3/12/2009

SOBRE LOS LUTOS

Como cada mañana por estas fechas me levanto, subo la persiana y miro las vías. Aún no ha salido el sol. Las flores que han dejado las familias de las víctimas junto al muro brillan en la oscuridad. Pongo la radio del coche mientras vengo a la redacción y los editorialistas se preguntan cuánto tiene que durar un luto. Hace ya cinco años. Abro el periódico con esa pregunta en la cabeza y leo en El País que hay heridos que no tienen ni para comer. Las instituciones los han olvidado después de hacerse las fotos con ellos. Una de las que denuncia la falta de ayuda es la propia Pilar Manjón, a la que llegaron a insultar en su momento. Muchos duermen en camastros de pensiones inmundas. No todos extranjeros. Dice Benjamín Prado en una columna que uno de los que no tiene ni para comer es un fontanero que no puede trabajar porque no es capaz agacharse; tiene la espalda llena de metralla. Se pregunta qué resultado daría la suma de un obelisco de cristal y un montón de metralla que se oxida bajo la piel de un hombre herido. Parece un verso del conde de Lautréamont, pero es algo mucho peor que eso: una línea tachada del libro de la justicia. Los lutos hoy en día no son como los de Bernarda Alba, no hay que vestir de negro para acordarse de los muertos. Lorca bien lo sabe. Basta con recordar a los vivos.

10 comentarios:

Administrador dijo...

(Por favor leelo!) Gracias!

Te cuento que armamos un programa de ayuda social mundial. Y te queríamos pedir que por favor nos ayudes a recaudar fondos. No te pedimos que dones plata de tu bolsillo. Todo lo que te pedimos es que por favor ingreses a nuestro blog, o a alguno de los secundarios que creamos, y que por favor cliquees en ellos a una publicidad, solo una por blog. De esta manera generamos ingresos y esa plata la podemos utilizar para las acciones sociales. Por favor ayúdanos! Entre todos podemos cambiar el mundo!...No te pedimos que dones tu plata, porque sabemos que la gente no confía en estas cosas. Solo te pedimos tu fuerza de voluntad cliqueando en las publicidades y que nos des una oportunidad para que veas que esto sí es real!

En cada blog solo tienes que cliquear una publicidad. En cuanto más blog lo hagas más ayudarás en las acciones sociales!...Si puedes tomarte cinco minutos por día te los agradeceremos para que nos ayudes constantemente. Verás que no es plata que viene a nuestros bolsillos, sino que se reparte por todo el mundo.

MUCHAS GRACIAS!!!

Aquí te dejo nuestro blog:

www.thesocialparticipation.blogspot.com

Y alguno de los secundarios (igual en cada blog tenes el link a los otros):

www.elvideoclipdeldia.blogspot.com


www.thebestofsimpsons.blogspot.com

www.theworldcities.blogspot.com

www.laspublicidadesdelmundo.blogspot.com

www.moviesegments.blogspot.com

POR FAVOR CONTALE A TUS AMIGOS!

Sinuosa dijo...

Qué razón tienes...
La víctima desaparecerá. El tiempo borrará su desgracia como el sol las nuebes. ¿A quién le importa tras los años qué pasó con ella?
Pero el Monolito, ¿eh?
Ese estará ahí para que la historia recuerde, no su nombre, sino lo grandes que eran los que estaban en el poder cuando ocurrió.

Me gustó como lo has contado.
Saludos.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Pero no hay que olvidarlos, que razón tienes. El homenaje no es sólo para los que fallecieron sino también para los que quedan..
saludos y salud

ALMA dijo...

El luto, que es un sentimiento íntimo que llevamos o sobrellevamos como a bien podemos, se ve incrementado si le unimos la injusticia, la indeferencia, la indolencia de unos y de otros.

Saludos

Evan dijo...

Los acompaño en este nuevo aniversario...

Un beso!

K. dijo...

Yes indeed

BB dijo...

Así es, no hay que vestir de
negro para llorar a los muertos.
El negro es sólo un adorno del
dolor.
Además, ya aquellos tienen su
obelisco de cristal. Prohibido
olvidar...
Pero, de los vivos, quién se duele?
Los recuerda alguien?
BB

Miguel Baquero dijo...

Lo más grave no es que se olviden, es que sospecho que están empezando a molestar.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Tienes toda la razón. Todo forma mucha polvareda, pero en el momento que se asienta, todo se olvida. La foto es lo única que importa, lo demás es agua pasada y si te has jodido, pues mira ¡jodido quedas, que más da!
Besicos niño y gracias por poner el puntito sobre las "ies".

Alberto López Cordero dijo...

Yo tampoco olvido ese día.