10/02/2009

¿MADRID OLÍMPICO?

Siempre he odiado el fútbol. Desde que era un niño. Es algo que siempre me ha condicionado, era (soy) un bicho raro. Quizá para compensar, me pasaba el día corriendo en solitario. Y me hice mediofondista. Mi sueño siempre fue ser campeón olímpico de los 1.500 metros. Creo que es el único sueño de verdad que he tenido en mi vida. Entrar en la meta cn los brazos abiertos y recoger la medalla a moco tendido mientras sonaba el himno. Llegué a entrenar muchas horas a la semana. Incluso coseché algunos éxitos más o menos importantes en categorías juveniles, y en la provincia, claro. Teníamos un compañero que era un guarro, pero fue el único que estuvo a punto de ir a las Olimpíadas. Siempre ganaba la San Silvestre. Se quedó a las puertas. Lo llamábamos "El Olímpico", y corría mucho, pero era un friki. Nadie quería ser como "El Olímpico". Todos queríamos ser como Fermín Cacho. Aún recuerdo aquella medalla de oro en Barcelona 92. Aquello sí que fue emocionante. Mi entrenador había estado en dos Olimpíadas: en Los Ángeles y en Seúl, pero no aguantó el ritmo. Pero el hecho de estar ahí ya era un éxito. Con el deporte de élite pasa como todo en la vida, al final hay que elegir entre la vida o el deporte. El deporte profesional, en general, es un horror. Te roba la adolescencia y acabas por montar una tienda de deportes. Así que elegí vivir y verlo por la tele, por eso no me perdía una Olimpíada. Por eso me gustaría que ganara Madrid, para ir en persona a ver la final de los 1.500 metros al estadio. Para volver a emocionarme como con Fermín Cacho, aquel tío que ganó mirando hacia atrás cuando llegaba a la meta y que nos hizo soñar a todos los que nos pasábamos horas y horas corriendo por caminos polvorientos sin decir una palabra con la música de carros de fuego en la cabeza. Así son los atletas de fondo. Solitarios, duros y sentimentales. La soledad del corredor de fondo. Inviernos helados llenos de mocos. Cambios de ritmo. Pájaras. Pero ahí estaba la meta, al fondo. Creo que ganará Río de Janeiro. Me gustaría que fuese Madrid, mi ciudad de adopción, una ciudad que hoy está llena de controles policiales. Me han tenido media hora parado en la Castellana a las 5 y media de la madrugada. Miraban todos los coches de arriba abajo. Pese a todos los inconvenientes, para mí sería un seudosueño, una satisfacción vicaria cumplida.

PD: Posibles preguntas de Alberto de Mónaco este año:
- Dice el FMI qué todo el mundo va a salir de la crisis menos España, ejem..., estáis jodidos, ¿no?
- ¿Qué pasa con las Barranquillas? Mucha droga, ¿no?
- Dicen que Madrid es de las ciudades de Europa con más carteristas...
- ¿La ciudad está tan contaminada como dicen?
- Pero si no tenéis ni carril bici.
- Etc.

14 comentarios:

Oscar Alonso dijo...

Mu sesudo el Alberto este. ¿En qué guardería se ha licenciado?

P.D. Ole tus huevos, Manu, aquí otro ex-athleta (lo mío eran los 110 metros vallas). Y sí, medía infancia y parte de la juventud dando vueltas a una pista como un gilipollas.

Belén dijo...

Lo tiene comlicado para se sede, pero sería tan bonito!

:)

Besicos

Raúl dijo...

Yo en cambio, por vagancia y siguiendo a pies juntillas aquella máxima chusca que dice que correr es de cobardes, me hice futbolista.
Aunque sólo sea por padecer durante tanto tiempo tanta zanja, creo que os merecéis la olimpiada, joder.

Raúl dijo...

A tomar por culo de nuevo.
Seguro que el de Mónaco ha vuelto a meter cizaña, el muy...
Lástima.

Miguel Baquero dijo...

Pues has acertado, macho. Yo también creía que iba a salir Río. lo único es que esperaban que a Madrid la eliminasen la primera, y ha aguantado hasta el final.

De todas formas, si te sirve de consuelo (yo también soy madrileño) ni tú ni yo iríamos a ver la final del 1.500, a no ser que te gastes un pastón. Eso está reservado para los vips, invitados, familias, chanchulletes. Nosotros, los de a pie, como mucho hubiéramos visto el maratón al pasar por la puerta de casa...

mi nombre es alma dijo...

