11/15/2010

EL ANTOJO

El viejo conde decidió someterse a una transfusión completa. Echaba tanto de menos la sopa de ajo...









P.S.: Hace unas semanas descubrí a través de El País el blog de un tío que hace críticas literarias brutales, pero llenas de sentido común. Entre sus lectores se encuentran los propios vilipendiados, como Vila-Matas o Andrés Neuman. Echad un vistazo. Su último post no puede ser más acertado, el de la conferencia sobre Literatura. ¿Por qué coño hacer soporífero lo divertido? La Literatura es divertida, pero hay quien se empeña en hacer de ella algo solemne, como una misa del Papa, y eso, resta lectores y no anima a leer a quien nunca lee. Entre la publicidad que suelen hacer para vender libros y la solemnidad con la que se habla de ellos, no me extraña que no se lea en este país. Los anuncios de libros suelen ser una voz en OFF viejuna que te lee cuatro frases del texto y una solapilla roja en la que pone cuatro chorradas que han dicho en algunos periódicos de tirada nacional, al estilo "Un libro sorprendente", "Una obra llena de magia". Por no hablar de la foto de los autores en la solapa: un jersey de cuello alto y ¡una estantería llena de libros detrás! En plan, ¿habéis visto la bliblioteca que tengo en casa? ¡Con la de cosas que se pueden hacer sin ser rancios! La Literatura no tiene por qué venderse así. Creo que voy a montar una productora de tráilers para editoriales, y además, en el próximo libro pondré detrás de mi retrato la estantería de un amigo que colecciona pelis porno. Con lo poco que me gusta posar. En fin, os dejo el link del blog:

http://lector-malherido.blogspot.com/

25 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Se desvampirizó! buena jugada, la sopa de ajo lo merece!
Abrazos

Maite dijo...

Hoy soy yo quien debe dar las gracias a Anita, porque debo decir que andaba un poco perdida, ahora ya lo veo clarito, clarito. Y es que hay algunos vicios que están por encima de otros.
Un abrazo, Manu

La Zarzamora dijo...

Fue un antojo o un antajo??
Muy bueno, Manu.
Besos

Torcuato dijo...

Quería tener las defensas altas para enfrentarse a su gran debilidad.
Un abrazo.

Víctor dijo...

Joder, Manu....

AGUS dijo...

Me gustán estos micros tan divertidos que apuntan directamente a la yugular - o en este caso el estómago - de la condición humana. Muy bueno.

Un abrazo.

David Figueroa dijo...

Jajajaja... qué bueno. Fantástico sentido del humor, me gustó mucho.

Baizabal dijo...

Muy bien, el micro y la noticia del blog.

R.A. dijo...

Piuf Manu se hizo una diálisis para limpiar la sangre y poder comer sopa de ajo con lo rica que está en invierno cuando fuera hace un frío que pela(sobre todo en Transilvania!) :)
Y lo comentas de la literatura estoy totalmente de acuerdo contigo.
Ahora le echo un vistazo al blog

Alberto Flecha dijo...

Yo, por unas sopas de ajo, haría lo mismo. Sin duda.
Un saludo, Manu.

manuespada dijo...

RA, precisamente la duda que tengo con este micro es si cambiar la palabra transfusión por "hemodiálisis", que sería más correcto, pero también más técnico, y seguramente, menos literario. Hummmm...

No Comments dijo...

Si es que nunca estamos contentos con lo que tenemos, siempre deseando lo que carecemos.

Un saludo indio

R.A. dijo...

No deja transfusión que es más literario. En el Drácula de Coppoloa(qué peliculón, por cierto) cuando la amiga de Mina está anémica perdida le hacen una transfusión, un pupurri de todos sus pretendientes.
En plan técnico con hemodiálisis renuevas la sangre pero con una transfusión a lo bestia, también.
En plan muy moderno, muy moderno puede ir a que le corrijan mediante las últimas técnicas en medician molecular el gen que le provoca el rechazo al ajo(ya sabes que ahora "todo" es genético hasta la adicción qué sé yo a las pipas...).
mmmmm digo yo también...

Jesus Esnaola dijo...

Si algo hace interesantes a los vampiros es su añoranza de la humanidad perdida... y representar ésta como una sopa de ajo me parece brillante.
Y ni se te ocurra escribir hemodiálisis (¿de verdad sabes escribir ese palabro?)
Me parece.

Un abrazo, Manu.

BB dijo...

Al pobre Conde le aburría ya su eterna dieta, como a los chinos que exclaman todos los días delante de su plato: ¡¡¡aló, otla vé!!!
...mmmm...una sopita de ajo, bien vale un recambio...
Besos
BB

woody dijo...

Es que tus influencias charras son incuestionables. ¡Qué tío, sopas de ajo! (qué buenas, por cierto).
Abrazos

MANUEL IGLESIAS dijo...

Gracias Manu por la recomendación. Me considero un lector "malherido".Cuantas decepciones me he llevado de los críticos literarios.
Las sopas de ajo no decepcionan nunca. Un saludo

Miguel A. Zapata dijo...

Buen micro, Manu. Por cierto, me has matado: yo también tengo fotos mías circulando en blogs y antologías con jersey negro y biblioteca detrás. Para la próxima, me pongo una de tirantes de AC/DC y un fondo de whiskería de Benidorm. Un abrazo.

Belén dijo...

Me gusta tu micro aisss si es que eres todo un maestro!

Besicos

manuespada dijo...

Miguel Ángel, ya soy fan tuyo, pero si haces eso en tu próxima foto de libro, te levanto un monumento (con la camiseta de ACDC, claro).

Gracias a todos por pasaros por aquí. Un abrazo.

Mita dijo...

Ah, Malherido, ...lo conocí a través de Lansky, pero es bastante negativo...a veces. Como un niño jugando a ser radical...Al fin y al cabo Malherido está sentado en una silla delante de su ordenador...Arreglando dura y sarcásticamente el mundo,arrastrándose por el barro... sí...Pero sentado :)))
Decía Javier Marías que no soportaba a los escritores que se quejaban de lo difícil y doloroso de la literatura...Si te duele para qué escribes...Y que la literatura tenía que ser un poco lo mismo que tú cuentas en tu post
( Ya he pedido tu libro y estoy esperando a que me llegue!!)
Besos

Sinsellos dijo...

Tu micro confirma el poder sanador del ajo.

Ni se te ocurra poner hemodialisis.

Muchas gracias por el enlace, muy muy interesante.

Ah, y yo poso con un acantilado detrás, soy más de Cumbres Borrascosas.

Un beso

Pedro dijo...

Más que un antojo ocasional, yo veo a este conde cambiando de vampiro a humano y viceversa durante toda la eternidad. Ahora es la sopa de ajo, luego añorará la sangre de una de aquellas vírgenes, después el revuelto de ajetes... Otro caso más de identidad confusa. Marca de la casa.

Un abrazo.

Alice se perdió dijo...

Mientras no te pongas delante de la bandera de la 3ª caña... :-)

Igula que tú, pienso que el mundillo literario de las editoriales potentes es de lo más casposillo.

Besos!

mi nombre es alma dijo...

Con la literatura ocurre como con la música (más o menos clásica) y con las matemáticas, se hace, se explica, se publicita de manera tan arcaica y aburrida, que no es extraño que poca gente tenga interés.