10/16/2009

EL AGUA DE LOS DESAGÜES


A partir del domingo haré un anhelado viaje. Como el capitán Cook hace tres siglos, dormiré entre canguros, koalas, ornitorrincos y boomerangs. Y podré comprobar in situ si es cierto que en las antípodas el agua de los desagües gira en sentido contrario. Desde hace once años, cuando las cosas van mal, cuando la vida se convierte en la batalla de Gallípoli (El Álamo australiano), mi amiga Ainara y yo siempre decimos lo mismo: “¡Vámonos a Australia!” Las cosas van bien, pero al fin me voy a Australia. Billete de ida y vuelta. Gentileza de la cadena SER. Francino me preguntó en qué me lo iba a gastar. En nada tangible. Un viaje por el desierto. Unas zambullidas en la barrera de coral. Unos paseos por el monte Urulu, tan rojo, tan sagrado, bajo un rojo atardecer. Con el sonido de el didjeridu aborigen de fondo. Lo único tangible que queda de los viajes son las fotos y los recuerdos. Hasta que te olvidas de todo. Y vuelves a mirar las fotos. Hay quien dice que no se lo gastaría en un viaje, sino en una cosa. Al fin y al cabo la Literatura tampoco es tangible, así que me quedo en tablas conmigo mismo. No he construido nada material y nada material me llevo. En la maleta de viaje, tres libros: “Desgracia”, de Coetzee, “Cazadores de letras”, de Ana María Shua, y “El instinto”, de Sergi Pàmies. Nada de Risto, candidato al Planeta (no sé de qué me extraño a estas alturas). También la cámara de fotos, claro. Si tengo tiempo y ganas colgaré alguna en el blog, como si fuera una ventana al otro lado del planeta. Con Internet puedes meter la mano en una alcantarilla de China y aparecer en NY. Cuando los ingleses formaron sus colonias en Australia el viaje sólo era de ida. Era una isla prisión. Las cárceles eran barcos viejos. Esos reclusos construyeron un país. Como si la cárcel de Topas creciera hasta el tamaño de un continente isla. Me pregunto si algún día cogeré un billete tan sólo de ida. Quien sabe. De momento me daré unas vueltas, como el agua de los desagües. De momento volveré. Como los boomerangs.

18 comentarios:

Raúl dijo...

Recuerdas lo que decía al respecto de tu destino el personaje de "Los lunes al sol", verdad.
Decía que Australia está en nuestras antípodas. Y ya lo dice la palabra: An-ti-podas, es decir, lo contrario.
Buen viaje.

leo dijo...

¡Hola!
Llego justo cuando te vas. Y he de confesarte que un poco de envidia sí que siento. Australia. Espero que lo pases muy bien y que no intereceptes el camino de ningún boomerang.
Un saludo y buen viaje.

Belén dijo...

Pásalo muy bien por dios!

Besicos de ida y vuelta

Isabel González dijo...

Olvida. No subas fotos. No hagas fotos si te es posible. No escribas. Graba en la retina y en la piel. Vive intensamente y cuando vuelvas, nos los cuentas. Si decides quedarte, iremos a verte para que no tengas que contárnoslo.
Un besazo.
Isa

Anónimo dijo...

Enjoy the journey!!!

Cuando regreses todo lo vivido se transformará en cuentos, micros y reflexiones...

See you!!

R.A.


Lo del inglés es para ambientarte ;)

eva-la-zarzamora dijo...

Disfrútalo Manu, ya nos cuentas a la vuelta. Yo también salgo la semana que viene, pero no tan lejos.

Besos.

mi nombre es alma dijo...

Que hermoso es tu intangible. Pasátelo bien y trae esas fotos tangibles para nuestros ojos.

Un abrazo

zayi dijo...

A mi también me gusta viajar...tengo una lista de sitios que quiero conocer antes de que la artrosis me impida caminar... Me parece grandioso que gastes el dinero en eso.
Pásalo bien...y eso, muchas fotos para que recuerden lo olvidado.
Besitos.

Margaret dijo...

buen viaje!

BB dijo...

Y yo te digo que vayas tras tu
ilusión. Y sí te aconsejo que
lo escribas día a día, aunque sean
pequeños recorderis. Después los
ordenas y tendrás apresado tu
recuerdo para siempre.
Yo atesoro las crónicas que he
escrito de cada viaje. Es como
regresar, es revivir.
Y nos contarás de esa experiencia
entre canguros, koalas, dingos, ornitorrincos y boomerangs, con
los que todos hemos soñado alguna
vez y te zambullirás en su famoso
arrecife de coral...
Que tengas un viaje muy feliz,
querido Manu a esa tierra tan
inmensa, tan inmensa, tan lejana
tan lejana.
Creo que tiempo para leer no
habrá. Tus ojos no tendrán
más espacio que la maravilla
que mirarán día tras día.
Besos
BB

humo dijo...

¿Que te llevas libros? ¿A Australia?

Miguel Baquero dijo...

Joder, tío´, qué suerte. Tómate varias Foster´s a nuestra salud y disfruta mucho.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Ufff niño, que bien, cuanto me alegro!!!
Espero que lo pases muy bien y luego nos cuentes la realidad de los desagües.

Besicos muchos.

Mr Blueberry dijo...

Que envidia, tío...Pues me parece un gran viaje y una gran oportunidad, sería una pasada que sacaras tiempo para colgar algo en el blog...

Ya nos contarás que tal ha ido...

Unn abrazotes y disfrutalo

Álvaro Dorian Grey dijo...

Buen viaje y mejor regreso. Esperamso muchas fotos y crónicas oxidadas
saludosy salud

Alba dijo...

Disfrútalo y nos cuentas. Un beso muy fuerte.

manuespada dijo...

Ya estoy en Sidney, pero el viaje ha sido horrible, averias en todos los aviones. Vaya que si me ha dado tiempo a leer, dos dias de viaje. Eso si, ha merecido la pena, pese a estos teclados sin acentos. Es un pais increible en muchos aspectos, en otros, bueno, son anglosajones, que se puede esperar de mentes tan cuadriculadas, (tiene a la reina de Inglaterra en los billetes y las monedas, pero ya estoy tomando notas de todo...

ÁFRICA dijo...

Buen viaje