11/25/2010

LA PROMESA


A mi hermana y a mí, desde pequeñas, nos encantaba construir castillos con los cubos y las palas que nos regaló papá. Cavábamos profundos fosos en las dunas y esculpíamos elaboradas esculturas con forma de camello. Cuando llegamos a la adolescencia, hacíamos top less bajo la sombra de nuestra pequeña jaima. Hoy hemos enterrado a papá en la arena. Porque siempre nos había prometido ir a la playa algún verano. Porque nunca cumplió su promesa.



Reseña en "El Adelanto de Salamanca" sobre "Fuera de temario":

15 comentarios:

AGUS dijo...

Primero, enhorabuena por la reseña. Supongo que debe ser muy emocionante sentirse profeta en su tierra. Luego, decirte que me gustó mucho el micro. Especialmente, ese doble final con el que juegas con el "Porque siempre", "Porque nunca". También, todo el humor negro no exento de ternura que recorre el texto de cabo a rabo. Por último, decirte que ya estoy disfrutando de "Fuera de Temario".

Un abrazo.

woody dijo...

Ese papá malvado... Ojito, ojito

Víctor dijo...

El micro no me acabó de convencer, Manu. En mi opinión, los acontecimientos se precipitan demasiado rápido hacia el final.

Lo que sí me convence, y mucho, es tu "Fuera de temario". Me habré devorado la mitad, más o menos. Y ya puedo confirmarte (porque tú ya lo sabías) que hay cuentos buenísimos.

Nada, pasa buen finde, Manu.

manuespada dijo...

Agus, me apetecía escribir algo en un tono menos "fantástico", veré si sigo en esta línea o vuelvo a la habitual. Veremos.

Woody, las malvadas son las hijas...

Víctor, este micro me ha costado bastante parirlo, no lo tenía muy claro, me imagino que eso se nota en el resultado. Me alegro de que te guste mi "Fuera de temario", eso, para mí, ahora es lo más importante.

Maite dijo...

Enhorabuena por la reseña, el Fuera de Temario va como la espuma. Yo ya te dije que lo había terminado y ahora estoy convenciendo a mi hermana para que se lo lea, ya te contaré que opinión arroja una mirada inexperta en cuentos y micros, aunque te debo decir que yo lo he "vendido" muy bien, porque a mi me ha gustado mucho.
A mí me gusta verte también en este registro más real y de contenido en cierto modo social.
Un abrazo

manuespada dijo...

Maite, ya me contarás la opinión de tu hermana, la espero con ansiedad. Un abrazo.

Andreas Luján dijo...

He caído por tu blog dando tumbos, pero me alegro. Felicidades por la reseña y felicidades por "la promesa". Me gustó su desarrollo y su desenlace, muy bueno.

Saludos.

Belén dijo...

Estás que te sales, querido... y no sabes cuánto me alegro :)

Besicos

Acuática dijo...

Pues yo tu libro lo comienzo esta semana. Ya te contaré qué tal. El micro me ha gustado también, a ver cuándo sale esa antología molona...
Por cierto, di a los editores del periódico donde sale tu entrevista que la próxima vez saquen las fotos menos pixeladas...
Besos
:)

moderato_Dos_josef dijo...

Dios mío! que hijos tan adorables. Un micro excelente.
Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Muchas felicidades por la reseña, Manu.
El relato como siempre, me ha gustado.

Besicos muchos

R.A. dijo...

Manufíjate, a mí este aunque vaya por el realismo me parece tiene aliento poético y la imagen delas niñas Bereberes o Saharauis con bañador emulando una playa en pleno desierto me parece muy plástica.

Quizá necesite una revisión, de la mitad hacia el final( que le entierren como parte de ese juego de muchos niños en l aplaya de verdad y por eso el padre se deje sin imaginarse la que le espera. pero la última frase no la toques que es perfecta, lapidaría.
No lo deseches, me gusta.

manuespada dijo...

Rosana, has dado en el clavo, eres un hacha.

mison dijo...

Mi padre siempre me prometió comprarme una bici si aprobaba, pero nunca me la compró, jejeje. Sin embargo me ha dado mucho más que eso, me ha dado esto:
http://masdemison.blogspot.com/2010/11/imagine.html

Romek Dubczek dijo...

Me estoy leyendo todas las entradas que tienes y me encantan.