tantos que no nombraré para no repetir el índice de la antología, son buenos, antológicamente buenos. Así que gracias a los autores y a los Sres. De IM por darnos la posibilidad de leerlos juntitos.

manuespada dijo...

Belén, debes ir!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Espero que lo disfruteis mucho y a todos los que estais en la antología, os felicito con todo mi entusiasmo.
Besicos muchos.

Propílogo dijo...

Qué razón tienes, Manu. Ya hemos hablado a veces de que cualquiera puede escribir un buen micro, de que mantener la calidad supone un esfurezo escritor y lector, y de que hacer público este proceso demuestra ganas de progresar y de aprender, a la vez que de mostrar y comparar -por qué no.
La deserción bloggera puede provenir de un error de base que se borrará con el tiempo. Tal vez antes tenían blogs los que ya llevaban tiempo escribiendo, lo cual podía hacer suponer una cierta calidad a priori. Tal vez ahora uno hace el blog y luego escribe, lo cual obliga a eliminar el prejuicio, y a filtrar más duro y más a menudo. Igual que antes todas las noticias se suponían ciertas, igual que antes se suponía experto al que escribía en la wikipedia...
Me quedo con la conclusión de Ana: se ha leído muchísimo.
Respecto a la quedada, mi calendario me expulsa de Madrid antes del evento; otra vez será.
Abrazo
Gabriel

manuespada dijo...

Antonio, perdona que no respondiera antes. Estoy de acuerdo en ponerse un nivel, siempre gay que intentar superarse. Eso si, no caigamos en el elitismo intelectual sobre quien puede escribir o no, eso tampoco. Pero la autoexigencia, por supuesto. Un abrazo.