No ha podido ser. Mi hermano estuvo ese día, el de la medalla de Fermín Cacho en Barcelona con mi sobrino de cinco años y puedo asegurarte que es una de esas cosas que el niño (ahora no tanto) recuerda, sobre todo la algarabía de la gente en el estadio que se contagiaba a los que lo veiamos desde fuera sentados delante de nuestro televisor. No ha podido ser y hubiera sido bonito.

Un abrazo

eva-la-zarzamora dijo...

Pue va sé que no, Manu. ¿Para 2048?
Brasil, lara, lara, lara la, la.
Pero si ya lo decía Coubertin "Lo importante no es ganar, sino participar"

Besos, atleta.
Ya te imagino ahora corriendo los 1500 para llegar al estadio, eso sí, sin el coche ¿eh?.

zayi dijo...

Te escribo con la desilución de la certeza de la respuesta...a mi tb me hubiese hecho ilusión que fuese en Madrid...de pronto y hasta me hubiese animado a visitar la ciudad con la excusa de las olimpiadas...pero no, no las han tirado para el otro lado del mundo y aunque me alegro por Brasil ( es pais hermano del mío, de palabra, porque la hermandad allá está muy jodida) me he quedado con un AYYYY en el alma.

Un besito.

manuespada dijo...

Una pena, pero sinceramente, mealegro mucho por Río de Janeiro. Por cierto, estaba cantado. La rotación de continentes es una regla no escrita, pero bueno.

Lola Sanabria dijo...

Esto...pues yo lamento que no haya sido elegido Madrid porque habría salido en la tele que es el sueño de mi vida. Salir haciendo el idiota, un amor. Salir para decir que yo hago sillón boll desde hace años. (En la niñez y adolescencia era cama-cama). Y que esa noche iba a celebrarlo como todas las noches. En fin, digo como Millás, venga algarabía con el temita mientras Ruiz Gallardón nos la metía doblada con un nuevo impuesto.
Os habréis dado cuenta de que soy dura como una piedra. Descalifican a Madrid y ni una lágrima ni nada. Ya lo decía mi madre: la niña salió rara.

manuespada dijo...

Lola, no eres tan rara, ya me extrañaba que no hubiera una intervención como la tuya hasta ahora, de hecho en los últimos días el argumento más repetido entre los madrileños es el tuyo, de hecho es lo que se oía en la calle: dichosos Juegos, sólo nos van a traer más atascos, más obras, más impuestos, más... Pero lo cierto es que unos Juegos transforman una ciudad. Barcelona cambió, y para bien. Ahora, si se trata de no hacer nada, pues crucemos los brazos y permanezcamos de culo al mundo, como hemos hecho a lo largo de nuestra historia de país aislado. En cuanto a lo de Gallardón, totalmente de acuerdo, pero a ver si deja de sacar mayorías absolutas, que todo el mundo se queja y todos le votan.

Elèna Casero dijo...

Cuando me preguntan qué huiera querido ser de mayor, siempre digo lo mismo: yo quería haber ido a las Olimpiadas, correr los 1500, ganar, subir al podio, recoger la medalla y el ramo y llorar mientras escuchaba el himno.
No llegué. Tuve que decidir entre correr y trabajar. Es decir, que no tengo una tienda de deportes.
Cuando Fermín ganó yo estaba en Soria, en su pueblo y hay que ver cuánto lloramos todos de emoción.

Me sabe mal que no haya ganado Madrid, sinceramente. También pensando que Valencia era sede para la vela. Hubiera estado muy bien.
A la próxima.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, lo sabías, eh!! Esta vez no ha podido ser, pero la verdad es que hubiera sido bonito para todos los españoles, pero yo también me alegro por Rio de Janeiro, merecen que se les vea más y su presidente me resulta simpatico, creo que es buena gente y eso me gusta, a todos ellos les vendrá muy bien, ya va siendo hora de que todos los pueblos salgana flote, si se les deja, claro.
A mí tampoco me gusta el futbol ni ese mundo que rodea toda esa parafernalia.
Besicos

Lola Sanabria dijo...

A lo mejor le habría venido bien a Madrid, no te lo discuto porque, además es algo que no me apasiona, pero me parece exagerado tanto despliegue. En fin que para gustos... En cuanto a que todos votan a Gallardón, si todos se llamaran Lola Sanabria, estaría cogiendo aceitunas hace años en compañía de la avispa Aguirre la cólera de Madrid. Y con heladas.

Besos mil espada afilada. ¡Eh!, y sin virus.