12/08/2010

FICCIÓN


Comprobé que tenía la línea de la vida demasiado corta. Diminuta, diría. Me asusté. Cogí una navaja, e imitando al héroe del cómic, hundí el filo de la hoja desde la mitad de la palma de mi mano izquierda hasta el final del antebrazo. Y ya ven, morí desangrado a los diez años sobre un tebeo del Corto Maltés. Desde mi muerte no leo ficción. Me limité a inventarme un personaje que, de vez en cuando, escribe en este blog.

31 comentarios:

Raquel dijo...

Por fin entiendo eso de Manuespada

Puck dijo...

Me gusta tu personaje. Consiguió una laaarga línea de la vida más allá de la muerte. Saludillos

Maite dijo...

Ahora lo entiendo todo, ya me parecía a mí que tú no eras de carne y hueso :-D ¿no ponía en el tebeo esa advertencia de "no hacer en casa bajo ningún concepto"? En fin, supongo que hay destinos que son inevitables, ¿no?, línea corta, vida corta, aunque intentes alargarla. Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

LA VERDAD MANU ES QUE A VECES TENEMOS QUE REHINVENTARNOS LA VIDA PARA SOBREVIVIR.
MU IMAGINATIVO Y SUGERENTE EL MICRO, ¡ME HA ENCANTADO!

Besicos muchos

Belén dijo...

Voy a ser sincera, jamás he leído ese cómic... y son varios los que me lo han recomendado, así que lo buscaré, lo buscaré...

Besicos

moderato_Dos_josef dijo...

que bruto jajajaj. hay algunos que son casos perdidos.
en cuanto a Corto Maltés hubo una época que me encantaba, fue mi época de comics...
UN abrazo.

Araceli Esteves dijo...

Veo que desde la muerte te las apañas muy bien para hacernos sonreir.

Elena Lechuga dijo...

todos somos ficción, ¿habrá más realidad que ésa?

AGUS dijo...

Qué bueno. En la última frase me has cogido totalmente desprevenido. Tiene algo este micro que engancha. Quizás que condensa muchísimo en apenas unas líneas y que tiene muchos puntos de fuga distintos. Fantástico.

Una abrazo.

virgi dijo...

Morir acompañado de Corto Maltés es un lujo...¿lo sabe Hugo Pratt?

Besos besos

Zorro de Segovia dijo...

pues que no te dé por ponerte la raya en medio ... a ver sí te da por hacértela con hacha

Claudia Sánchez dijo...

Excelente micro Manuel! Me gusta cómo escribe tu personaje eh?
Saludos!

Arún Balani dijo...

Hola, he llegado hasta aquí gracias al blog de Belén in Red, en el cual se te nombra en un artículo dedicado a tu libro "Fuera de temario".
El enlace me llevó a una entrevista tuya en la que nombrabas el blog.
He leído unos cuantos micros y sinceramente, me enganchaste. El de la "Rueda de reconocimiento" es brutal. No me extraña que ganaras.

Nada más, sólo decirte que me alegra saber de la existencia de tu arte y creatividad, que buscaré tus libros en las tiendas y que no será ésta la última vez que pase por aquí.

Un abrazo.

Juan Vásquez dijo...

Me gustó mucho, sobre todo eso de alargar la línea de la mano y la de la vida a la par.

Alice se perdió dijo...

Me gusta cómo le das la vuelta a los calcetines.

Besos,

Torcuato dijo...

Claro. Es que la vida termina en la mano. Si seguimos, llegamos al más allá.
Un abrazo, Manu.

woody dijo...

Ese Coto Maltés...

Unmasked (sin caretas) dijo...

Ahora tiene sentido tu nombre. un abrazo

PEtra

Raúl dijo...

Te falta (nos falta) ese punto canalla que tenía Corto. Por lo demás, somos personajes... como él.

Pd.- Ojito el sábado, que no estaré yo para controlar el estropicio.
Sonrío.

Carlos Añejo dijo...

Van Gogh decía que la línea de la vida se dibujaba detrás de la oreja, y no en la palma de la mano.

También era un tío que tenía talento.

Además de una navaja.

David Figueroa dijo...

Qué vueltas le das, qué divertido lo haces! Muy bien Manu.
Un abrazo.
David.

Gemma dijo...

No es mala muerte ésta de ser protagonista principal de un microrrelato, ¿no te parece?
Un abrazo

Gotzon dijo...

Me encanta Corto Maltés.

Por cierto, hoy me ha llegado "Fuera de temario" espero empezar con el pronto, un abrazo.

J. G. dijo...

como yo creo, me inventé también.

excelente

Jesus Esnaola dijo...

Jejeje, al final por algo era corta tu línea de la vida... física. Sin embargo, tal vez esta vida inventada tuya te haga ser más recordado de lo que esperabas.

Abrazos, Manu.

R.A. dijo...

No hay mejor manera de alargar la vida que convertirse en personaje de ficción. Si ya decía yo...


Abrazo!

Masakoy dijo...

Tienes que dejar de matarte que si no al final mueres, jejeje.

Hasta el infinito y más allá, amigo de la próstata :P

Iván Teruel dijo...

Extraordinaria superposición de planos, fantástico juego de espejos explorando la dimensión metaliteraria de la literaturaa través de la fantasía. Y no es la primera vez. Además, como siempre, las palabras se deslizan con una gran naturalidad ante los ojos de quien lee.

Me intranquiliza, sin embargo, la interrogante que me surge después de su lectura: ¿de verdad hay que estar muerto para empezar a escribir bien?. Aunque, por lo que parece, tampoco se vive del todo mal estando muerto :)

Saludos.

JOAKO dijo...

¡Carámba!
a mi también me gusta el corto, como alter ego lo escogí.

letrasdeescarcha dijo...

Porque eres capaz de reescribir cualquier cosa. Un abrazo.

mi nombre es alma dijo...

Si la línea de la vida es corta, no importa que leyamos ficción, tarde o temprano nos desangraremos.