8/16/2010

SERIE ESPEJISMOS (CUENTO REALISTA)

Me quité las vendas cuidadosamente, como un pintor cuando retira la tela que cubre su obra maestra. Me habían operado para eliminar las horribles cicatrices de nacimiento que me produjo aquel parto tan traumático. Estaba guapo. Impresionante. Incluso me habían hecho un hoyito en la barbilla, a lo Kirk Douglas. Mi hija entró en la habitación entusiasmada. —¡Papá! —gritó. Cuando me giré hacia la niña, se quedó perpleja. —¿Te gusta mi nueva cara? —pregunté. Reconoció mi voz y rompió a llorar. Quise consolarla, pero salió corriendo. —¿Tú quién eres? —gimió antes de salir de la habitación. Miré mi nuevo rostro fijamente, rompí el espejo de un puñetazo y cogí el trozo más afilado.

20 comentarios:

Jesus Esnaola dijo...

Terrible, como la vida misma. Nadie mejor que un niño para decirte quién eres. Perdona la licencia pero tras años con perilla me decidí a afeitármela. Fui a recoger a mi sobrino, que tendría cuatro años y se echó a llorar. Cuando le pregunté si no estaba guapo el me dijo muy serio que sí, que estaba guapo pero no era yo.
Otro estupendo micro de espejos al saco.

Un abrazo.

Anonima Mente dijo...

Un relato duro, y realista. Tendriamos que aprender a aceptarnos tal y como lo hacen los niños, a los que no les importan las cicatrices ni los defectos, y nos piden a gritos que sigamos siendo nosotros mismos.
Un saludo Manu
(¿quien no ha llorado de niño por que su madre se habia cortado el pelo?

Patricia dijo...

Elige a su hija antes que a sí mismo: gran padre el de tu cuento. Un gusto haberlo conocido.
Saludos

Maite dijo...

Muy buena vuelta de tuerca al tema de lo que realmente vale, y de la verdadera esencia de las personas. Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Mejor amor que hermosura.

Xuan dijo...

Qué bueno.
Muy duro, realista y cruel.

Anónimo dijo...

Este micro lo leí con otro principio(pueder ser la frase con la diste comienzo a la temporada 2009-10 de ReC?) Lo importante es que me sigue gustando mucho, y de esta serie de espejos, de momento, es uo de mis favoritos. R.A.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Excelente Manu.A mis hijos les sorprendió mucho la deparición de una barba secular que debieron de tomar por un componente en la personalidad paterna. Los chicos siempre dicen lo que piensan. Un saludo. ¿Sabeis alguno algo de una fiesta bloguera cerca de Zamora, Salamanca, o aledaños ? un saludo

Belén dijo...

Si seguro que para su hija era el hombre más guapo de la tierra!

Besicos

Claudia Sánchez dijo...

¡Excelente Manu! Otro espejazo de realidad.
¡Saludos!

Francisco Machuca dijo...

Muy bueno.
Existe un cuento muy antiguo que se desconoce al autor pero que a mí me gusta mucho.
Un hombre va caminando por el desierto.Es extremadamente feo y jamás se vio en un espejo.Se encuentra con un trozo de espejo entre las dunas.Lo coge y lo mira y vuelve a tirarlo diciendo:
-No me extraña que lo hayan tirado.
Un saludo.

Pablo Gonz dijo...

Realista, hiperrealista, tremendista y más allá.
Un abrazo,
PABLO GONZ

mi nombre es alma dijo...

Que quieres que te diga, ser guapo no está mal. Tarde o temprano lo que uno es aflora, y el niño necesitará dinero para la play. (sonrío)

BB dijo...

Nos acostumbramos a lo cotidiano, a lo confiable. Esa niña no necesitaba otro padre. Tuvo que devolvérselo...
Estupendo, Manu.
Un beso
BB

Esteban Dublín dijo...

Excelente.

josé manuel ortiz soto dijo...

Quizás fue terrible saber que ya no era él.

Saludos.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Los niños saben mirar...

Muy bueno,me gustó.

Paso, paso, hoy dejo rastros y saludos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Si es que a veces somos un desastrico y nunca estamos conformes con lo que tenemos. Si los niños solon ven el interior de sus padres, ¿por qué no lo pensaría?

Besicos muchos

Juanma dijo...

Me lo compro. Siempre odié las operaciones que sólo sirven para arreglarte la carita. ¡ Sálvame de ellas !


Salud.

Juanma dijo...

Me lo compro. Siempre odié las operaciones que sólo sirven para arreglarte la carita. ¡ Sálvame de ellas !


Salud.