5/24/2011

TIMIDEZ


Pinchar dos veces en la imagen para leer el texto en grande.

31 comentarios:

manuespada dijo...

Hay pocas cosas más íntimas que subrayar un libro. Hace poco me pasaron un libro con frases y palabras subrayadas. Siempre que se lee algo subrayado en un libro da que pensar sobre la personalidad del lector que lo ha subrayado. ¿Por qué subraya esta palabra o esta frase y no otra? Subrayar un libro es como desnudarse, y entregarlo a alguien subrayado es como hacer un striptease.

Javier Puche dijo...

Qué bueno, Manu. Una belleza.

Elysa dijo...

No deja de ser una manera original de conseguir una cita, y un lugar muy apropiado para encontrarse. Muy buen título.
Besos

Alberto Flecha dijo...

Si me pasas eso en una biblioteca, me caso contigo, no se hable más.
No, en serio, es muy original, encima tu comentario al pie y el título lo redondean haciéndolo perfecto.
Bravo, Manu.

Mónica Ortelli dijo...

Me encantó el cuento 'visto' en esa página de Darwin, justo en esa.
Acuerdo con vos en lo del subrayado, es como develarse o al menos indicar el camino por donde uno marcha.
Felicidades por tu libro que acabas de presentar.
Un abrazo.

Rosa dijo...

Una preciosa manera de proponer una cita.
Estoy de acuerdo contigo, es desnudarte ...en palabras.
Saludos desde el aire
Rosa

Víctor dijo...

Ahí te doy la razón. Yo los subrayo todos los míos, y les añado notas en los márgenes y todas esas cosas. Con lápiz, eso sí, que parece que duele menos. Y sí, si presto uno me da como cosa mostrarme desnudo, enseñar mis debilidades, tú lo has dicho.

Por lo demás, y lo demás es el experimento que acabas de hacer, me parece sobresaliente. Además, te salió un texto redondísimo. Quizás ni eligiendo tú las palabras a tu gusto te hubiera salido así ;) Y ya no comento nada de la adecuación de fondo y forma, y todas esas cosas, porque seguro que se hinchan a repetirlo por aquí abajo.

Anda, Manu, un abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Completamente de acuerdo Manu, me horroriza verme obligada a prestar un libro que ya subrayé. Sé que, sin proponérmelo, he destacado mis obsesiones, mis deseos, mis miedos.

Extraordinaria idea!!!!

Un abrazo

AGUS dijo...

Una idea excelente, Manu. Siempre en vanguardia. En este caso, la técnica de escritura podría asemejarse a la que utiliza el escultor ante el bloque de mármol. La escultura esta ahí, pero hay que ver su forma, moldearla y extraer todo el material sobrante hasta llegar a ella. Genial.

Abrazos.

Maite dijo...

Genial Manu, las palabras no podían haber sido mejor elegidas y además resultar las más adecuadas. Recuerdo que hace algún tiempo, utilicé esta táctica, la de hacer frases partiendo de textos, como un juego, aunque realmente lo que hacía era decir cosas que no me atrevía a decirlas en serio o en alto ;)
Abrazos

Puck dijo...

Me encanta!!! Y no sé qué me gusta más, si la idea, el formato o el comentario al pie. La pena es cuando entregas a alguien el libro subrayado y no te lo devuelve!!!
Saludillos admirados

Ángeles Sánchez dijo...

Me ha gustado este experimento, podría ser el comienzo de un relato más largo.
Respecto a lo de subrayar los libros, totalmente de acurdo con lo que dices, es desnudar el alma.

Un abarzo

manuespada dijo...

Gracias por los comentarios. Ángeles, has dado en el clavo, se trata del germen de un texto más largo que tengo ya medio pensado. Abrazos.

Jesus Esnaola dijo...

Estupendo, Manu, siempre buscando el más difícil todavía. Y me encanta que el fragmento-piedra del que sacas el texto-escultura sea "El origen de las especies"; veo una fina ironía en que la evolución nos haya llevado a estar más comunicados que nunca y, a la vez, encontrar más dificultades que nunca para decir lo que sentimos.

Chapeau!

paulalapido dijo...

Qué preciosidad Manu, me encanta!!!

La Zarzamora dijo...

Hubo un tiempo en el que el subrayado era una manera de decirse muchas cosas.
Eres de una originalidad bestial.
Siempre me sorprendes.
Besos, Manu.

Torcuato dijo...

Seguro que lo has puesto en práctica alguna vez, je, je.
Me voy a cerrar la boca.
Un abrazo admirado, Manu.

Celsa Muñiz dijo...

¡Que ingenioso!.
Me quito el sombrero ante usted, Don Inventor-de-sueños.

No Comments dijo...

Bravo, bravo. Tus experimentos se salen. Muy originales, sacas petróleo de la nada. Excelente.

Un saludo indio

Daniel Sánchez dijo...

jejejeje

Genial, extraordinario, como siempre creativo.

Enhorabuena por la idea Manu.

Anita Dinamita dijo...

Qué grande eres, Manu.
Un texto maravillosamente rescatado. Si digo que no subrayo los libros quedo fatal, no?
Abrazos

Pablo Gonz dijo...

Un excelente micro, Manu. A través del estudio de la forma has logrado que una historia común se convierta en algo extraordinario.
Un abrazo admirado,
PABLO GONZ

Belén dijo...

Una vez un admirador me pidió la calculadora y en la memoria puso su teléfono... ¡qué mono!

Besicos

ernesto ortega garrido dijo...

Qué bueno manu!!! Genial tu comentario sobre lso subrayados. Da para un ensayo.

Otra vertiente son los que dejan notas, mensajes, incluso billetes de loterías en las páginas de los libros, antes de devolverlos a la biblioteca.

Mita dijo...

Me encanta, yo siempre subrayo...
Besos

bicefalepena dijo...

Buen micro, aunque ya estaba escrito, tú solamente lo has destacado.
El final, completamente inesperado...

Un abrazo

Gemma dijo...

Muy


bueno

,
Manu.
Besos

Pedro Alonso dijo...

Cuando ya empezaba a pensar que no era posible rizar más el rizo en un micro, te sacas esto de la chistera. Es genial, me has vuelto a dejar con un ¡Oh! en la boca. Abrazos, Maestro.

Gaela dijo...

Precioso Manu!!! Hace años, cuando mi novio de entonces se fue a la mili, le regalé 3 libros que había subrayado pensando en él... (cursi, lo sé, pero... tenía 20 años!!!) :)

Sandro Centurión dijo...

original y por ende espectacular. SAludos

Albajara dijo...

Vi en enlace en el Facebook, por mediación de Pablo Gonz y me no he podido resistirme a decirte que me parece muy bueno. Confieso que empecé a leer a Darwin y lo deje a mitad, pero luego caí en la cuenta de las palabras subrayadas, y entonces sí, lo entendí.
Enhorabuena por la originalidad.

Un saludo